Texto: 


El tarifazo impacta en los hogares y también en las pequeñas y medianas industrias que son el sostén laboral de mayor peso en nuestro país. Ignoradas y hasta perseguidas por políticas de desguace industrial, las pymes enfrentan un panorama económico desolador. Leo Bilanski, presidente de la Asociación de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino, analiza en #NoNosQuedaOtra qué consecuencias traería la reducción de impuestos PROpuesta por la gobernadora Vidal, y como el feroz aumento de tarifas repercute en toda la cadena de valor de nuestro comercio, para desembocar una vez más en los bolsillos de siempre.

Escuchá la columna sobre Pymes e Industria para el desarrollo nacional en #NNQO #AM740Rebelde

Bilanski:

“La gente no tiene por qué ser un licenciado en Economía, entonces cualquiera hoy en los medios dice una cosa y en los hechos sucede otra. Han salido con una parafernalia mediática infernal. Bajaron la línea de que bajando impuestos el tema queda saldado, el problema sigue igual. El tarifazo al sector productivo, el carnicero, el zapatero, al kiosco, a la panadería, sigue igual. SIguen pagando 1000 por ciento más y todo eso se traslada a los precios. Esta baja lo que en realidad intenta es denfinanciar a los estados municipales, a un año de las elecciones”

“El Estado que tiene que proteger de situaciones dominantes, tiene de ministros a CEOs. ¿De que estamos hablando entonces?”

“Atrás de estos conflictos con la energía, lo que esconden es la privatización de todo lo que es estatal”

“Acá lo que está sucediendo es una transferencia de recursos confiscatoria desde la gente hacia los cuatro CEOs financistas del PRO, que subsidian sus campañas, tienen negocios familiares con los ministros y hasta con el presidente. Es una política de Alí Baba y los 40 ladrones”