Escribe Julián Andreu

11 de mayo 2019

La votación de mañana es algo más que la elección a gobernador de Córdoba. Además de ser el segundo distrito electoral más importante del país por cantidad de votos, es la provincia que le dio el triunfo a Macri en el ballotage del 2015, con el recordado 70 a 30 sobre Scioli.

Hagamos un repaso de cómo vienen las listas. Por el PJ cordobés encabeza el actual gobernador Juan Schiaretti, mientras el actual diputado y jefe del interbloque de Cambiemos en la cámara de diputados, Mario Negri, se presenta por Córdoba Cambia. Negri es el candidato apoyado por el oficialismo nacional. Competirá por una lista de radicales puros el actual intendente de la ciudad de Córdoba, Ramón Mestre. Estas lista no llegaron a la unidad y partieron Cambiemos en la provincia mediterránea.

La realidad dice que Schiaretti ganaría por mas de 20 puntos sobre Negri, candidato oficialista, apoyado por la Casa Rosada y por Elisa Carrió.

Hay que hacer un poco de historia reciente. Desde febrero se intentó que Cambiemos llegara a esta elección en una sola lista. Hubo intentonas de todo tipo para lograr bajar la candidatura de Mestre, ni siquiera la presión directa del jefe de gabinete Marcos Peña en persona pudo lograrlo.

Carrió dándole apoyo a su candidato Negri.

El bastión en juego

Con casi segura victoria de Schiaretti a gobernador, la pelea real se dará por la intendencia de la Ciudad de Córdoba, hoy gobernada por los radicales. Se podría decir que esta ciudad es un bastión de los boina blanca desde hace décadas, solo interrumpido por un mandato de Luis Juez que nuevamente se postula para el cargo en la lista de Mario Negri.

El candidato a quedarse con la ciudad es Martín Llaryora (PJ). No solo le sacaría en todas las encuestas unos 10 puntos de ventaja a Juez, sino además lo arrastraría Schiaretti unos cuantos puntos más hacia arriba, lo que le daría una victoria segura.

Martín Llaryora candidato a intendente de la ciudad de Córdoba por el PJ.

El tercer candidato y con algunas posibilidades es Rodrigo de Loredo, quien secunda en la boleta radical a Ramón Mestre.

Esta elección no es un más. si los radicales pierden la ciudad, dejaría heridos y las esquirlas llegarían hasta Balcarce 50, mas precisamente al despacho del mismísimo Mauricio Macri.

No es casual que la convención radical ya tiene fecha: será el 27 de mayo a las 11 hs en Parque Norte. Ahí se definirá el futuro de los radicales adentro de la coalición de gobierno y sobre todo adentro de Cambiemos para la elección a presidente de octubre de 2019.

El ninguneo de la Casa Rosada a los radicales durante estos tres años y medio puede tener un punto final en Córdoba este 12 de mayo. Vaya paradoja que fue la misma provincia que le dio el triunfo allá por el 2015.