Todos vigilados parece ser el planteo de Cambiemos en todas las variantes de gobierno a las que logró acceder por aquel trágico voto mayoritario. En medio de una tormenta judicial por pruebas de espionaje en un entramado estatal, mediático y judicial, los porteños Larreta y Santilli no ven mejor oportunidad de anunciar con bombos y platillos un sistema de espionaje masivo montado en la ciudad de Buenos Aires, a la vista de todos.

Gabriel Fuks es Titular del Programa de Planificación Estratégica en Políticas de Seguridad de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires. También fue diputado porteño por el FpV, y presidente de Cascos Blancos durante 10 años. Con la experiencia que lo precede, #NoNosQuedaOtra (AM 740 Radio Rebelde) se comunicó y habló acerca de las políticas de seguridad implementadas por el gobierno porteño y nacional. Tanto las pistolas Taser ya compradas, como las cámaras de vigilancia y su anunciado uso para reconocimiento facial. Para Fuks, ”chantadas de campaña”, y material de debate.

Escuchá la nota completa:

Gabriel Fuks

Además de las cámaras aplicadas al reconocimiento facial, Fuks se refirió a las pistolas Taser como una herramienta innecesaria y reveló que “un funcionario del Ministerio de Seguridad en off me dijo que el uso de estas pistolas va a ser los policías probándose entre ellos para ver quién es el más guapo dentro de las comisarías”.

‘’En Argentina, los D’Alessio de la Argentina, actores privados de la Inteligencia ya están usando estas herramientas sin que el Estado tenga ninguna capacidad de regular. Así como espían, usan también insumos para esos espionajes, que no son reconocidos formalmente por el aparato estatal’’, señaló el ex diputado porteño, y confirmó que en el país hay mercados negros que venden estas tecnologías, incluso la de reconocimiento facial. Esta última, para sumar al escándalo, aun se encuentra a prueba y su uso es ilegal. En Gales, en el marco de una fecha de fútbol de la Premiere League, sus resultados dieron un 90 % de falsos positivos.

Un Santilli y un Larreta para vigilarnos a todos.

“La tecnología va cambiando y la normativa no alcanza. Es violatoria de los derechos constitucionales. El anuncio que se llevará a cabo es para inscribir a la ciudad en la línea puritivista de la nación”.

“El propio Rodriguez Larreta quiere mostrarse más en línea con lo que el Gobierno Nacional viene planteando’’, sostuvo Fuks acerca del anuncio que el jefe y el vicejefe de gobierno (también ministro de Seguridad) porteños harán el jueves, y aseguró que el mismo no logrará satisfacer las preguntas que se realizan sobre las políticas de seguridad efectivas para la ciudad.