Enrique Martínez, actual coordinador del Instituto Para la Producción Popular (IPP), y ex presidente del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), y estuvo en comunicación con #NoNosQuedaOtra para hablar sobre los programas alternativos de oferta y demanda del IPP, y el cambio de perspectiva que plantean, frente a un sistema que no da respuesta las necesidades básicas de la sociedad.

Escuchá la nota completa:

Enrique Martínez, coordinador del IPP.

Capital, demanda y consumo

El capitalismo se expandió hasta llegar a lo más básico de la sociedad, llegó a lo que es la alimentación. Están haciendo negocios, se dan los lujos de comprar una empresa más chica del mismo rubro, para después cerrarla para no tener competidores. Así llegamos a tener tres grandes productores de pollos, tres de leche y así con casi todos los rubros”.

El gobierno de Néstor pudo poner énfasis en reconstruir las demandas exclusivamente, porque el país estaba con una capacidad ocupada, como lo es actualmente. A las empresas no les interesaba aumentar el precio, sino aumentar la producción y por lo tanto poniendo dinero en los bolsillos de la gente se pudo expandir el consumo. Un gobierno popular no se puede ocupar solo de la demanda, tiene que administrar la oferta, dándole espacio a los pequeños empresarios que quedan bloqueados con las grandes corporaciones alimenticias”.

Mastellone es el único abastecedor de las grandes bocas de expendio, pero lecherías pequeñas peleando por sobrevivir, o paradas, esperando para ser reactivadas en el país hay muchísimas. En Navarro hay una empresa mediana que luchó con Mastellone, porque el productor, que si es monopólico, del material necesario para envasar la leche larga vida, dolarizó su oferta y casi la llevó a la quiebra. Si uno se mete en la cadena completa, analiza los segmentos que hay que promover, regular o modificar y puede encontrarle solución al problema. No es cuestión de que Mastellone venda más barato, sino que los otros puedan vender, con lo cual se va a conseguir que Mastellone venda más barato”.

Programa Tod@s Comen, del IPP.

“Hay que organizar a los productores con venta directa. No con estas ferias truchas que organiza el Gobierno de la Ciudad que venden igual o mas caro que un chino”

Tod@s Comen

“(El programa del IPP) Tod@s Comen quiere que todos tengan acceso al alimento con un costo de comercialización y distribución bajísimo. Aquellos que cacarean todo el día haciendo aviso en las gráficas sobre los precios mayoristas imbatibles, nosotros queremos ofrecer una canasta básica a precios muchos menores a los de ellos, vinculándonos con cooperativas de productores. Esto es un esfuerzo, pero así logramos tener almacenes populares en desarrollo, convenios con empresas que le permiten a los trabajadores que compren bolsones de productos, un sindicato grande que hace que sus afiliados puedan comprar productos económicos”.

“No puede un gobierno de vocación popular ocuparse sólo de la demanda. Tiene que administrar también la oferta”

“Los consumidores no pueden ser abusados, estafados ni expropiados de los alimentos, que no puedan consumir leche ni carne. Esto de llevarlo al nivel de la política, involucra después vincularse con la producción popular de manera activa. Me parece que darle jerarquía al consumo imprescindible, es una asignatura pendiente del gobierno popular.”