Entrevista: Julián Saud, Julián Andreu y Lucas Sbora.

El intendente de Pehuajó, Pablo Zurro, analizó en exclusiva para No Nos Queda Otra que no hay diferencias entre las políticas aplicadas por el gobierno provincial y el nacional; ya que ambos practican el manejo discrecional de fondos, la compra de voluntades a través de la asignación de la obra pública, la preponderancia de la publicidad sobre cualquier otro rubro presupuestario y el violento destrato hacia las voces que plantean disidencias. “El desplome no se limita a datos estadísticos y es producto del cambio de proyecto de país. Éste que nos proponen es vergonzoso y, yo no sé por qué hay intendentes que no lo dicen, pero el de Macri es igual que el de Vidal”.

Zurro denunció que el endeudamiento tomado por Vidal en sus dos primeros años de gobierno, superará la deuda histórica acumulada por la provincia desde Dorrego hasta Scioli. Asimismo, planteó que si esto no ocupa más espacio en las pantallas, se debe a que el presupuesto de publicidad supera con holgura el de salud. Y recordó que cuando comenzaron la última campaña contra el dengue, lo único que llegó desde La Plata fueron 15 aerosoles contra los mosquitos. En contraposición a esto, subrayó que su gestión aumentó en un 58% los fondos destinados al hospital del distrito y en un 68% los asignados a desarrollo social. Al tiempo que afirmó que el endeudamiento sólo fue posible gracias a las condiciones macroeconómicas en las que recibieron el país.

El intendente sostuvo también que los fondos destinados a la obra pública a lo largo de la provincia, están siendo asignados a dedo y que se busca a través de ellos el mismo disciplinamiento que el gobierno nacional logra con los gobernadores. Y denunció que Pehuajó está siendo víctima de estas maniobras, ya que de los próximos tres años, solo tienen previsto girar fondos para 2017; y por un monto de 14 millones, a razón de $ 352 por habitante para ese año. Una cifra que consideró en extremo insuficiente. Por otro lado, señaló que estas transferencias de dinero no se deben a la buena voluntad de la gobernadora, sino a que así lo determina la ley a través de la cual consiguieron el endeudamiento.

Con respecto al modelo de país que propone la actual dirigencia, manifestó que le parece vergonzoso y resaltó como hitos en este sentido al pago a los fondos buitres, el golpe de estado contra venezuela en el Mercosur, el acercamiento a EEUU y la Alianza del Pacífico; y se preguntó en qué mundo pretende el macrismo insertar a la Argentina. En cuanto al rumbo económico aplicado por Cambiemos, opinó que las políticas ortodoxas nunca van a arribar a los resultados prometidos en campaña. “El famoso derrame que esperaban tras quitarle las retenciones a la soja no existe. Yo puedo hablar con propiedad porque Pehuajó tiene 470 mil hectáreas sembradas, y puedo asegurar que fué el negocio financiero más grande que se haya conocido en la zona. Por    que no se limitó a la quita de derechos de exportación, sino que liquidaron cosechas que guardaban hace rato en silos bolsa; que sembraron con un dólar a 8 pesos y lo vendieron cuando trepó a 16”.

Antes de despedirse, remarcó la importancia de sostener valores e ideales en tiempos de tanto cambio; y se plantó al afirmar que no hay presión que pueda torcer su camino. “La gente tiene que mantener la ideología, que no se negocia. Porque si no, pasamos al comercio de la política, que se vende al mejor postor. No está bien ir y venir. No hay que ser hipócrita, uno tiene que poder pensar distinto y decirlo. Ellos tienen los medios hegemónicos y el partido judicial a su favor y vinieron por el subcontinente. Nosotros tuvimos muy mala suerte con las muertes prematuras de Néstor y Chávez, con las que perdimos dos líderes indispensables. No es ésta la misma América Latina que la que se plantó contra el ALCA en Mar del Plata. Yo no estoy de acuerdo con lo que están haciendo y no hay apriete que me haga cambiar de rumbo”.

 

Escuchá la entrevista completa acá.

 

pz