Según una reciente encuesta de ENAC (Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino), 6 de cada 10 pymes tienen más deuda y menos ventas. El relevamiento fue realizado en el primer trimestre del 2018 y abarcó 23 provincias, con especial foco en la región metropolitana de la provincia de Buenos Aires. Los resultados muestran una caída continua de las ventas y un incremento de la vulnerabilidad de las pequeñas y medianas empresas.

El cierre de locales afecta directamente a las pymes.

El proceso inflacionario y la tara devaluatoria del peso que los funcionarios de Cambiemos ejercitan con cara de preocupación y bolsillos abultados, llevan a que el 55% de las empresas pymes industriales esté a la mitad de su capacidad utilizada. El análisis de los datos extraídos del sector que siempre dinamizó la economía argentina, concluye con la advertencia de una recesión igual o peor que la que se vivió en el 2016.

Reporte con gráficos de ENAC – Encuesta 1° Trimestre 2018