Pampi Torre es oriunda de La Pampa. Vino a Buenos Aires a los dieciocho años. Referente de la música popular argentina, acompaña como guitarrista a grandes artistas del movimiento folclórico. Es parte del grupo Mavi Díaz & Las Folkies,  profesora de la U.N.A y da clases en una orquesta escuela en Moreno.

“Yo encuentro paz en la música y creo que cuando una llega a ese estadio es porque estás tranquila con lo que sos y lo que está sucediendo, por más que estés subiendo la peor montaña de tu vida pero estas en conexión con lo que te pasa, atenta a eso, entonces, sucede esa paz infinita. Y yo soy eso cuando hago música. Busco eso, el amor.

Como docente de folklore en la universidad de las artes, ¿cómo ves la situación actual en dicho ámbito?

Hoy la facultad está vacía, lxs profesorxs y lxs alumnxs estamos viviendo una situación muy triste. Y, nosotras con Irene, mi compañera de cátedra, siempre tenemos el espacio para poder llevar todos los temas que nos suceden como país y sus realidades al aula. Estamos en una universidad que es artística. Somos músicxs. Entonces, muchas veces, hablamos con lxs alumnxs acerca de eso, de si son concientes que tal vez, muchos de ellxs van a llegar a ser artistas que representen un movimiento del folclore. Siempre cuando les hablamos de artistas populares, músicas o músicos, les contamos que hace cuarenta años los artistas se encontraban con escasa información, dado que tiempo atrás no tenían el acceso tecnológico que hoy tenés, por eso es que había una gran urgencia de juntarse. De ahí surgen los lugares típicos por ejemplo “palo borracho” que es una de las peñas más míticas del oeste, después “Jessi pop”, que era un sótano donde iban músicxs muy cultxs y estaban muy informados acerca de la situación del país. Pero creo que ellxs nunca pensaron que iban a ser referentes, entonces, hoy también “el artista” cuando obra, cuando hace, cuando dice ¿está conciente de eso? ¿Es conciente de que a lo mejor dentro de muchos años va ser un referente?¿Es consciente de que todo lo que unx genera hoy en día puede hacer algo dentro del folclore en la argentina? ¿cuál es tu responsabilidad como artista? ¿Qué es lo que vos vas a querer hacer y/o decir?. Y eso también lo hablamos en las clases.

“Conciencia social y responsabilidad” ¿No?  

Si porque con Irene creemos en una educación popular. Más allá de que a veces una reniegue. A veces, me replanteo ciertas cuestiones de estar en una universidad. Porque tenes que respetar ciertos sistemas. Estás en una universidad dando clases de folclore, algo que lo mamás en la calle y sin embargo, sí o sí, tenés que tener título para dar clase. No puede venir Peteco Carabajal a dar clases de rasgueo porque no tiene un título. Eso es lo loco. Una vez puse de ejemplo lo de las tejedoras, una de las grandes herramientas de trabajo en nuestro país para la mujer es el telar y no se puede dar clases de eso porque no hay nadie que tenga un título de “tejedora”. Entonces, se pierde lo autóctono, lo que es nuestro 

¿Qué hace a la construcción de un ser humano en este caso, solamente un papel? Te ubican en un tiempo y un espacio por haberte “recibido de”  pero tu experiencia de vida o todo lo que fomentaste o construiste ¿no sirve de nada?. Entonces ahí está la construcción social que con Irene queremos crear. Decir “Bueno ¿en que me voy a tener que basar?” obviamente  el caso de un médico es distinto. Pero dentro de algo cultural, algo popular ¿cómo hacés?

Entiendo que estuviste presentando tu disco afuera hace dos meses ¿Cuál fue tu sensación al volver?

Mi sensación fue chocarme con la realidad inmediatamente. Al estar fuera tanto tiempo en mi casa no teníamos qué comer. Fuimos con Alejandro Ulrich al supermercado y vimos un kilo de yerba a $110 pesos, casi lo mismo que en Europa, no lo podía creer. Cuando me fui estaba a la mitad. Cuando llegamos, la reflexión que tuvimos fue, fijate que la economía ataca tu bolsillo, que en el día a día vos tenés que pensar que vas a comer y que lo que estás comiendo ya es basura porque tira para abajo lo que vas comprar. Ya la economía sustentable de comprarle a pequeños productores para comer mejor se te hace más difícil y en comparación comienza a ser más caro. Y lamentablemente no vas a poder apoyar a ese pequeño productor que es de mucha mejor calidad.

¿Cómo crees que afecta al arte la situación que atraviesa el país?

Lo que creo que sucede en momentos de crisis es que surge mucho más toda la parte de autogestión. Tenes que bancar la parada. Porque no querés perder espacios. Es necesario mostrarse cada vez más porque también, de alguna manera u otra, la gente sale para poder respirar un poco.

Das clases en moreno en una orquesta escuela, ¿cómo se vive ahí la crisis?

En los comedores ya no saben donde meter a lxs chicxs de tantos que son. Muchas de las familias el único alimento fuerte que tienen es el que le dan en la escuela. Imaginate como hemos retrocedido en ese sentido. En Moreno lxs pibes tienen otra realidad. Hace unos años cuando vinimos a tocar con la orquesta a Buenos Aires había pibes y pibas que no conocían el obelisco, no lo podían creer. El partido de Moreno fue unos de los partidos que más creció poblacionalmente y con toma de terrenos. Entonces, se toma el terreno allá y se compran las casillas que son de madera y telgopor con un baño afuera. el invierno es asperísimo. En muchos lugares no hay agua. Y esa realidad la tenes a 30 km de capital. El conurbano es uno de los lugares donde podés encontrar las más diversas realidades. Es ahí donde no hay respuestas. Entonces, si no tenes respuesta la agresividad es mayor. Y qué vas a culpar a la piba o al pibe, si hace tiempo que no ve una solución ¿lo vas a juzgar porque roba? El problema hoy lo podés ver en tu cara debajo de las autopistas, la cantidad de casas que se han armado.  

Yo me vine a los 18 años de la Pampa. Tengo 36 y cuando me recibí en el 2004/2005 daba clases y formaba parte de una cooperativa de trabajo que tenia un jardín. Estaba en Constitución. Desde aquellos años que yo no veía tanta gente en la calle.

¿Viniste a Buenos Aires para estudiar música?

Vengo a estudiar ingeniería en sistemas pero fracasé (risas). La guitarra la agarré cuando tenía 17 años. Desde ahí no paré. Estudié un poco piano, órgano pero nunca le di la importancia de que me iba a convertir en una artista o una música. Yo creo que todos tenemos capacidades para el arte. Con lo que sos podés ser artista, un médico es artista, eso es lo que creo. A mi me llama mucho la atención que mi abuela materna vino a estudiar acá en el Manuel de Fallas y jamás dio un concierto. Sólo estudió para enseñar en La Pampa clases de música. Mucho a ella no la pude disfrutar porque a mis 7 años falleció. 

Tu mamá también es maestra…

Es maestra de grado. Hoy maestra jubilada.

Son tres generaciones de maestras

Claro, imaginate en La Pampa en aquellas épocas tampoco tenías posibilidades para hacer más cosas. Tenias que tener mucho dinero para poder mandar a tus hijxs a estudiar. Estaban estos colegios de monjas populares esparcidos por todo el país donde estaban internadas. Entonces, hacías el secundario y salías recibida de maestra. Pero mientras tanto te tenían ahí encerrada. (risas)

En el 2015 participaste del festival “Se trata de nosotras” contra la trata, ¿cómo fue esa experiencia?

Llego a través de Luciana Jury a este festival. Éramos muchas músicas mujeres. Ella me llama porque era la curadora del evento. Al principio no entendía nada de qué iba. Me sirvió escuchar a Lili Daunes. Ella comenzó a relatar los sucesos, nos informó sobre la problemática y la importancia de realizar este show contra la trata, la vulnerabilidad de las mujeres que son víctimas. Después de eso, comprendí todo.

Nosotras empezamos a ensayar en la casa de Lito Vitale, las músicas primero y después a lo ultimo venían las cantantes que iban a pasar por el show. Era un repertorio muy variado, fue como una gran inyección todo él “se trata de nosotras” en cuanto a la conciencia de las mujeres. Se habló mucho, en los viajes se hablaba mucho, nos sorprendió la espontaneidad que podía llegar a tener una cantante cuando terminaba de cantar su canción y decir algo al público. Fue muy emocionante. Otra música de la cual me llevo su conocimiento es Sara Mamani, una gran conocedora de las luchas de las mujeres y su historia. Ese evento realmente me interpeló. Para mí, fue de gran crecimiento en todo sentido, en saber lo que corresponde y lo que no. Darte cuenta de las cosas que son tuyas, que no tenés que pedir permiso, los lugares, los espacios, eso se tiene que dar. Éramos todas mujeres y todas pensamos lo mismo con respecto a la equidad en todo sentido, más espacios para músicas mujeres porque nos corresponde. Una no tendría que estar exigiendo ese derecho. Y hasta el día de hoy sucede esto. Más en el interior. Si hablamos del folclore, por ejemplo, la música del litoral, en el interior la mujer sólo tiene espacio de cantante, no de ser parte de una orquesta o banda.

¿Por qué crees que en las provincias sigue pasando eso?

Porque en estas provincias son muy machistas. Cuando fuimos a tocar con “Se trata de nosotras” a San Rafael, los lugares en los que tocábamos eran puntos claves de la ruta de trata. Me acuerdo que llegamos y Camila López hizo referencia a cómo es la mirada del varón en las calles de ahí. Cosa que yo no había prestado atención. Te hacen una radiografía y la mujer siempre con la mirada baja.

A partir de ese año comenzás el recorrido de crear tu primer disco solista “P.A.M.P.I” ¿cómo fue ese proceso?

En el último tiempo la vida me dio la posibilidad de estar en grupos de mujeres. Cosa que antes nunca había sucedido, Mavi Díaz & Las Folkies somos cuatro mujeres, en “Triura” éramos tres mujeres y además estaba el plus del nombre “Ura” es algo fuerte, en quichua quiere decir Vagina. Nos presentaban y nos miraban con cara rara.

Yo creo que el disco nace de una necesidad. Y necesitaba cerrar una etapa para seguir creciendo. Las canciones que están en este disco son gran parte de mi vida. Algunas tienen 15 años o más. En un momento yo decidí abrir un cajoncito y dejarlas ahí. Solo las cantaba en mi casa o con amigxs. Yo sentí que necesitaba crecer como música, instrumentista, acompañar primero a muchas personas. Eso me dio un gran crecimiento y agradezco a la vida de haberme cruzado con gente tan hermosa. Y esas canciones quedaron ahí guardaditas. Pero, llegó un momento en donde ya no quería tenerlas mas guardadas y si seguía con ese peso, me iba a seguir lamentando. Así que, empecé con mis amigxs con quienes hacíamos Supuestos, mi primer banda, ellxs eran lxs que más me conocían y necesitaba ponerle estructura.

Al disco yo siempre lo consideré una obra. Tiene un inicio, un nudo y un desenlace. Los temas están enlazados por sonidos, el disco se dejó llevar y se dejó ser lo que soy. P.A.M.P.I tiene composiciones mías y también temas de otras y otros artistas, Laura Ros, Sebastian Audisio, Federico Taglioretti, Dipi Carabajal. Veía esas letras y no insistía en la música, simplemente salía. También, me pasó que grandes compañeros y compañeras, se prendieron en querer grabar el disco. Y para mí, eso estuvo muy bueno. Así fue como nace la banda que acompaña a P.A.M.P.I Fran Ulrich, Pitu Ulrich y Ale Ulrich. Ellos saben muchisimo de musica y del rock. Y el material se terminó de completar cuando José Sambataro, que es un groso de la vida, realiza el arte del disco. Él supo captar el significado de P.A.M.P.I qué es “Por Amarte Misteriosa Paz Infinita”.

En una nota, haciendo referencia al disco, dijiste “yo me prendo cada vez que tocó los temas, me siento más liviana, se escucha mi voz”

Uff… Sí. Sentí cuando comencé a presentar el disco algo muy inmenso porque una cosa es cuando lo grabas pero cuando lo empezas a tocar en vivo te traspasa el cuerpo. Eso que escuchas fue un proceso, fue sacar lo que tenía en el cajón, fue muy fuerte. El día de la presentación del disco, el año pasado, me di cuenta que fue la primera vez que subí a un escenario sin ningún tipo de pensamiento, antes era decir “uh en el tema tal me tengo que acordar que tengo que hacer tal o cual cosa en la guitarra”, eso desapareció subí al escenario y no estaba más. El disco me hizo crecer también en eso, ya con los grupos que toco no tengo esa voz atenta a que no me equivoque en la cabeza. Ese peso ya no está. Este disco me expuso mucho, estoy en primera persona frente al público pero siento que al escuchar mi voz suelto, creo que por eso estoy más liviana. Yo encuentro paz en la música y creo que cuando llegás a ese estadio es porque estás tranquila con lo que sos y lo que está sucediendo. Por más de que estés subiendo la peor montaña de tu vida pero si estás en conexión con lo que te pasa, atenta a eso, sucede esa paz infinita. Y yo soy eso cuando hago música. Busco eso, el amor.

Escribe: Paula Rojo

 Fotografía: Eduardo Fisicaro

 

“Por amarte misteriosa paz infinita” P.A.M.P.I.

Se presenta el 21 de septiembre  en “La Minga” A las 21hs en Maza 1165 para compartir su primer disco solista P.A.M.P.I

El disco lo pueden encontrar en la mayoría de las plataformas de internet como spotify,  youtube y otros

https://www.youtube.com/channel/UCAQq29NqhJTZbJDytta73CA