La grave denuncia que involucra al fiscal Carlos Stornelli en una trama por extorsión tiene más de una lectura posible. Los detalles volcados en la investigación de Horacio Verbitsky en su nota para El Cohete A La Luna, permiten atar cabos y darle sentido a un nuevo enfrentamiento dentro de la interna judicial. En #NoNosQuedaOtra, el programa de la revista Hamartia en AM740 Rebelde, recurrimos a la experiencia de Néstor Espósito, periodista especializado en judiciales y uno de los que más conocen los pasillos (y cloacas) de Comodoro Py. Todo su análisis, en la nota a continuación:

Néstor Espósito, periodista de judiciales.

“Es parte de una película que comienza en el día de ayer. Ayer hubo un hecho muy importante: transcendió una declaración que involucra a un juez como supuesto receptor de una coima de unos 10 millones de dólares para proteger al matrimonio entre Daniel Muñas y Carolina Pochetti en la supuesta causa de enriquecimiento ilícito que involucraba al gobierno anterior. Me parece que hay que iniciar toda la lectura de lo que está pasando en ese momento. Porque en rigor esa declaración de Carolina Pochetti estaba de hacía varios días. Y en la causa de las fotocopias de los cuadernos hay un montón de información que está guardada bajo siete llaves. Y ahí se filtra lo que quieren que se filtre. De modo tal que no es casual que se haya filtrado esta información, que le pega de lleno, por dejabo de la línea de flotación, a un juez que se llama Luis Rodríguez. Un hombre que está en ese lugar por una vinculación importante que ha tenido con los servicios de inteligencia, con un ala de los servicios de inteligencia. Cuando Stiusso y Javier Fernández, operador judicial del menemismo pero también del kirchnerismo, estaban en buena sintonía, en realidad lo que tenían ahí era una relación directa que posibilitó, facilitó, que Luis Rodríguez llegara a ser juez federal. Era juez de Instrucción. Instruyó, para que te des una idea, el domicilio de Gonzalo Acro, el barrabrava de River Plate. Y después pasó a ser juez federal. Bueno, pasó a ser juez federal con un perfil muy bajo. Tuvo la causa esta por enriquecimiento ilícito. Y bueno, tiene un enfrentamiento muy grande con el fiscal Carlos Stornelli. Muy grande, se detestan”.

Juez Luis Rodríguez

“Ayer salió la información esta, que se filtra desde la fiscalía de Stornelli, proque Carolina Pochetti declara esto de los 10 millones de coima ante el fiscal Stornelli. Se filtra desde ahí, justo un día… ¿Qué causa importante recibió Luis Rodríguez en los últimos días, como para poner ese detalle que falta en la lectura? Luis Rodíguez es el juez que hoy está a cargo de la causa que tenía Sebastián Casanello, y que investigalos aportes truchos de campaña para la campaña electoral de Cambiemos en el 2015 y 2017. A Casanello lo corrieron, le cayó la causa a Luis Rodríguez, y 48hs después trascendió por todas partes que es un juez coimero. Es una parte de la lectura para hacer. Ahora, todo parece indicar, digo, tine pico de pato, pluma de pato, pata de pato, y hace cuac cuac, todo parece indicar que eso se filtró desde la fiscalía de Stornelli. ¿Qué aparece hoy ala mañana? Una investigación periodística en la que aparece Stornelli, aparece él, como extorsionando a través de este abogado Marcelo D’Alessio, a un imputado en la causa de los cuadernos, para obtener el pago ilegal, una coima de entre 300 y 500 mil dólares, finalmente no está claro cuánto fue el monto”.

Marcelo D’Alessio, eje de la denuncia que involucraría al fiscal Stornelli, es un panelista recurrente de los medios oficialistas.

“Entonces de lo que estamos hablando es de una guerra de carpetazos. Están volando las carpetas de un lado para el otro. Yo no sé si todo esto es verdad, si nada de esto es verdad, si parcialmente es verdad. Lo que sí está claro es que están por apretar el botón rojo que haga volar todo por los aires. Igual, no te hagas muchas ilusiones. Si una investigación seria y creíble demuestra esto, quien puede lo más puede lo menos. Si pueden haber extorsionado a un empresario de menor nivel económico para que pagara 300 mil pesos de coima, te podés imaginar que gente con más poderío también debió haber pagado. De hecho, en la investigación que publica Verbitsky en el portal El Cohete A La Luna, aparecen otros nombres, como Eurnekian, Rocca, como pagando dinero en materia de “protección”. La verdad es que si se confirmara, si se pudiera probar todo esto, apuesto mi casa contra un tomate cherry que esto vaa quedar como está. Si se pudiera demostrar en una investigación seria y creíble que esto pasó, no sólo estalla la causa de los cuadernos sino que seguramente que en Comodoro Py haya que hacer un gran estacionamiento.”

Comdoro Py, territorio liberado para la casta judicial.

“Todos intentaron reformar la justicia federal. Y de hecho el único que lo concretó fue Carlos Menem. Llegó y nombró a seis jueces federales, él directamente. Algunos de ellos hoy todavía están ahí: Servini de Cubría, Canicoba Corral, el propio Bonadío. Cuando llegó Néstor Kirchner a la presidencia, a través de su primer ministrede Justicia, Gustavo Béliz, intentó una reforma. y al poco tiempo Béliz terminó ejectado a partir de una maniobra en la que también estuvieron involucrados los servicios de inteligencia. Y cuando llegó Mauricio Macri, a través de Germán Garavano también intentó una reforma, y a Garavano terminaron pidiéndole jucio político, hasta Lilita Carrió. Hoy aparece salpicado en una investigación por estar protegiendo a los ex fiscales Mullen y Barbacha en la causa de la AMIA. El problema de orígen que hay ahí es que ninguno está completamente limpio. Todos tienen un muerto en el placard.”

Gustavo Béliz, entonces ministro de Justicia, en la pelea contra los Servicios, que le costaría el cargo, e irse del país. Aquí presenta en sociedad a Jaime Stiuso.

“No me animaría a decirte que este es el principio del fin de una manera de hacer política , de una manera e hacer justicia. Esto que estamos viendo ahora ya pasó. Se mataban entre todos, era una guerra sin cuartel, se tiraban con todo lo qu etenían. La final rosquearon, arreglaron y todo sigue como está. Esto cíclicamente pasa en el Poder Judicial, hay este tipo de escaramuzas que parece que estalla todo y después todo sigue como está. Es una suerte de gatopardismo judicial, que parece que todo cambia y sigue todo igual. Acá no se matan, apenas si se mojan la oreja. Marcelo D’Alessio invoca el nombre de Stornelli. Pero hay una cantidad importante de pruebas que parece demostrar que efectivamente hay una relación entre D’Alessio y Carlos Stornelli. Hay fotos, grabaciones, capturas de pantalla de Whatsapp. Por eso es necesario una investigación seria e independiente que llegue al hueso de esta historia. No sé si se va a poder dar. Sobre todo porque el juez que interviene ahora, Alejandro Ramos Padilla, es un juez de Dolores. ¿Por qué interviene un juez de Dolores en un episodio complejo, cuya gran parte de lo que ocurre en este asunto, ocurrió en la Capital Federal y otros lugares de la Provincia de Buenos Aires? Lo único que permite inferir es que hubo una entrega de dinero en Pinamar. Entonces ahí sí hay jurisdicción de Dolores. Este juez ha tenido una cercanía con el gobierno anterior, era el abogado de Chicha Mariani, fundadora de Madres de Plaza de Mayo. Pero además otras decisiones trascendentes: es el juez que ordenó paralizar el Tarifazo 1° de tarifas de gas en todo el país, y no le dieron ni cinco de pelota. La tarifa de gas la seguís pagando, es muy relativo esto de cuánta influencia puede tener un juez, porque se desobedece la orden de un juez y no pasa nada, es tremendo, pero no pasa nada”.

Carlos Stornelli, envuelto en una denuncia que lo vincularía a extorsiones.

“Más allá de eso, como en la causa de los cuadernos, lo importante no es discutir si el juez pertenece a tal o cual, lo importante es discutir si lo que están denunciando pasó o no pasó. Y eso se debe investigar seria e independientemente. en la causa de los cuadernos está muy discutido, porque apareció ayer de la supuesta coima de un juez para proteger a un imputado, hoy aparece una supuesta coima de un fiscal para proteger a otro imputado. Bueno, si estamos hablando de coimas por todos lados, hay que empezar a sospechar.”