González explicó en conversación con #NNQO que en cuanto a esta problemática, “en toda mi carrera aprendí que hay que escuchar a los chicos” y que “hay un sector de los profesionales de la psicología y de la justicia que directamente no les cree”. “Es muy paradójico, porque si uno va a denunciar el robo de un auto el seguro no responde diciendo ‘no le creo, a usted seguro que no le robaron el auto, usted lo tiró al riachuelo’, pero con el abuso sexual infantil sí pasa esto”, reseñó la profesional. A su vez, la psicóloga explicó que existe una práctica de denuncia a quienes defienden a las víctimas de abuso y que “estas cosas logran amedrentar a los colegas porque se hacen denuncias de mala praxis, cosa que inclusive han hecho contra el Hospital Fernández”. “Este supuesto Síndrome de Alienación Parental es ilegal y antiético, y con la APBA logramos que se declare a este síndrome de esta manera”, planteó González y ponderó la necesidad de construir redes entre quienes enfrentan este flagelo y a sus cómplices. ]]>