Jorge Elbaum, periodista, sociólogo y titular del Llamamiento Judío Argentino, en comunicación con #NoNosQuedaOtra, para hablar de su nota “Sportivo Crueldad (Sociedad Anónima)“. La crueldad hacia los desposeídos en los gobiernos neoliberales y la utilización del Otro como enemigo, o los “efectos de un plan dirigido a cimentar la insensibilidad social”.

Escuchá la nota completa:

Jorge Elbaum, periodista y sociólogo

Dividir para dominar

“Primero se construye el odio hacia los pobres, los marginales, hacia los más vulnerables, los despseídos, etc, después se los quema, y después se construyen instancias políticas que legitiman y fundamentan ese genocidio por goteo. La dominación necesita construir miedo, sin el miedo la dominación no existe. Es decir vos tenes que construir un peligro, sea en los negros, en los marginales, en los afrodescendientes, los planeros, los choriplaneros; y cuando vos construis el miedo logras partir a las mayorías sociales y populares poniéndolos unas contra otras, entonces el pobre es el que quema al marginal”.

“El principio de la dominación requiere dividir a las mayorías. Ellos, en el mundo, son el 1 o el 5% como mucho, del otro lado está el 95%. Ahora, ¿cómo hace ese 1% para lograr conservar el 50% de la riqueza que tiene el mundo? Bueno básicamente partir, separar, generar odios al interior y a los migrantes. La dominación, aquellos grupos que en realidad se encarnan en la posibilidad de construir privilegios, eligen enemigos y tratan de limpiar aquello que les imposibilita la continuación de la dominación”.

“Le hacen creer a la sociedad que los pobres no quieren trabajar cuando en realidad no tienen trabajo”

Proceso histórico y emancipación

“Las luchas emancipatorias son la construcción del poder popular, no hay otra solución, y la construcción del poder popular se hace en una relación política pero también en una relación de base; y una articulación de uno con otro. No existe la posilbidad de hacer política por arriba y toda política que sea basista y no tenga referencia en la construcción del poder termina disolviéndose. Bueno, es una doble vía que tiene que juntarse, que ninguna de las dos puede dejarse de lado. El fascismo aislacionista y testimonial absolutamente es ciego; y por otro lado el burocratismo por arriba, la creencia de que se resuelve simplemente con fierros por arriba también es mudo”.

“Yo siempre digo en las clases de historia económica que la burguesía tardó 3 o 4 siglos en tomar el poder en Europa a fines del siglo XVIII y principios del XIX; y para llegar a la Revolución Francesa fueron necesarios 3 siglos de fracasos y experiencias. Para que el mundo llegue realmente a buen puerto, se necesitarán por lo menos muchas experiencias como las de la Revolución Rusa, el 1959, el 17 de octubre, el Cordobazo, Vietnam y tantas otras experiencias victoriosas que después por supuesto tienen su lado B, sus errores, sus falencias; pero que en la ley de los grandes números van construyendo o dando esperanza a la construcción de una sociedad más igualitaria, más justa y sobretodo, donde las personas no sean lobos de las personas”.