Por Celeste del Bianco
Ilustra Maite Larumbe

A un año de la desaparición del ARA San Juan

 

-Disculpame, soy nueva en esto – le dijo a Lucía al distribuidor de baños químicos – No sabía que te tenía que avisar para que lo retires– se lamentó.

En Plaza de Mayo, Lucía Zunda Meoqui habla por celular para organizar el acampe. Mientras tres mujeres se encadenan en los hierros negros que aíslan a la Casa Rosada, otras van aprendiendo de manera abrupta todo sobre la logística necesaria para atravesar las noches de invierno a la intemperie.

“Te vas acostumbrando a muchas cosas nuevas. En un comienzo, fue enfrentarme a que mi hermano está desaparecido”, dice Lucía, hermana de Adrián Zunda Meoqui, teniente de fragata del submarino ARA San Juan desaparecido desde el 15 de noviembre de 2017 mientras navegaba por el Océano Atlántico.

“Nos acostumbrados a dormir en el piso”, remarca.

Después de meses de permanecer en la Base Naval de Mar del Plata, los familares decidieron trasladarse hasta el Congreso y pedir un encuentro con senadores y diputados. Salieron de la reunión Bicameral sin resultados.

– Acá nos quedamos hasta que nos consigan una reunión con el ministro de Defensa.

-¿Acá se van a quedar? ¿En el Senado? -respondieron algunos legisladores con la actitud protocolar característica de la Cámara Alta.

-Si, acá -Contestaron con determinación

“Nosotros estábamos acostumbrados a dormir en el piso porque veníamos ocupando la base de Mar del Plata. Al toque nos resolvieron y al otro día tuvimos la reunión con Aguad. Cuando salimos de ahí no había nada en concreto. Así que una de las chicas había llevado cadenas y le pedimos a un padre de Buenos Aires que consiga una carpa y nos encadenamos y acampamos en Plaza de Mayo”, relata Lucía.

El acampe duró 52 días con sus noches tiritantes y con temporales de viento y lluvia que ponían a prueba la firmeza de las dos carpas y la determinación de los familiares. El 28 de junio colgaron las banderas argentinas con las imágenes  de submarinos y de los 44 tripulantes y sólo la levantaron a mediados de agosto, cuando por fin el gobierno nacional confirmó la contratación de la empresa estadounidense Ocean Infinity para continuar con la búsqueda.

“La miseria humana…Nos tocó vivir la miseria humana, además del dolor y de la incertidumbre que agudiza aún más el dolor”

“La miseria humana…Nos tocó vivir la miseria humana, además del dolor y de la incertidumbre que agudiza aún más el dolor”, recuerda y la voz se va ralentizando. Hace silencio y vuelve: “Nunca pensamos que íbamos a estar tantos días, nunca pensamos que nos iban a delirar de la manera que nos deliraron: con la policía, con prohibirnos llevar cosas para tener una estructura mejor, con gente infiltrada, que no sé si era del Gobierno o de la Armada, que nos hacía discutir y dividir. Está claro que el Gobierno no tiene ningún interés de que se sepa la verdad porque el jefe de la Armada Argentina es Mauricio Macri, el mayor responsable de la desaparición es él. Es política y es el culpable. Tengo en claro que es el mayor de los culpables. Mandaron a un submarino que no estaba en condiciones para hacer esa navegación que no tenía los equipos de emergencia en condiciones”.

“El mar es inmenso, el submarino es pequeño”, dijo Macri en una conferencia de prensa desde el “retiro espiritual” de Cambiemos de febrero en Chapadmalal. La última vez que se reunió con los familiares fue el 6 de febrero en la Casa Rosada, donde les prometió una recompensa millonaria para encontrar el submarino. La recompensa llegó más de seis meses después por presión del acampe.

“Nadie se imaginó que el Estado podía ser tan perverso”, dispara Lucía.

“Esto de que el Gobierno no se hizo responsable desde un principio y demás, en  lugar de dividirnos nos ha unido. Tanta dilación en el tiempo…confiábamos, ahora no confiamos en la palabra de nadie, solo confiamos en las acciones. En un principio confiábamos y creíamos. Nadie se imaginó que el Estado podía ser tan perverso, mucho más siendo héroes de la Argentina como lo llamó el presidente. ¿De esa manera se trata a los héroes?”, pregunta en referencia a las declaraciones de Macri . “Son héroes de la Patria que estaban haciendo lo que creían mejor para nuestra patria y nuestro país”, dijo Macri en diciembre durante una entrevista en Animales Sueltos.

“Tanto la Armada Argentina como el Gobierno nos ocultaron información, nos mintieron, nos manipularon por nuestra vulnerabilidad. Siento que nos abandonaron, si nosotros no acampábamos en Plaza de Mayo, del ARA San Juan no se hablaba, nadie sabía nada. Como tantos otros casos en la historia argentina. Eso es causa de que el Gobierno no tiene el interés. Si hubiese tenido el interés, al segundo día de acampe nos hubieran solucionado. Ni siquiera tendríamos que haber ido a acampar. Son héroes nacionales supuestamente y así se los trata”, enfatiza.

“Tanto la Armada Argentina como el Gobierno nos ocultaron información, nos mintieron, nos manipularon por nuestra vulnerabilidad”

“Estamos peleando contra todos los poderes. Los medios de comunicación que el Gobierno calló. La Armada Argentina que es la institución por la que mi hermano dio su vida. El Poder Judicial… La jueza o está apretada y por eso no hace muchas cosas que podría haber hecho o está jugando para el Gobierno”,

Lucía persiste en la batalla por saber que pasó con el navío que el lunes 13 de noviembre de 2017 zarpó desde Ushuaia hasta Mar del Plata, pero también persiste en la pelea cotidiana, en sostener a sus padres emocionalmente.

“Nuestras vidas se paralizaron el 15 de noviembre del año pasado. Tenías pensado levantarte e ir al trabajo y de repente nada de eso es posible. Es muy difícil… hacer una vida normal cuando lo que te está pasando no es normal. Creo que nadie puede hacer su vida normal. Uno intenta caminar un poco, hacer algo por día, apoyarnos entre las familias pero es difícil”.

“Adrián va a ser siempre esa sonrisa transformadora, esté en donde esté y vaya a donde vaya, esté cómo esté. Un hombre simple, sincero y con una sonrisa y alegría que lo caracterizó siempre”, respira y desea: “esperemos poder encontrarlos lo antes posible para estar todos un poco más tranquilos”.