Escribe Diego María Gallardo

Este lunes el gobierno de María Eugenia Vidal a través de Gabriel Sánchez Zinny, Director General de Cultura y Educación, confirmó cinco nuevos despidos en la provincia de Buenos Aires. Desde ATE aseguran que se trata de desvinculaciones arbitrarias y discriminatorias que forman parte de las políticas de ajuste de la gestión de Cambiemos.

Cambios de época traen consigo nuevos paradigmas. Desde la asunción de Mauricio Macri como presidente de la Nación, se construyó un discurso negativo hacia lxs empleadxs del Estado. A través de sus dispositivos mediáticos y de poder, la gestión Cambiemos demonizó a lxs trabajadorxs para poder así profundizar en un recorte y ajuste en contra del pueblo argentino.

En el contexto de las negociaciones por el pase a planta de los trabajadorxs precarizados de la Dirección General de Cultura y Educación, se supo que cinco trabajadorxs fueron desvinculadxs de manera arbitraria y discriminatoria. Estos despidos constituyen parte de la política de ajuste y amedrentamiento por parte del gobierno de María Eugenia Vidal y Sánchez Zinny.

Diego Makedonsky, trabajador de la DPIE y referente de ATE Verde y Blanca La Plata, aseguró “Los despidos fueron de manera arbitraria y discriminatoria, y constituye un mensaje para las y los trabajadores. Estos cuatro trabajadorxs son tres inspectores de obra, una compañera con certificados de salud cubierto a quien no se le ha respetado su situación, y otro compañero que atraviesa problemas de salud con quien no tuvieron ningún tipo de contemplación. Se han violado los derechos que nosotros defendemos”.

“Cuatro son de la Dirección Provincial de Infraestrutura Escolar y uno de jubilaciones de la Dirección General de Cultura y Educación. Aquí la Dirección Provincial de Infraestructura viene sufriendo un desmantelamiento de sus misiones y funciones. Además están llevando a cabo una fuerte persecución gremial. La política que maneja esta gestión es de amedrentar y despedir a lxs trabajadorxs que pelean por sus derechos”.

“Frente a esta situación y en el marco del paro por 48 horas llevado adelante por ATE, tomamos medidas de fuerza en la Dirección Provincial de Infraestrutura Escolar, con un plan de lucha que va a continuar el día jueves con una movilización. Si no obtenemos respuestas, profundizaremos la semana que viene con otro paro de 48 horas y movilización al Ministerio de Educación. Lxs trabajadorxs estamos dispuestos a seguir reclamando con firmeza nuestros derechos. Convocamos a todxs a defender la continuidad laboral de lxs compañerxs porque no queremos ningún despido más. Necesitamos volver a tener un Estado garante de los derechos de lxs trabajadorxs”, concluyó Diego Makedonsky.