Por Natalia Seoane

La iniciativa legislativa fue elaborada por Daniel Filmus, quien preside la Comisión de Cultura. en la presentación el diputado dijo: “Es necesario que el estado acompañe proyectos editoriales, es su obligación promover y proteger el libro argentino”. El proyecto, propone federalizar contenidos y potenciar la circulación en el mercado de nuevos nombres y editoriales.

Vale tener en cuenta la importancia de generar, en un contexto desolador para la industria editorial, políticas públicas de promoción, protección y fomento del libro ya que la autogestión, que es una característica de toda la industria cultural argentina, es prácticamente imposible.

El vaciamiento de las políticas de promoción de la industria editorial va más allá de la industria misma, y su impacto tiene que ver con la propia concepción política del macrismo, el cuál prefiere por ejemplo, darle plata a la Fundación Vale para hacer como si le importara fomentar la lectura. Hay una cuestión de base que impacta y marca la diferencia sobre la inclusión social, ya que propiciar la libre circulación de conocimiento y apropiación social del mismo, es parte de un proyecto político que tiene propuestas e iniciativas reales.

 

Un dato tristísimo a tener en cuenta: sólo en la Ciudad de Buenos Aires, tras la caída de las ventas, más de cincuenta librerías cerraron ante la imposibilidad de afrontar costos de alquiler de sus locales y el tarifazo en los servicios públicos. Las librerías porteñas que quedan están desiertas, o sea que otras tantas, corren el riesgo.

El proyecto, cuenta con el acompañamiento de diferentes espacios institucionales, sindicatos, universidades nacionales, representantes de la industria gráfica y editorial, como así también de la Comisión de Educación presidida por el Diputado José Luis Riccardo (UCR) y además, por diputadas y diputados de diferentes bloques, entre ellos Leonardo Grosso (Movimiento Evita), Victoria Donda (Somos), Daniel Arroyo (Red por Argentina), Elda Pértile y Carolina Moisés (Justicialista), Roberto Salvarezza y Pablo Carro (FPV-PJ), Cecilia Moreau y José Ignacio De Mendiguren (UNA), Alejandra Rodenas (Nuevo Espacio Santafesino), José Luis Ramón (Protectora), Silvana Ginocchio (Elijo Catamarca) y Mirta Pastoriza (Frente Cívico por Santiago).

El día del libro

En el año 1995, se presentó ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura un proyecto para que el 23 de Abril se conmemora en todo el mundo el día internacional del Libro. La fecha se eligió porque ese día es el aniversario del fallecimiento del dramaturgo español Miguel de Cervantes Saavedra; el poeta inglés William Shakespeare; y el escritor español Inca Garcilaso de la Vega. Además, es el día del Idioma y del Derecho de Autor.

Actividades en la Ciudad de Buenos Aires 

En las estaciones Juramento y Plaza Italia de la Línea D de Subte, de 15 a las 17 horas va a realizarse una “Suelta de libros” donde quienes se acerquen podrán llevarse uno de los 600 ejemplares de Héctor Tizón, Virginia Woolf, Silvina Ocampo, Eduardo Sacheri, Norma Huidobro y Liliana Bodoc, entre otros, y podrán llevar a soltar un libro propio.

Se repartirán también entradas para la 45º edición de la Feria Internacional del Libro que se inaugura el jueves 25 de Abril y finaliza el 13 de Mayo. En esta edición, las actividades que se proponen son: talleres, circuitos de promoción de la lectura, presentación de novedades editoriales, de quienes escriben, narran, ilustran, editan y corrigen libros.