Por Redacción Hamartia

El equipo de #NoNosQuedaOtra entrevistó a Eduardo López, Secretario General de UTE y de CTA en la ciudad. El paro general, la movilización de hoy y el turbio panorama de la realidad actual.

Escuchá la nota completa:

 

“Trabajo, salud, educación y aumento para los jubilados.” Parece una consigna breve pero condensa un gran espectro de reclamos sociales.

“Vamos a ganar las calles e ir hasta la Plaza de Mayo para exigir que se implementen nuestros reclamos en el presupuesto del año que viene”, fueron las declaraciones de Eduardo López.

Ajuste y crisis social

“El gobierno ajusta pero el pueblo resiste. En los ’90s había ajuste y no había resistencia. En Perú, en Paraguay y en Colombia hay ajuste pero no hay resistencia. Acá hay ajuste pero hay resistencia, y eso es señal de que vamos a parar el ajuste”.

Según López, “el gobierno renunció a la política para entregársela al FMI”. Desde entonces, el ejecutivo nacional sería rehén de sus propias decisiones, viéndose incapacitado para encontrar la salida política a una crisis autoinflingida. Pero, haciendo una analogía con la última crisis de 2001, López aseguró que más que “que se vayan todos”, que no se escapen, porque lo que ha hecho esta gente lo va a tener que pagar, hasta el último centavo”.

Realidad docente

El salario promedio de un/a docente, en la Ciudad de Buenos Aires, es de $17.500 pesos. De acuerdo con las mediciones económicas, ese sueldo ubica a las y los trabajadores de la educación por debajo de la línea de pobreza. Durante la anterior gestión de gobierno, ese mismo promedio se ubicaba un 20% por encima de la línea de pobreza. En términos nominales, eso equivaldría a $25.000 pesos actuales.

“De acuerdo con el IPC Ciudad (Indice de Precios al Consumo), los docentes estábamos por encima de la línea de pobreza. Ahora, desde que Macri es presidente, los docentes estamos por debajo de esa línea”, sentenció López.

Finalmente, el líder sindical dejó un mensaje de cuatro puntos para los/as trabajadores: “El primero es que no pierdan las esperanzas; somos de la escuela de las Madres, que dicen que la única lucha que se pierde es la que se abandona. El segundo es que resistan, para evitar que nos sigan ajustando. El tercero; hay que derrotar a este gobierno en las elecciones. Y el cuarto; convocar a todos/as a la plaza de mayo.”