Un nuevo episodio de inseguridad: ¿salidera bancaria?, ¿violencia policial?, ¿invasión de la propiedad privada?, ¿arrestos indiscriminados? Elija y gane, porque todo esto ocurrió un lunes de este mes de junio, tres de la tarde, pleno horario comercial en Moreno y La Rioja, barrio del Once. Dieciocho (18) policías de la Ciudad, policía PRO de la Ciudad de Buenos Aires, ingresaron al local de Ecosol, luego de una discusión caliente entre empleados de un garage y trabajadores del local de paneles calefactores. Casualidad o no tanto, también acababan de entrar 56 mil dólares recién retirados del banco. Luego del irregular ingreso de la policía al local y de llevarse arrestado a su dueño, Jorge Iannone, y varios de sus empleados, la plata ya no está.

Mirá el video completo:

En un operativo desproporcionado y ahora denunciado ante la Justicia, por lo menos 18 policías de la comisaría 8va arremetieron contra el local de la empresa de paneles calefactores Ecosol, localizado en la calle Moreno 3044 de la Ciudad de Buenos Aires, el pasado lunes 18 de julio a las 15 hs. En pleno horario comercial, y tal como muestran las imágenes del video de los incidentes, tras una discusión acalorada en la puerta del local, la policía fundada por el hoy convicto Fino Palacios ingresa al local en número cada vez mayor. Entre clientes que buscan comprar su estufa para pasar el invierno, y la mirada incrédula de los transeúntes, se llevan detenido al dueño de la empresa, Jorge Iannone, y a varios de sus empleados. Minutos antes habían ingresado al local en un sobre 56 mil dólares que la empresa retiró ese mismo día del banco. La plata, luego del procedimiento policial, ya no pudo ser encontrada.

El episodio filmado se enmarca en un contexto ya denunciado de hostigamiento contra Ecosol, por las repetidas visitas de agentes de la Policía de la Ciudad, y por una disputa irresuelta con un garage localizado del otro lado de la calle. La gran cantidad de clientes y la necesidad de reponer el stock generan un transito intenso de gente y autos. Si bien la empresa de calefactores ofrece dos opciones gratuitas de estacionamiento, lo que termina ocurriendo es que muchos de sus clientes son “amablemente invitados” a dejar sus coches en el garage del conflicto. Vale mencionar dos episodios de hurto ocurridos en el garage, denunciados por la empresa de paneles calefactores.

Puede verse un accionar policial cuanto menos irregular al decidir ingresar y la manera en que se llevan a los trabajadores y al empresario detenidos. La fuerza empleada, así como el número casi absurdo de efectivos quedan expuestos en el video, que también mostraría una secuencia que aún está por investigarse: cómo desaparece semejante cantidad de dinero en un lugar repleto de agentes de la Ley.