Leo Bilanski, presidente de la Asociación de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino, destacó los puntos centrales de la recesión económica marca #Cambiemos, en su columna radial de PyME y Empresa Nacional: “Lo que estamos viviendo es una regresión en el tiempo y lo más importante es saber de primera mano lo que esta sucediendo. Porque a veces los medios hegemónicos crean historias fantásticas para justificar situaciones que son patéticas. Si se está destuyendo la economía es mejor saber qué esta pasando, por qué esta pasando y desde ahí construir todos una salida positiva”

Escuchá la nota completa en #NoNosQuedaOtra por AM740 Rebelde

Leo BIlanski de ENAC (FOTOGRAFíA: Mónica Hasenberg)

La recesión ya llegó

“Se cayó la actividad industrial ocho puntos con respecto del mismo mes del año pasado, es una caída estrepitosa, es la segunda caída más fuerte del gobierno de Macri y en historia hay que remontarse al año 2002. Lo que estamos viviendo es que se estan apagando las fábricas grandes, porque el INDEC no mide el nivel de la actividad industrial de las Pequeñas y Medianas Empresas, que son las que sienten la recesión con muchisíma mayor dureza. Como se ha importado durante casi treinta meses productos a granel, es lógico que las fábricas, por ejemplo la industria automotriz hoy esten suspendiendo trabajadores. Se bajó el salario en dolares de los trabajadores y se le dio la posibilidad a la industria automotriz de importar, entonces hicieron lo que más les conviene que es traer el auto totalmente fabricado de Brasil. Ahora tenés la tormenta perfecta, no tenes ni produccion ni ventas, producto de la recesión económica. Toda la plata se va en fuga, en especulación y la gente cada vez tiene menos dinero en el bolsillo para gastar”.

Deme tres

“La economía se esta desordenando de manera profunda, y no va a terminar esto en diciembre del 2018, se va a extender la recesión económica, por lo menos hasta el primer trimestre del año que viene. Dante Sica sale a prometer que esta recesión va a ser más corta, pero no toma ninguna medida de fondo para resolverlo. Entre los ministerios se están desmintiendo unos a otros, por ejemplo en el caso de Industria están muy preocupados porque el gobierno quería eliminar los reintegros a las exportaciones, y la soberanía poliítica para decidirlo ahora está compartida entre Sica, Dujovne y el FMI. Están empezando a sondear a que sector o aliado político van a perjudicar, y yo tengo la certeza de que finalmente van a castigar a los trabajadores. Este es el peor año en la programación de la política económica argentina. En marzo el presidente dijo “lo peor ya pasó”, y después entramos en recesión”.

El subisubi del dólar

“El dolar va a seguir empujando por el lado de algunos industriales para mejorar su rentabilidad, pero después va a recalentarse en la disputa por el tema de los Lebacs. Eso no esta resuelto, le están vendiendo a la gente que están controlando el dólar y lo que esta pasando es que están quemando los recursos que prestó el Fondo Monetario Internacional. Ya se quemaron el 35% de los recursos para sostener el tipo de cambio estable, porque no es que bajó a 22. Entonces, cuando vos dejes de inyectar esos dólares del FMI, va a volver a pujar hacia arriba, se va a recalentar esa disputa y vamos a volver a encontrarnos con este ciclo perverso que es el translado de la devaluación al precio de los alimentos, a los combustibles, a la energía y al precio del transporte. En este escenario, mientras se está jugando al Monopoly, las PyMES van cerrando sus puertas”.

Monopoly, la versiòn de los tramposos.

¿El daño tiene vuelta atras?

“El daño que estan generando, para reestablecerlo de nuevo a los niveles de consumo y desarrollo social, va a llevar por lo menos cuatro años hacia adelante desde el momento que se tuerza el rumbo de la política económica. Es profundo el daño, porque han transformado las estructuras de mercado donde entran a jugar las mineras, los grandes grupos, desplazando a las PyMES, y han dañado fuertemente el poder adquisitivo del salario. Recuperar eso de un día para el otro es plantear una guerra comercial contra algunos sectores.”

Emergencia PyME

“El intendente de la Ciudad de Buenos Aires, Rodriguez Larreta, tomo el 10% de lo que nosotros pedimos en la ley de Emergencia PyME y ya lo está por aplicar, que es la no retención de impuestos de la AGIP, por supuesto con un marketing furioso que caracteriza al PRO, una medida muy chiquitita y mucha cartelería. Pero es algo muy positivo porque beneficia a cincuenta mil comercios de la Ciudad de Buenos Aires. La segunda noticia positiva es que esto reconoce que las PyMES estamos en situación de emergencia y por supuesto vamos a seguir exigiendo que declaren con urgencia esto, porque es poner la discusión sobre la mesa, si no estos muchachos hacen la vista gorda de lo que esta sucediendo con la economía real, que es la que vivimos vos, yo y todos los oyentes.”

Emergencia PyME