Columna semanal de Martín Burgos, Licenciado en Economía e Investigador del Centro Cultural de la Cooperación para #NoNosQuedaOtra en AM740 Radio Rebelde. La economía argentina frente al recrudecimiento de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, el estado actual de las reservas, la deuda externa y el escenario de default con el que deberá lidiar quien gane las elecciones en octubre de 2019.

Escuchá la columna:

Martín Burgos.

Contexto internacional

“Se viene una semana difícil. Ya sabemos que este modelo económico es inconsistente, pero son muy sensibles las cosas que están pasando afuera. Hay un anuncio de recrudecimiento de la guerra comercial entre China y Estados Unidos e impactó en todos los mercados y entre otros, está subiendo el peso, el real brasileño, la moneda turca… El gobierno de Macri es el más sorprendente porque es un gobierno totalmente apoyado por el FMI, por los mercados y por Estados Unidos, y está volando como un barrilete, es el eslabón débil de las problemáticas financieras que hay a nivel mundial y Argentina ante cada sacudón que aparece está ahí… Argentina y los argentinos, porque eso nos impacta directamente, aumenta el dólar y aumenta la inflación y eso nos reduce los ingresos. Argentina es el hilo más delgado, la problemática es bastante grande”

Las reservas del Banco Central

“De los 71 mil millones de dólares hay una gran parte que son los depósitos en dólares de los argentinos; ese clic que hace cualquier persona en home banking para guardar su plata en el banco. Bueno, esa plata está computada como reserva, se encaja en su gran mayoría, el banco no lo presta, pero es obvio que el Banco Central a eso no lo puede tocar, por eso es un poco contable el tema de las reservas en dólares que hay. Y hablamos de 25 mil millones de dólares, es mucha plata de la que se habla en los bancos. Después está el swap de China, que son 13 mil millones de dólares, que pueden considerarse que no son reservas, pero si contas efectivamente son 20 millones o un poco menos”

“Lo que sí es necesario comprender que de todo el computo que se hace de las reservas siempre se toma el total, o sea, cuando decíamos que Néstor Kirchner tenía 50 mil millones de dólares, ahí computábamos todas las reservas, incluidos los depósitos en dólares; después, cuando Cristina dejó el gobierno tenía un poco más de 30 mil millones de dólares y ahí se computaba eso y también los swap, y es discutible la cuestión de las reservas, las reservas netas, o sea, las reservas si empezas a sacarle ese tipo de cálculo. Porque, por ejemplo, el Banco Central, al Swap de China lo puede canjear en cualquier momento por dólares y entonces convertirse en reservas. Eso es lo que había negociado Kicillof y este gobierno también lo hizo en algunos tramos.”

Guido Sandleris, aun presidente del Banco Central.

“Ahora, sí es cierto que tenes vencimiento, todavía, por 10 mil millones de dólares de acá a fin de año si no contamos las letes, entonces, con esos 20 mil millones de dólares se podría llegar a fin de año. El problema es que está el problema de la fuga de capitales que te va a abultando cada vez más la salida de dólares”

El próximo gobierno frente a la deuda

“Para re financiar la deuda tenes que canjear tu bono que vence por otro bono. La tasa de interés es la del riesgo país, y como el riesgo país está a 1000 puntos, está 10% más de la tasa de Estados Unidos, con lo cual, terminan siendo algo… El mega canje, que era el canje de la deuda que tenía Argentina en 2001, que hizo Cavallo, tenía una deuda que era de 5 o 6% de intereses anual y como el riesgo país estaba tan alto, el canje se hizo por un nuevo bono que rendía el 15% anual. Esos son los escenarios que te terminan generando un default, porque vos no podes pagar la deuda que tenes o a la vez la canjeas por una otra”

“La mitad de la plata del Fondo Monetario Internacional está prestada a la Argentina”

“Eso no hubiese podido ocurrir sin el apoyo de Estados Unidos. En esas conversaciones se sabe que los países europeos no estaban muy de acuerdo, porque al fin y al cabo, ellos ponen también esa plata, porque sabemos que esa plata no es para invertir ni nada, sino que es para que la gente se vaya de turismo y ahorre en dólares, después pueden verse algunas internas dentro del Fondo que nos permitirían negociar algo. Pero por otro lado, hay un grave problema, porque casi toda esa plata que se prestó a este gobierno, se tiene que pagar por el próximo gobierno, sobre todo los últimos dos años del próximo gobierno, 2022 y 2023, eso condiciona a cualquier gobierno que venga porque va a ser difícil ir y decirle al fondo: quiero re financiar esa plata que debo pero no quiero hacer nada de lo que ustedes dicen, en términos de reforma laboral, reforma fiscal, reforma provisional. Políticamente, va a estar muy condicionado el gobierno que viene, eso hay que saberlo de entrada, ¿no?