En medio de una clausura por prácticas no autorizadas, un chef experimentado prepara un libro que reúne sus conocimientos gastronómicos al tiempo que su ex aprendiz se atribuye todas sus ideas. Principalmente una, de consecuencias antropológicas insospechadas.

El tercer apetito es una obra sobre la pasión creadora, lo prohibido y la propiedad de las ideas. En palabras de los propios autores “nace del encuentro de dos grandes deseos personales: el de actuar en un unipersonal y el de investigar la creación de espectáculos a partir de las palabras del actor. Ese fue el puntapié inicial para que afloraran las pasiones compartidas con las que sabíamos que contábamos: los procesos creativos, la búsqueda, la comida. El mundo de la gastronomía inmediatamente condensó la metáfora de la creación y resultó una fuente interminable de sensorialidad. Y como todo proceso que fluye, la historia se fue escribiendo con intuición, con mirada alerta, sumando, restando, casi siempre restando. El proceso – extenso, intenso – no dejó de sorprendernos, al punto de llevarnos a estrenar en México, rodeados de sabores insospechados”.

 

A continuación compartimos el intercambio de palabras que tuvimos con los creadores de la obra, José Luis Arias y Alejandra Sánchez:

– ¿Cómo caracterizarían al proceso creativo compartido?
Fue un proceso encarado desde un deseo muy genuino, sostenido en la confianza mutua, a pesar de extenderse en el tiempo por necesitar dar lugar a otros compromisos. Intenso. Exigente.

– Al tratarse de una obra sobre la cocina, los alimentos y la preparación de platos ¿cómo fue la búsqueda de materiales y el recorte que fueron haciendo?
La búsqueda se disparó en todas las direcciones. Al transitar un proceso creativo asumimos un modo natural de búsqueda que nos permitió encontrar en todos lados elementos, datos, ideas que pudieran sumarnos algo. Textos, películas, anécdotas, programas de TV, búsquedas en la web. Todo podía aportar algo. El recorte fue más difícil ya que todos los elementos eran atractivos individualmente. Pero era necesario condensar el material, quitar excesos, direccionar las fuerzas en juego, entre otras cosas.

 ¿Qué autores leyeron?
Laura Esquivel, Ana Pomar, Paolo Rossi, Levy Strauss, Anthony Bourdain, Niki Segnit, entre otros del universo gastronómico. También leímos Rabelais, Rostand, Calvino,  buscando sumar en otros aspectos.

 ¿Algunos de los dos cocina? Cocinaban durante los ensayos y armado del proyecto?
A los dos nos gusta cocinar y lo hacemos habitualmente. Cocinábamos por el placer de compartir nuestro almuerzo, y por la búsqueda de lo que elegiríamos cocinar en la obra. También probábamos recetas que considerábamos para ser elegidas, como la ambrosía, por ejemplo.

 ¿Por qué eligieron el tema de la propiedad intelectual y la creación cómo tema de la obra?
Lo primero que elegimos fue el mundo de la gastronomía y el personaje chef (que alternó un tiempo con la figura del mozo). Lo elegimos por ser un tema de interés compartido entre ambos. La creación fue una consecuencia natural: era la actividad por excelencia del personaje que surgía. Pronto apareció una rivalidad generacional con la figura de un hijo, que luego mutó en la de un discípulo (y ex amante) para darle mayor peso a la traición, que se relacionó con la apropiación de las ideas.

– La obra fue estrenada en México ¿cómo fue recibida por el público de ese país?
El público fue muy cálido. Notamos una admiración previa por llevar teatro desde Buenos Aires.

–  ¿Qué les paso a ustedes al hacer la obra en México?
Fue una experiencia muy fuerte, ya que consistió en separarnos del resto de nuestras ocupaciones para dedicarnos durante días exclusivamente al estreno. (Incluyendo la construcción de escenografía y la compra de utilería) También era fuerte el estímulo permanente que recibieron allí nuestros paladares, y el deseo de probar nuevos sabores.

– ¿Por qué estrenar en una sala que acaba de abrir como Tromvarte de Palermo?
Porque nos abrían sus puertas y deseábamos sumar a ese proyecto encarado con tanta energía y solvencia. Porque nos sentimos muy a gusto en el espacio, con su gente.

  ¿Qué encontraron desde lo humano, espacial y desde las condiciones de trabajo que una sala más grande o instalada no les daba?
Creemos que la idea de una sala más grande o instalada es una gran abstracción, ya que no tuvimos esa posibilidad. Tampoco deseamos salir a buscarla. Creemos que el formato pequeño o mediano le viene bien a la intimidad que deseamos instalar. Y desde lo humano sólo tenemos palabras de agradecimiento.


SOBRE LOS AUTORES:

José Luis Arias: nació en Buenos Aires, en 1963. Se formó como actor en el IFT y con maestros como Ricardo Bartís y Cristina Moreira. Tiene vasta experiencia en docencia teatral para todas las edades en diversos espacios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, zona Norte y México. Es Profesor de la Cátedra de Dirección actoral de la academia de cine Leonardo Fabio y se desempeña como docente en la Escuela Integral de Teatro de Fabián Vena compartiendo con él el taller de Improvisación para adultos. 

Alejandra Sánchez: nació en 1963, en Buenos Aires. Es Profesora y Licenciada en Letras (UBA), directora teatral y actriz. Realizó la carrera de dramaturgia (EAD) con Mauricio Kartún y Alejandro Tantanián. Se formó como actriz en el I.F.T. Da clases de Análisis de textos y Literatura dramática en la Escuela taller de formación actoral Pedro Escudero de Morón y en La Escuela Leopoldo Marechal de Ituzaingó. Creó el espacio Teatraje en el que desarrolla su actividad teatral particular dando y coordinando talleres y espacios de investigación y producción. Dirige la Compañía Ostinato. En todos estos ámbitos investiga la relación entre el cuerpo y la palabra en los procesos creativos, especialmente la creación colectiva. Es coautora y directora de El tercer apetito.


FICHA ARTÍSTICO-TÉCNICA

Dramaturgia: José Luis Arias y Alejandra Sánchez
Actuación: José Luis Arias
Dirección: Alejandra Sánchez
Escenografía: Victoria Papurello / Utilería: Enzo Giordano / Repertorio y entrenamiento vocal: Patricia Douce / Voces: Guadalupe Cácharo, Estanislao Niklison y Eduardo Fischer/ Grabación y edición de sonido: Guillermo Cácharo y Claudio Turica / Producción: El Aleph /Fotografía: Estanislao Niklison/ Prensa, Difusión y Redes: Simkin & Franco

MÁS INFORMACIÓN:

Funciones: sábados 20.30 hs
Sala: Tromvarte
Dirección: Pasaje Santa Rosa 5164, Palermo
Informes: 2132 – 9657 / tromvarte@gmail.com
Valor de las entradas: $200 y $150 Estudiantes y jubilados
Duración: 70 minutos
Facebook: https://www.facebook.com/eltercerapetito/