Por redacción Hamartia

Pablo Vialatte es el Delegado General de la Junta Interna de la Ex Esma desde agosto de 2016. En agosto de este año fue reelegido y transita su segundo mandato. En una lista de unidad con ‘Trabajadores de la Memoria en Lucha’, la Junta Interna, referenciada en su sindicato Ate Capital, ganó por un 95% de los votos, con una participación del 85% del padrón de la planta de trabajadores. En una estrategia electoral de unidad de los trabajadores, buscan enfrentar el embate del gobierno de Cambiemos, defendiendo no sólo su salario sino también las políticas de memoria.

Escuchá la nota completa:

Por este motivo, en el día de hoy, los trabajadores decidieron visibilizar el conflicto haciendo una transmisión en vivo a través de la Radio Germán Abdala. En el horario del 12 a 14 hs. donde se socializaron los diferentes conflictos por los que está atravesando el Ente Público.

Mariel Iglesias, Delegada Adjunta de la Junta Interna del Ente Público junto a Diego de los Santos, Vocal del Consejo Directivo de Ate Capital transmitiendo en vivo

Es que la semana pasada, por primera vez desde que fue creado el predio como lugar de memoria, los trabajadores estuvieron más de 10 días sin cobrar el salario. Por las características institucionales propias del Espacio para la Memoria y Derechos Humanos, el intento de ajuste es indirecto y se hace a través del retraso arbitrario de la partida presupuestaria que le corresponde por ley. Pero el presupuesto alcanza no sólo a los salarios, sino al mismo funcionamiento de las actividades  habituales del Espacio, que peligran. Una de ellas es el programa “Jóvenes y Memoria”, que culmina en un viaje a Chapadmalal todos los años.

“Kirchner tuvo una decisión política de avanzada. Por un lado, -y Aníbal Ibarra fue parte de esa discusión- la decisión de que el Ente, que coordina todo este lugar, tuviera en su gestión la presencia de los Organismos de DD.HH. Eso implica que cualquier decisión tenga que tener consenso de las tres partes. Con Nación, Ciudad de Buenos Aires y Organismos de Derechos Humanos se arma este Ente tripartito. Se tienen que poner de acuerdo los tres. Obviamente los Organismos de Derechos Humanos no han permitido ningún despido, por lo cual el ajuste a través de los telegramas de despidos se les está complicando. Entonces esta nueva metodología extorsiva tiene que ver con retrasar el salario, que no lleguen las partidas”

Pablo Vialatte junto a Maniolo Sueiro y Alejandro Gianni, del Consejo Directivo de Ate Capital

“Este es un predio en donde conviven distintas instituciones. El Ente Público Espacio Memoria Ex ESMA es una de ellas y es la que se encarga de regular todo el predio, de todos los espacios comunes, todos los accesos, toda la protección y seguridad del predio, la limpieza y el mantenimiento, las visitas guiadas y la prensa.

Y aquí dentro conviven otras instituciones, que también tienen su conflicto, como el Museo Malvinas o el Centro Cultural Haroldo Conti.

Nuestro Ente tiene 200 trabajadores y está sufriendo en este momento una situación de ajuste del financiamento que llegó a situaciones muy angustiantes la semana pasada: no nos pagaron el salario, básicamente. Nos tuvieron casi 15 días sin cobrar nuestro salario”.

Identidad por partida doble

Pablo Vialatte se identifica como representante de trabajadores pero de trabajadores de un espacio de memoria: “La Esma se recuperó en el año 2004 y hasta el año 2007 convivieron los trabajadores de la memoria y la Marina”

“Fueron años muy tensos. Los de la Marina rapiñaron todo, se llevaron hasta los picaportes de las puertas”.

Antes de ser delegado fue guía y nos contó su mirada sobre el espacio:

“La ESMA era un símbolo de oscuridad y hoy es un faro de memoria”.