Los detalles insólitos de los procesos ¿judiciales? contra el diputado nacional Julio De Vido, preso político, en la voz de su compañera, Doctora en Derecho Administrativo y ex Síndica Gral de la Nación, Alessandra Minnicelli. Guerra Judicial, la causa de Once, ausencia del Estado de Derecho y los presos políticos en la Argentina de Cambiemos. Entrevista en #NoNosQuedaOtra por AM740 Radio Rebelde.

Escuchá la nota completa:

Alessandra Minnicelli

La lectura del Fallo Once (2)

“Me fui a Marcos Paz a estar con Julio en la videoconferencia. Sus abogados estuvieron en la sala e hicieron la explicación técnica de por qué el tren frenaba, que es lo que consideró finalmente el tribunal. Ellos en el TOF 4, yo en Marcos Paz con Julio, que tenía que decir sus últimas palabras en el juicio Once (2). A las 14:30 hs. el Tribunal leyó el veredicto. Hoy en la Argentina la Justicia no existe. Y para mí debió haber recibido absolución, pero éramos perfectamente conscientes de que no iba a ir. Pero la absolución de la tragedia, o sea considerar que Julio no tuvo ninguna responsabilidad en el accidente en sí, es como sacarse un gran peso de encima. Era aberrante.”

La defensa legal de Julio de Vido aguarda el fallo en el TOF 4.

“En cuanto a la condena por ‘partícipe necesario’ en una administración fraudulenta, la verdad que me parece temeraria esa sentencia. Primero porque la administración tiene un máximo de 6 años. A Julio le dieron 5 y ocho meses por partícipe necesario. Y sabemos bien que en el juicio Once (2) no se hizo realmente ninguna investigación seria sobre administración fraudulenta porque hay otras causas abiertas en la Justicia Federal: renegociación de contratos, subsidios, temas que se están analizando y que nunca por conexidad se incorporaron a la causa Once (2). Distintos jueces están interviniendo. Lo correcto sería que todo se analizara en el marco de la misma causa y a partir de ahí se tomara una única decisión. Julio por esta causa no está preso, ni lo ordenaron los jueces. Si la condena queda firme, irían al desafuero de De Vido y a su detención. Este tribunal también está receptando que es desafuero únicamente con condena firme, basada en autoridad de cosa juzgada”.

Términos técnicos

Julio fue Ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios. De él dependían jerárquicamente, no funcionalmente, jerárquicamente distintas Secretarías. Es una diferenciación muy importante, porque esta vinculación significa ser jerárquico en temas de procedimiento administrativo. Las resoluciones que dicta un secretario tienen como apelación o alzada ese ministro, el de Planificación Federal, que si reclama, puede ir al Ejecutivo Nacional. Quiere decir que la vinculación jerárquica es procedimental. No es operativa ni de gestión. Es un tema muy, muy importante y que cuesta muchísimo que se entienda en términos de Derecho Penal, y más en este momento, cuando hay tanta vaguedad en la utilización de los conceptos del Derecho Administrativo. Lo terrible es que yo soy Doctora en Derecho Administrativo y estoy viendo las aberraciones jurídicas que se cometen en los juicios penales”.

Quién controla, quién audita

“En todos los juicios que fue citado, fue por ser ministro. Y con el argumento de que no podía no saber, no podía no conocer. Concretamente, cuando aquellos otros abogados que tuvo Julio en la causa Once iban a hacer la contestación de la imputación, empezaron con la historia de explicar la delegación de facultades en los secretarios. Momento: acá no hubo eso, porque la normativa misma que creó el Ministerio de Planificación le asignó tareas concretas al ministro, y no las mezcló con las de los Secretarios. Por eso Julio ni liquidaba, ni seguía, ni pagaba subsidios, para explicarlo prácticamente. No tenía nada que ver con los subsidios. Si alguien se quejaba con la liquidación de un subsidio, lo resolvía el secretario y si, eventualmente, iba en recurso jerárquico, iba a Julio para resolverlo. Y si apelaban iba al Presidente de la Nación. No pasó nunca, porque el tema subsidios tenía una reglamentación y seguimiento específico, por áreas de la Secretaría que pagaba ese subsidio. La Ley de Administración Financiera del Estado, que es la que rige la responsabilidad de cada uno en el control, dice que la autoridad que tiene la gestión es responsable del control. Por eso nadie puede decir ‘falló el control de la Sindicatura General de la Nación’, por ejemplo. No, pará, cada uno tiene su unidad de auditoría interna, que es la que tiene la obligación de incorporar a la gestión del Secretario de Transporte los controles respectivo. No tiene por qué De Vido controlar o fiscalizar a nadie”.

Julio de Vido, cuando era ministro de Planificación.

“El responsable de la gestión es el responsable del control. Todavía los fundamentos no los tenemos. El 10 de diciembre nosotros vamos a saber qué vio este tribunal que pueda significar alguna responsabilidad. Porque no te olvides de esto: a Julio lo metieron por la ventana en la causa Once, en el marco de que había intervenido en la Comisión Renegociadora de contrato. Y la pregunta era por qué no se renegoció el contrato con TBA. Para llevarlo responsable de la Unidad Renegociadora de Contratos, llevaron a juicio a Julio y al director ejecutivo, y no a los integrantes, que por decreto 3/11 del 2003 son el ministro de Planificación Federal y el ministro de Economía. En este juicio el ministro de Economía estaba ausente. Nunca lo convocaron. Y cuando prestó testimonio, porque uno de los testigos de Julio fue el Dr. Lavagna, lo que dijo fue que con De Vido del 2003 al 2006 renegociaron 47 de 57 contratos. Nunca renegociaron TBA porque no estaban dadas las condiciones, porque hacían falta dos partes del acuerdo y no era momento político ni técnico para hacerlo. TBA y otros venían de una renegociación con Duhalde con adendas, alguna mejora de precios, no se cosideraba prioritario. Lo prioritario era renegociar los contratos de servicios púbilcos que tenían juicio ante el CIADI. Un artículo de esa renegociación era la renuncia al juicio del CIADI, pretensiones económicas millonarias que perjudicaban al Estado. Cuando Lavagna explicó todo esto con una claridad meridiana, lo que debía hacerse -si esto fuera serio- es pensar cuál fue el beneficio económico que Lavagna y De Vido le produjeron al Estado. Hoy este gobierno con sus propios abogados está de los dos lados del mostrador litigando contra el Estado argentino”.

Carlos Stornelli

Prisiones “preventiva” para De Vido

“Las lecturas pueden ser muchas, como que no les convenga seguir insistiendo con el desafuero de la ex presidenta. Yo no les creo nada, porque Garavano en junio del 2017 con el presidente de la Nación, pidió la prisión de De Vido. Y como no había nada en qué sustentarla fue que armaron con la Dra. Carrió, con el fiscal Stornelli, el ex empleado de Macri, ex jefe de seguridad de Boca, el operador en la justicia, armaron en junio del 2017 el famoso Juicio por Inhabilidad Moral en el Congreso, que Julio salió con votos a favor, y nunca se hizo efectiva. Pero entonces avanzaron con más fuerza. Intentaron la causa YCRT en el juez Roríguez. Rodríguez no tenía mérito ni siquiera para llamar a prestar declaración testimonial. Y entonces se fue urgente, un poco antes de la elecciones de octubre, Stornelli urgente a Irurzun a que les saque las papas del fuego. ¿Y qué hizo?, dijo: ‘Juez Rodríguez, tiene que meter preso a De Vido’. ¡Ni siquiera lo habían indagado! Pidieron desafuero y prisión”.

¿Qué pasó con la pericia del ‘Rincón del Vago’?

“Esa causa cayó por falta de mérito. No obstante, los jueces pueden seguir investigando. Y el Dr. Bonadío en esa causa inició una investigación unilateralmente, una pericia contable. Pero la cámara declaró la falta de mérito y se levantaron los embargos. Lo único que no me devolvieron a mí fue mi computadora, mi CPU y mi teléfono. Se los quedó Bonadío, todavía estoy peleando, en el allanamiento que fue en diciembre. Se llevó bajo presión todo eso, que no podría haberlo hecho porque soy abogada en causas de Julio. Por suerte tengo un veedor del Colegio Público de Abogados en esa causa”.

El choque en Once. El motorman fue encontrado responsable.

Once

“Me parece doloroso, y hay cosas en la vida que no se negocian. Yo creo que siempre hay un límite temporal cuando uno pierde un hijo. Querer vengarse, y después tomarlo como una causa política… Sinceramente no lo puedo entender. No me puedo poner en el lugar de esa mujer. Podemos compartir las dos haber perdido un hijo, pero creo que la actitud es distinta. Ella optó por hacer política con la muerte de su hijo”.

¿Once fue una causa armada?

“En Once no se investigó la muerte de Andrada, el motorman que le entregó la formación a Córdoba. ¿Qué responsabilidad tenía el sindicato en esto? La ‘planchadita’ es el susto que te dan cuando quieren presionarte por algo. Este término lo explicó muy bien el Pollo Sobrero, sindicalista, en maravillosos videos grabados por Agustina Cevallos, que circulan en internet. Ahí cuenta que en este caso consideraba que hubo una planchadita. Después cambió la versión, porque acá todos hacen seis o siete versiones distintas. No es un invento mío. En esto o se les fue la mano o Marcos Córdoba no sabía hacer una planchadita y se mandó”.

Presos políticos

“Lo primero que hice cuando escuché esta sentencia aberrante fue preguntarle a Julio: ‘¿Este es el tiempo que Macri pretende quedarse en el gobierno?’. A Julio lo metió preso la política, no hay cuestiones judiciales, es absolutamente inocente. En realidad él tiene la responsabilidad política de cualquier funcionario. Cuando fueron sus cien días de cautiverio dijo: ‘yo sé por qué estoy preso’, y ennumeró 43 puntos, y podría haber ennumerado 200. Lo metió la política preso, y lo va a sacar la política. Habrá que esperar a ver qué pasa, hasta dónde seguirá hundiéndonos este hombre que sí vino a hacer negocios privados con fondos públicos, y sigue profundizándolo. Esta mañana escuché que piensa darle dinero de los jubilados a los bancos para que den préstamos a tasa subsidiadia. Estamos en una fantasía”.

2019

“Me gustó mucho la declaración del Frente Sindical. Creo que sí vinieron con un claro direccionamiento del país del norte para terminar con el peronismo y los dirigentes peronistas, terminar con los sindicatos. Creo que el Frente Sindical para un Modelo Nacional es un modelo de punto de encuentro. Si quitamos los egoísmos de lado, y empezamos a pensar en quiénes son los dirigentes y los porcentajes de voto, en cómo hacer que el peronismo esté unido, vamos a llegar al 2019”.