Escribe Julián Andreu

Desde que se inició la causa de los cuadernos, en realidad de las fotocopias de los cuadernos que ya no existen y que nadie puede garantizar que hayan existido, empezó un juego perverso de aprietes.

Fue desde la cloaca de Animales Sueltos, la noche en que Fantino anticipó lo que se venía, cuando anunció que habían detenido al chofer de Baratta, el ex militar Oscar Centeno, quien decía tener información. La misma cloaca a la que tantas veces visitó Marcelo D’Alessio, como el abogado que no es y como un experto en narcotráfico que tampoco es. Y surge una pregunta que sigue flotando en el ambiente: ¿Quién es Marcelo D’ Alessio y qué es?

Una Rocca en el zapato de Macri - Revista Hamartia
Marcelo D’ Alessio en Animales Sueltos

A esta altura, ya nadie cree que sea un “psiquiátrico” o un loquito suelto que jugó a ser el Superagente 86. Tampoco es creíble que la situación que se dio haya sido para salvar a la República, como creen algunos aventurados que salen cual carriotistas a defender jueces en la calle.

Esto es un pase de factura al gobierno, una devolución. Es además una guerra entre bandas de servicios, disputándose un megamillonario negocio, al que se dedican los nuevos integrantes de la AFI.

Todos están en la mierda

El gobierno no tiene y no tuvo nada para mostrar durante estos tres años en materia económica. Sólo se encargó de beneficiarse él, sus socios y sus cómplices. No tiene amigos. No hay amigos en los negociados.

Por eso, se encargó de llenar todo de mierda y ponernos a jugar ahí. Un juego peligroso donde los actores, a veces, se salen del libreto establecido.

Una Rocca en el zapato de Macri - Revista Hamartia
Juez Martín Irurzun

La primera medida polémica que tomó el gobierno apenas asumió fue devolverle a la Corte Suprema el manejo de la oficina de escuchas telefónicas, la llamada OJOTA, por las siglas de Observaciones Judiciales (O.J.) a través del Decreto de Necesidad y Urgencia 256. Borró de un plumazo una decisión del Congreso y le entregó las escuchas al tribunal supremo. El DNU se publicó el 29 de diciembre de 2015 en el Boletín Oficial. La Corte informó el 15 de febrero de 2016 que se había realizado un sorteo por el cual se había designado al frente de las escuchas, al camarista Martín Irurzun. Nunca se mostraron pruebas de que ese sorteo haya existido, y la causa judicial donde se investiga esta irregularidad duerme en los cajones del juez Rodolfo Canicoba Corral.

El juez Irurzun es famoso por la doctrina que lleva su nombre y por ser el ejecutor intelectual de casi todas las encarcelaciones políticas, tirando por tierra la presunción de inocencia. Para él todos somos culpables hasta que se demuestre lo contrario.

Con este nuevo manejo sucio, los servicios de inteligencia empezaron -o continuaron- sus “negocios” y entre aquellos estaba el falso abogado Marcelo D’ Alessio.

Con total impunidad se paseó por los despachos de Comodoro Py 2002 insuflando causas judiciales contra todos los ex funcionarios, que terminaron en procesamientos y encarcelados por la aplicación de su doctrina.

Pero muchas veces, en este juego hay piezas que no hacen lo que quiere el que las maneja y se salen de libreto.

Cuando la causa de las fotocopias de los cuadernos empezó a caminar, algunos de los empresarios más poderosos del establishment vernáculo conocieron las escalinatas de Comodoro Py y empezaron a ver de cerca las rejas y un submundo que les resultaba desconocido y aterrador.

La causa fue llevada adelante por el fiscal Carlos Stornelli, hoy sospechado de ser un extorsionador junto con Marcelo D’ Alessio. Por este motivo, esta semana Stornelli  fue llamado por segunda vez a indagatoria, a la que no se presentó y por lo que será citado nuevamente por el juez Alejo Ramos Padilla.

Pero, ¿cómo se habrá llegado a esta filtración por la cual hoy está detenido D’ Alessio y de dónde surgen algunas informaciónes?

Nada es casual

El lunes pasado, el editorialista Carlos Pagni dejó entrever que acá no se salva nadie de este infierno. Deslizó la posibilidad de que hasta a la mismísima gobernadora Vidal le hicieron y le hacen inteligencia. ¿Será por eso que, luego de su reunión con la cúpula de Asociación de Empresarios Argentinos el lunes 11 de marzo en ExpoAgro, la volaron de la presidencia del PRO de la provincia de Buenos Aires? ¿Será casualidad que el más enérgico enemigo que tiene en el gabinete nacional sea Marcos Peña, el que maneja las campañas sucias desde Casa Rosada? ¿La estarán escuchando?

Vidal, como estrategia para despegarse de la cuestión Stornelli, actuó diferente al Gobierno Nacional, algo que generó resquemores en Balcarce 50. En un claro contraste a la reacción del Procurador General de la Nación, Eduardo Casal, quien no apartó de la causa de los Cuadernos a Stornelli, hizo en cambio que el fiscal Bidone fuera suspendido por 90 días por la Corte Bonaerense, y que sea investigado tras confesar que colaboraba con D’Alessio, a quien le entregaba información de la Dirección Nacional de Migraciones y a quien conoció a través de un agente de la AFI.

Una Rocca en el zapato de Macri - Revista Hamartia
Fiscal Juan Ignacio Bidone

Pero recordemos quién es el fiscal Juan Ignacio Bidone: llevó adelante la acusación en el famoso triple crimen de General Rodríguez, donde aparecieron asesinados Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina. Los asesinos Cristian Lanatta, Martín Lanatta, Víctor Schilacci y Marcelo Schilacci fueron detenidos y condenados a cadena perpetua por los asesinatos, la parte acusadora recayó en este fiscal, hoy suspendido.

Una Rocca en el zapato de Macri - Revista Hamartia
Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, asesinados en General Rodriguez

En este caso también empiezan a surgir dudas, como si fue ésta misma banda la que integró Marcelo D’ Alessio, la que armó ese entrevero con el tema Efedrina para perjudicar tanto a Scioli, que era gobernador, como a Cristina Fernández, que era presidenta. Las conjeturas empiezan a ser certezas y a ver la luz.

Rocca en escena

Lo que queda claro es que llevar al empresario más poderoso de la Argentina a declarar no es gratis.

Una rocca en el zapato de Macri - Revista Hamartia
Paolo Rocca llegando a declarar a Comodoro Py

Hay que hacer un poco de memoria. Fue Stornelli, como fiscal de la causa, el que pidió el procesamiento y la prisión preventiva de Paolo Rocca, CEO de Techint, a lo cual Bonadío se opuso. Sólo lo procesó y le trabó un embargo. Tuvo que definir la Cámara Federal Porteña. El fiscal ante esa Cámara, Germán Moldes, desestimó el pedido de Stornelli, pero la cosa no terminaría ahí.

Todo es fácil cuando se dispone de u$s 4000 millones, además de tener influencia superlativa, por ser el más encumbrado de los empresarios argentinos.

En algunos de los audios se pudo escuchar que la libertad de Rocca costó u$s 1,8 millones, que habrían llegado al bolsillo del fiscal.

Corolario “Por Poco, Perdiste” (PPP)

Las versiones que circularon, esas que decían que el gobierno buscaba con la causa de las fotocopias de los cuadernos, bajarle el precio a las mayores empresas del país, empieza a ser verídica. Con mucha torpeza y bastante codicia, la banda amarilla no sólo terminó desfinanciando su propio proyecto de las PPP (Participación Pública Privada) que dejó en terapia intensiva a la obra pública, sino que además tocó un punto neurálgico de ese poder, que parecía ser un aliado y dejó de serlo, al destapar su propia cloaca. Con esto se le desgrana un aparato de inteligencia paralelo que, como dijo algún dirigente, fue el que le pavimentó la llegada a Mauricio Macri al poder, ése que hoy ve muy de cerca la posibilidad de perderlo en octubre.

La alternativa tiene un costo muy alto. Será la presidencia o la cárcel.