Texto: 


Sabemos que el 31 de mayo culminan las audiencias públicas en diputadxs sobre si el Aborto Seguro, Legal y Gratuito debe ser o no ser. Luego se llevaría el debate al recinto de la cámara baja y una vez sentados allí , lxs funcionarixs, tendrán no solo que demostrar el haber escuchado a todas la voces. Sino el entender la problemática que hoy se plantea en la Argentina sobre este tema.

Pero ¿cuál es el escenario hoy? Como primera medida y para poner en contexto; aún hay ciertxs legisladorxs que se encuentran indecisxs. Para ser más exactos según una nota de Mariana Iglesias donde hicieron un relevamiento de datos (diario clarín 09/05) “41 siguen indecisos. Es decir, 18 de los 59 que dudaban se decidieron: 8 votarán en contra y 10 a favor.” nada alentador. Ya que aclara en dicho informe que al inicio “102 estaban en contra, 94 a favor, 58 no sabían o no querían decirlo y 3 no podían votar.” quedando el escenario “los diputados en contra ahora son 110, los que están a favor 104, 2 no votan y 41 siguen indecisos” Mientras que Mariana Carvajal (página 12 09/05) hace alusión a la cantidad de oradores “La Cámara de Diputados retomó ayer el debate por la despenalización del aborto, por el que ya pasaron 319 oradores” Dejando abierta la puerta para ver – quizá – si en estos últimos días se terminan de definir algunxs más.

Ante esta perspectiva quisimos sacarnos algunas dudas con una de las referentes de la campaña del aborto (creadoras del proyecto de ley base) Celeste Mac Dugall.

Quien deja en claro ciertas cosas. La diferencia entre aborto seguro e inseguro. Como así también lo siguiente “Hoy ser madre no está pensado en términos de derecho porque no está pensado en términos de derecho el no ser madre”


¿Ser madre es un derecho o un deseo?

Es una pregunta compleja. No existe el derecho a ser madre. En tal caso lo que existe es protección respecto de las garantías y hay una protección del estado a las mujeres que desean la maternidad en sentido que hay una protección en la salud, en los derechos. En un aspecto más amplio.

Me parece que es un deseo en la medida que se configure como tal. Hoy ser madre no está pensado en términos de derecho, porque no está pensado en términos de derecho el no ser madre. Se configura como imposición en relación a que no existe la posibilidad de un aborto voluntario legal. Entonces en los casos en que puede ser un deseo lo es. Pero a veces hay maternidades que terminan configurándose forzadas justamente porque no hay posibilidades de decisión.

¿Cual es la visión de la sociedad ante esta problemática? por qué?

Hay sectores de la sociedad que acuerdan que consideran a la maternidad como un deseo, una construcción que se da a partir de un proceso de decisión consciente de las mujeres o de las personas con capacidad de gestar. Hay quienes también en nuestra sociedad consideran que la maternidad es un destino inexorable y nosotras eso lo ponemos en tensión y en debate. Consideramos que no debería ser así: Una imposición. Sino que debería ser un deseo que después debe constituirse en garantía.

Culturalmente está instalada la idea de que un/a individuo/a es persona a partir de la concepción ¿Por qué?

Yo no sé si eso está instalado culturalmente. De hecho hay debates fuertes en torno a cuándo se considera persona, debates (también) en relación a la vida.

Hay vida en todas las células presentes en el ser humano. Discutir si hay o no vida es un absurdo al dia de hoy. El punto es si se considera persona o no se considera persona humana. Es ahí donde está radicado el debate. Me parece que lo que está instalado es la imposición respecto de algunas situaciones. Pero a la vez está instalado en la sociedad que hay derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo.

¿Cómo se calcula la cantidad de abortos clandestinos por año?

Eso está establecido por un estudio demográfico que encaró el Ministerio de Salud de la Nación. Es un estudio que se plantea a partir de los egresos hospitalarios que son un dato duro que aporta el ministerio por complicaciones en abortos.

Se realiza a partir de mediciones científicas utilizadas por demógrafos, se hace una proyección respecto de cuantos abortos hay que suceden en la clandestinidad y que no están registrados.

Es un estudio que como explicaba Silvia Ramos en una de las exposiciones del congreso “hasta tanto no haya un estudio científico acorde, que tenga referato en revistas científicas y en congresos científicos, los otros números no son creíbles. El número que si es creíble es este estudio que es viejo. Y que debería ser actualizado. Pero para que haya datos concretos de la cantidad de abortos lo que tiene que suceder es que el aborto sea Legal”.

¿Cuánto es el costo de un aborto clandestino? De no poseerse ese dinero, ¿cuales son las prácticas más comunes por las cuales mueren las mujeres?

Aquí hay que hacer una diferencia. Una cosa es un aborto clandestino seguro y otra cosa es un aborto clandestino inseguro. La clandestinidad afecta a todas las mujeres. Pero la seguridad o la inseguridad respecto de esos abortos tiene que ver con la práctica que se lleva adelante. Sabemos y se sabe que hay clínicas y lugares donde se hacen abortos seguros. Por lo tanto si se cuenta con dinero los abortos que se hacen son seguros. Si no se cuenta con dinero se hacen prácticas que no son seguras para el cuerpo.

Las prácticas no seguras son la que plantea la Organización Mundial de la Salud con relación a esto.

Los abortos seguros son los medicamentosos y la aspiración manual endouterina.

Los inseguros van desde zonda, pasando por yuyos, objetos que se introducen en la vagina, como perchas, etc. etc. Hay un sin número de prácticas no seguras para abortar por las cuales las mujeres se mueren.

¿Creés que hay un mercado negro (paralelo) sobre esta problemática? Más allá de que culturalmente no sea aceptado para una parte de la sociedad el aborto seguro legal y gratuito?

Por supuesto que hay un mercado paralelo y se establece como negocio. También hay mucha hipocresía de algunos profesionales que plantean que no están de acuerdo pero después realizan las prácticas en la clandestinidad. De todos modos es interesante saber que hay centros de salud que garantizan los derechos en los marcos de los abortos que si son legales en nuestro país. Que son por riesgo de vida, o salud de la mujer o de la persona con capacidad de gestar, y por violación.

¿Cuánto le cuesta al estado un aborto clandestino inseguro?

Los costos que tiene hoy el estado respecto de las camas que se ocupa por abortos hechos en malas condiciones es muy importante. Pero no se debería pensar en términos de costos cuando hablamos de salud sino de derechos. Ahí no hay gastos. Hay inversión en la salud de las mujeres y de las personas con capacidad de gestar. Pasa lo mismo con la educación.

Celeste Mc Dougall.

¿Por qué crees que el macrismo lo puso en agenda?

Me parece que al macrismo no le quedó otra que como ellos dicen “habilitar el debate” porque había un nivel de presión social y del movimiento feminista de mujeres que hizo que se ponga en la agenda de reclamos. Muchísimas movilizaciones de ni una menos, los pañuelazos que hicimos con campaña permitieron que sea una demanda social, etc. Llevamos 13 años de construcción adelante.

¿Por que debe ser Seguro, Legal y gratuito?

Seguro para que ninguna mujer ponga en riesgo su vida. Legal para que se constituya en Ley y el Estado deba garantizarselo. Y Gratuito para garantizar el acceso de todas las mujeres y no solo para quienes tienen plata para realizarlo.

Para cerrar la nota me gustaría concluir pensando que más allá del voto. Desde el movimiento feminista logramos poner en boca de todxs la palabra “ABORTO”. Hoy gran parte de la sociedad no está exenta de este tema. Teniendo en cuenta como premisa que “Lo que no se nombra no existe”. Se escucha en las calles, en los bares, en las casas, en las plazas. Independientemente de lo que se piense. Y frente a esto no se puede mirar para otro lado.

Concluyo, tal vez para sumar, con un fragmento del libro “Teoría de king Kong” (año 2006 – página 27) de Virginie Despentes.

“La maternidad se ha vuelto una experiencia ineludible, valorada por encima de cualquier otra: dar la vida es fantástico. La propaganda ‘pro maternidad’ nunca ha sido tan martilleante. Menuda burla, el método contemporáneo y sistemático de la doble obligación ‘tener hijos, es fantástico, se sentirán más mujeres y más realizadas que nunca’ Pero hacerlo en una sociedad decadente en la que el trabajo asalariado es una condición de la supervivencia social, aunque no está garantizado para nadie, y menos para las mujeres. Traer hijos a ciudades donde la vivienda es precaria, el colegio se da por vencido, donde se somete a los niñxs a las agresiones mentales más perversas, a través de la publicidad, la televisión, internet, y todos sus colegas.
Sin niñxs la alegría femenina no existe (…) se nos responsabiliza de un fracaso que es, en realidad, colectivo, social y no femenino”