Se acaba de conocer la sentencia en el primer juicio que rompe una impunidad de 30 años por parte de miembros de las Fuerzas Armadas. Delitos de lesa humanidad: desapariciones y asesinatos, frente a la toma del cuartel de La Tablada por parte del Movimiento Todos por la Patria en 1989. Hay una condena a perpetua y esto, tal vez, permita que se abran nuevos caminos para seguir buscando justicia.

Para hablar del caso, el equipo de #NoNosQuedaOtra (Radio Rebelde AM 740) entrevistó a Dora Molina, ex presa política por el copamiento a La Tablada y ex militante del Movimiento Todos por la Patria (MTP).

Escuchá la nota completa:

Militantes detenidos en la toma a La Tablada.

El día del copamiento en La Tablada

“Los militares llegaron a rodear el cuartel con más o menos 3500 efectivos, entre militares y fuerzas de la policía. Desde media mañana del día 23 establecieron fuego, que era bueno para un campo de batalla pero no para un cuartel rodeado de población civil, porque estaba rodeado de un barrio. Creo que hicieron eso porque los militares trataban de limpiarse de lo que había sido la represión ilegal, pero volvieron a repetir los crímenes de la dictadura, porque torturaron gente, fusilaron gente, y nos desaparecieron cuatro compañeros: Iván Ruíz y José Díaz, que desaparecen el día 23 a la tarde, cuando salen de una guardia de prevención, lo cual está filmado y fotografiado que se los llevan a los dos con vida, y Francisco Provenzano y Carlos Samojedny, que se rinden al día siguiente, el 24, con la totalidad de los compañeros y compañeras que quedaban con vida”

“desde los medios se nos mostró como los subversivos que habían ido a interrumpir la vida democrática y pacífica de la sociedad, ese fue el planteo alrededor de nuestro juzgamiento, que iba en consonancia con los objetivos de los militares”

“Recordemos lo que pasaba en el contexto mundial y del país, habíamos salido de la dictadura, se había recuperado la democracia en el ’83 y unas de las primeras cuestiones del gobierno de Alfonsín era el juzgamiento a los militares por las atrocidades cometidas durante la dictadura militar. Justamente, Alfonsín, juzga la junta militar, las cúpulas, y cuando se intenta ir más abajo, porque los responsables eran muchos, ahí es donde comienza una serie de sublevaciones militares, desde el ’87, lideradas por el grupo carapintadas del Ejército, en donde se negaban a su juzgamiento. Así se inicia. Esos son los hechos que preceden el copamiento del cuartel.”

“Los militares consiguen que el juicio fuera hasta donde habían llegado a ese momento y se acabara, la Ley de Obediencia debida era un poco la coartada elaborada por ellos diciendo que obedecieron ordenes”

“Los objetivos que nos habíamos planteado eran terminar con esa continua presión de los militares sobre los gobiernos civiles, que venía desde el año ’30, poder terminar con esa tutela permanente de los militares sobre los gobiernos democráticos, elegidos sobre la totalidad de la soberanía y demostrar que desde la sociedad podía haber un ejemplo de fortaleza que podía imponerse sobre esos cuestionamientos”

La sentencia del 12 de abril y la continua búsqueda de justicia

“El tema es así, el veredicto es sobre uno solo de los juicios, sobre José Díaz, por cuestiones procesales se llevó uno solo de los casos, vieron cómo es el tema del poder judicial, pero deberían haber sido ellos dos, su suerte fue junta. Esas causas, que se iniciaron inmediatamente después de los hechos, los militares intentaron cerrarlas, diciendo que se habían escapado. La coartada era que se habían escapado, cosa totalmente imposible por cómo estaba el cuartel y cómo estaba rodeado; además los militares no se lo iban a entregar a un solo suboficial.  Y bueno, esa causa quedó ahí bastante cerrada provisoriamente hasta que se vuelve a reabrir después que nosotros tenemos una resolución de la Comisión Internacional de Derechos Humanos, en el año ’97”

Alfredo Arrillaga, ex general de Brigada del Ejército, condenado a cadena perpetua por los crímenes cometidos en el cuartel militar de La Tablada, tomado en 1989 por el Movimiento Todos por la Patria (MTP) / FOTO Gustavo Molfino.

“A partir de eso es que se hace la re apertura de la causa, que llevó también su tiempo. Lo que pasa es que ahí intervenía la Cámara Federal de San Martín, que eran los que nos habían juzgado a nosotros y que era cómplice del cierre provisorio de esas causas, entonces, volvieron a intentar cerrarla y finalmente tuvimos un fallo de la Corte Suprema y se reabre, y así es cómo se llega a este juzgamiento, pero es por uno solo de los casos, con uno solo de los imputados, que es Arrillaga, el General que comandó la recuperación del cuartel”

Nisman en la causa del copamiento

“Estaba dando sus primeros pasos en la justicia, recuerdo que una vez que nos toman declaración, estaba él, y después lo ascienden a secretario del juez, cuando intentan cerrar por primera vez la causa por José Díaz e Iván Ruíz. El que firmó esas declaraciones fue Nisman, declaraciones que queda demostrado en el juicio por un testimonio de un suboficial del Ejército, que fueron armadas; un suboficial, testimonio en el juicio, dice que a él lo obligaron a firmar una declaración que él no había hecho.

“Esa acta fraguada, armada, lleva la firma de Nisman como secretario y de Larrambebere como juez de instrucción de ese momento. Muchos de los laureles que cosechó fue por la causa nuestra”

“Salimos de la cárcel en medio de toda la enorme crisis que nos llevó los diez años de convertibilidad del 2001 y el movimiento social se reactiva. Yo todo esto no lo veo como producto del copamiento, son procesos sociales que van mucho más allá de lo que pasó con el intento nuestro. En la militancia, en lo personal, siempre tiene sentido todo lo que uno hace si lo hace honestamente, pero para el país, te diría, que se cierra, definitivamente, la etapa de los golpes militares. Por eso digo, no es solamente producto del copamiento de la tablada sino de todo lo que va sucediendo socialmente. Había una situación social de “militares nunca más” y así fue.

Fotografías y material inestimable para poder realizar esta nota, fueron obtenidos en el diario del juicio por los desaparecidos en La Tablada.