Escribe: Sofía Picca

El sábado 2 de marzo se reestrenó en el Centro Cultural de la Cooperación la obra “Rojos Globos Rojos”. A propósito de esto conversamos con su director Christian Forteza.

Un escenario despojado y tres cuerpos en escena -Jorge Lorenzo, Lorena Penón y Gabriela Perera – es la fórmula que utiliza Christian Forteza en la adaptación de la obra escrita por Pavlosvky en 1994. No es la primera vez que el director trabaja con el corpus del fallecido dramaturgo y es ahí (o acá) en ese lugar intersticial cuando un texto cobra vida en el presente, más allá de su cuna y su contexto. “El proceso de adaptación fue difícil (…) Tenía presente las obras del autor por haberlas leído o trabajado, pero tuve que hacer una investigación previa, más profunda. Seleccionar y extraer aquellos pasajes, frases y escenas, que pudieran incorporarse, sin que por ello parezcan, dentro de la obra original, que venían de otro lado (…) Extraje textos de “La muerte de Margarite Duras”, “Pablo”, “Cerca”, “Cámara Lenta”, “Paso de Dos”, incluso declaraciones del autor en entrevistas” cuenta Forteza.

Rojos Globos Rojos

Pienso en la temporalidad por varias razones. Una de ellas por el montaje de textos utilizados que nos indican un lugar y tiempo distinto. Otra, por la actualidad de un teatro que busca ser rescatado, y que lucha por un sentido otro que escapa a los discursos hegemónicos. “La elección de este texto sin duda está ligada a la coyuntura política. Incluso, tiene más actualidad que cuando presentamos el proyecto al CCC. Porque ésta es la segunda temporada y se había presentado para la programación del 2018 en agosto del 2017. No es un dato menor, ya que en este periodo se profundizó el tema principal de la obra. Rojos Globos Rojos habla entre otras cosas, sobre el inminente cierre del teatrito de los protagonistas” dice el director.

Incluso a nivel sintagmático, Rojos Globos Rojos remite a una conexión por repetición entre inicio y fin. ¿Aquello que pasó está condenado a repetirse? ¿Se aprende algo del pasado? ¿Cuáles son los espacios de resistencia? “Solo por nuestro amor a los desesperados conservamos todavía la esperanza” reza la frase del filósofo alemán Walter Benjamin en el programa de la obra.

El  teatro independiente es de por sí resistencia (…) El teatro tiene un poder desalienante y es una herramienta de denuncia social. Pero también el hecho de trabajar en cooperativa. Porque el arte se podría decir, y  tomando algunos de los conceptos de Marx, es trabajo improductivo. Desde el punto de vista capitalista no produce plusvalía, y  creo que es la resistencia mayor contra el sistema” explica Forteza.

Benjamin -al igual que Pavlovsky- fue figura del exilio y vio sucumbir las ideas revolucionarias bajo la sombra del totalitarismo. Él hablaba de organizar el pesimismo, de trabajar la imagen como forma de acción política, no de manera contemplativa sino a partir de su carácter de experiencia que escapa al sentido establecido. Es necesario que el teatro resista en ese pese a todo, y siga operando en los sentidos que se desprenden en el campo simbólico.

Ahí, en esa ruptura aparece lo político.

 

Ficha técnico artística

Autoría: Eduardo “Tato” Pavlovsky

Adaptación: Christian Forteza

Actúan: Jorge Lorenzo, Lorena Penón, Gabriela Perera

Vestuario: Mario Pera

Diseño de luces: Horacio Novelle

Música original: Elena Avena

Fotografía: Sebastian Ochoa

Asistencia de dirección: Magali Mussi

Puesta en escena: Christian Forteza

Dirección: Christian Forteza

Duración: 60 minutos

Más información

CENTRO CULTURAL DE LA COOPERACIÓN

Corrientes 1543

Capital Federal – Buenos Aires – Argentina

Teléfonos: 5077-8000 int 8313

Web: http://www.centrocultural.coop

Entrada: $ 280,00 – Sábado – 20:30 hs – Hasta el 30/03/2019

TEATRO ESTUDIO

Calle 3 N 386 e/ 39 y 40 (mapa)

La Plata – Buenos Aires – Argentina

Teléfonos: (0221) 423-4366

Web: http://www.teatroestudio.com.ar

Entrada: $ 350,00 – Viernes – 21:30 hs – 26/04/2019