Escribe Julián Andreu

¿Por qué Rioseco? Mañana se disputa la primera elección a gobernador del calendario electoral. La provincia de Neuquén elegirá a quien maneje sus destinos hasta el 2023. Sin ballotage y con un voto de diferencia, uno de los candidatos se quedará, no sólo con el manejo de la provincia, sino con el control de Vaca Muerta, el mayor yacimiento de gas y petróleo no convencional.

El actual gobernador es Omar Gutiérrez, del Movimiento Popular Neuquino, un partido provincial que está instalado en la gubernatura de la provincia desde la vuelta de la democracia hasta la actualidad. Es un títere de la Casa Rosada y busca su reelección. Supo acomodarse muy bien en tiempos de gobiernos nacionales y populares. Pero también lo hizo durante este período, donde gobierna una derecha irracional, apoyando todas las medidas y las leyes que están dejando al país en una situación terminal en lo social y económico. Ni siquiera reactiva Vaca Muerta, por la falta de iniciativa total del gobierno nacional y del provincial. La hora del MPN está terminada.

Como candidato de Cambiemos, aunque se muestre muy crítico con el gobierno nacional, se presenta el actual Intendente de la ciudad de Neuquén, Pechi Quiroga. Con pocas chances de disputar arriba, no lo apoyan ni sus diputados y, podríamos decir, ni su propio partido.

No hubo visita del Presidente Macri, ni de ningún funcionario nacional, para brindarle apoyo en una elección que es trascendente a nivel nacional.

Este domingo será una derrota más de Macri, pero esta vez en Neuquén.

Otro que se postula, como un mal decorado en esta escenografía electoral, es Jorge Sobisch, el responsable político del asesinato del maestro Carlos Fuentealba en 2007, durante su tercer mandato. Un ex MPN, hoy candidato por la Democracia Cristiana, sin chances de nada. No hay mucho más para agregar.

Entonces, ¿por qué el compañero Rioseco?

Porque viene luchando, desde los años noventa, en los primeros piquetes de Cutral Co, cuando YPF despedía a trabajadores y éstos cortaron las rutas, reclamando lo que les correspondía.

En junio de 1996, cuando se produjo el primero de los cortes de la Ruta Nacional 22, que tuvo repercusión nacional y dio lugar al nacimiento de los piquetes en el país, Rioseco era señalado por los medios de prensa como “docente-concejal-piquetero”.

Rioseco entendió cómo hacer carne esas luchas y canalizarlas para llegar a ser Intendente de Cutral Co en 2007, y ser reelegido con el 80% de los votos hasta finalizar su mandato en 2015. 

Rioseco hoy demuestra que de esto se sale con unidad: se presenta en estas elecciones como candidato del Frente Unidad Ciudadana Neuquino.

De su triunfo depende de que sea el comienzo del fin de este gobierno oligárquico. De su triunfo depende de que se vayan Macri y sus amigos-socios que saquearon el país.