La disputa política hacia las elecciones del 2019 se va calentando a medida que avanza el verano. La unidad en la oposición toma forma, pero también implica que los límites de las alianzas se corran hasta lugares impensados hasta hace apenas meses. ¿Hasta dónde se está dispuesto a ceder, negociar, y acordar para ganar?

Marcelo Puella es uno de los dirigentes que adelantó a principios del 2017 la candidatura a senadora nacional de Cristina Fernández de Kirchner. Hoy su lectura de la mesa política incluye un horizonte ampliado en las boletas de la oposición para frenar al gobierno de Cambiemos. Puella es presidente del Frente Nacional de Agrupaciones Peronistas y Secretario General de la Agrupación Juan Pueblo, y adelanta: “Yo quiero ganar. Cuatro años más de este gobierno no resiste nadie”

Escuchá la nota completa:

“Todos tenemos un límite. Yo particularmente soy el primero en decir que mi límite era Massa. De hecho todo el mundo sabe que trabajo para la candidatura a la gobernación de Buenos Aires de Verónica Magario. Pero bueno, hay cosas que a veces nos gustan y a veces no. Yo lo que digo es una realidad: yo quiero ganar. Cuatro años más de este gobierno no resiste nadie. Como decía Perón, ‘a veces hay que tragarse algunos sapitos por este tema'”

“Aunque duela tiene que terminar así. Nosotros ya estamos con Cristina en un 32,4%. Y con Macri en un 29,2%. Si bien hay una brecha muy pequeña que nos daría un escenario de balotaje, no hay que desconocer ese 9,5% de Massa”.

“Cuando nosotros éramos chicos, a Papá Noel le pedíamos una bicicleta. Papá Noel mandaba un emisario y decía: ‘bueno, y si Papá Noel no te puede dar la bicicleta, ¿te conformás con la pelota?’ Massa sabe que no le da para la presidencia. El peor error es no reconocer hasta dónde me da el piné para lanzarme. Lo más preocupante es que si nosotros no nos tragamos este sapo, vamos a tener Macri por cuatro años más”.

“Hoy es el momento de que el peronismo ponga lo mejor en la cancha”

“A mí me encantaría que Axel (Kiciloff) fuera parte de una fórmula, acompañando a Verónica (Magario). Como me gustaría que Agustín Rossi estuviera acompañando a Cristina. Pero desgraciadamente hay ese 8%, de ese voto fluctuante, que nos está faltando. Tenemos el asado medio cocinado, y ahora los chinchulines no nos gustan. Conformar a todos no se puede. Por eso los liderazgos se respetan, hay que aceptar lo que Cristina decida. El mismo massismo lo está pidiendo a gritos, y saben que no pasan un 8,5%. Solamente un ilusionista puede pensar que con eso puede tener un piso presidencia”.

“Macri es nuestro mejor agente de campaña. Todos los días hace un acto de campaña a favor nuestro”

“El desdoblamiento es una estrategia. Vidal no quiere jugar con la misma boleta que Macri, porque hoy Macri te pianta los votos. Hoy tomar un café con Macri es estar con Al Capone. Es uno de los pocos presidentes que bajó un 10% su imagen en menos de cinco meses del comienzo de su gobierno. Por eso digo que son nuestros mejores agentes de campaña”.