Por Diego María Gallardo

Gastón Castagneto, concejal platense y jefe de bloque por Unidad Ciudadana, estuvo en #NoNosQuedaOtra y dio detalles de la difícil realidad que atraviesa la ciudad de La Plata. “La situación es muy compleja y la síntesis debe ser un Estado presente. El Estado no nació para seguir concentrando la economía”, afirmó en el programa de la Revista Hamartia.

Escuchá la nota completa acá:

El Estado

“La Plata es una ciudad donde se nota mucho la ausencia del Estado y el ajuste que se viene profundizando. Nos toca convivir con esta situación intentando acompañar a la gente con una luz de esperanza para que el día a día no sea tan doloroso, pero también teniendo la total firmeza y convicción que si no logramos acomodar el rumbo en el corto tiempo van a ser muy difíciles los próximos 4 años”.

Julio Garro, Intendente de la ciudad de La Plata, sostiene la misma “línea del presidente y la gobernadora” y asumió con “promesas de campaña que después estuvo lejos de cumplir”.  “Nosotrxs veníamos de un país que venía de una situación muy delicada, como yo digo estaba en coma, y cuando los gobiernos de Néstor y Cristina lo empezaron a poner de pie llegó este gobierno y se encargó de tirarlo en la cama”.

Cambiemos y la educación

Las falsas promesas de la alianza Cambiemos quedan a la vista cuando observamos lo que sucede con el Fondo Educativo. “La gobernadora María Eugenia Vidal hablaba de los $40.000 de sueldo a lxs docentes, 3 mil salitas de jardín para poder cubrir la demanda de lxs niños de 3 años. El intendente, en la misma línea, prometía poner a la educación en primer plano como prioridad en el presupuesto y en su gestión, pero en la práctica encontramos que no sucede. Desde el 2016 se ejecutó solo el %70 del presupuesto educativo. Sabemos que los presupuestos están para gastarlos y no para ahorrarlos. Una subejecución es una pérdida”, aseguró el concejal electo en el año 2015.

“El Estado provincial es el responsable directo de lo que sucede en nuestras escuelas. El Consejo Escolar tiene $2.600.000 aproximadamente asignado en el presupuesto mensual, si esto se divide en el total de las escuelas queda por cada una $6.070. Con ese presupuesto de mínima están teniendo muchas más canalizaciones a los problemas que se plantean, en cambio la municipalidad y la provincia que tienen presupuestos inmensos prefieren desviarlos y ponerlos en otros rubros”.

“A este gobierno no le gusta que se vean feas las fachadas, pero después si adentro de las escuelas hay pérdidas de gas pareciera que mucho no les preocupa”. Pero no nos queremos quedar en la crítica sin propuestas ni contenido, “por eso presentamos un proyecto para que se coloquen censores de gas y de monóxido de carbono en las cocinas de los establecimientos para que lxs docentes, auxiliares y cocinerxs no tengan que ir con miedo a prestar un servicio a una escuela”.

“La educación y la salud deberían ser las prioridades más grandes. No entiendo ni la subejecución ni las modificaciones de presupuesto de estas partidas a otras de menor relevancia como pueden ser los medios de comunicación o la impresión de papeles”.

“El Estado debe estar presente para lxs que más lo necesitan. El Estado no nació para seguir concentrando la economía, sino para estar presente” y ser un ente “regulador”, concluyó Gastón Castagento.