Escribe: Tomás Matamoros

El VAR se comenzó a aplicar en la liga estadounidense, la liga australiana, y en partidos amistosos de selecciones nacionales, con intenciones de probar esta tecnología como lo hacen en otros deportes como el rugby, básquet y hockey. El primer torneo internacional que lo implementó fue la Copa FIFA Confederaciones de 2017, a prueba y error, para mejorar el sistema. ​ En Sudamérica fue introducido a partir de las semifinales de la Copa Libertadores del año 2017.

VAR

A partir de la temporada 2018-2019, el video arbitraje fue incluido en las principales ligas europeas como es la liga española y la liga de campeones de la UEFA, sin olvidarnos del mundial de Rusia 2018 y actualmente el mundial de Francia de fútbol femenino.

El sistema de video arbitraje hizo su debut en la edición 2019 de la Copa América y fracasó notablemente luego de muchas polémicas durante la fase de grupos y sin ninguna duda durante el correr de las etapas definitorias. Comenzando por el partido entre Uruguay contra Perú, donde anulan dos goles al equipo uruguayo, siguiendo por Brasil frente al seleccionado argentino, en el cual no se utilizó en ningún momento el VAR, y finalizando con el último partido de la copa entre Brasil y Perú, en donde quedaron ciertas dudas sobre su uso.

Messi dijo basta.

Lionel Messi puso en cuestión el accionar del VAR durante la semifinal de la Copa. Luego de sus durísimas declaraciones, que pueden terminar en una sanción económica y deportiva para el jugador argentino, el árbitro del partido Rody Zambrano afirmó que el árbitro uruguayo que estaba encargado del VAR no lo llamó para revisar la jugada y además dijo que “Otamendi también entra a chocar, no es un codazo. El video arbitraje la revisó y determinó que era 50 y 50, no me llamó para verla, no consideraron que fuera una jugada que daba para penal claro. Con el diario del lunes digo que me podrían haber llamado”.

También aseguró que en la jugada que termina en el segundo gol de Brasil “es casi una falta temeraria al defensor”, haciendo hincapié en que Agüero comete una falta sobre el defensor Dani Alves.

Tras este partido hubieron muchísimas hipótesis de por qué no revisaron las jugadas. Muchos hablaron de mano negra, otros dijeron que los aparatos de seguridad del presidente Bolsonaro inhibieron la frecuencia de la cabina del VAR y que por eso no anduvieron las comunicaciones, pero ante esto el ecuatoriano Zambrano admitió que “es totalmente mentira, no entiendo cómo se puede inventar eso. Estoy tranquilo porque di lo mejor de mi parte”.

Messi puso en jaque los malos arbitrajes y la organización de la Copa al decir que “nos faltaron el respeto durante toda la Copa. La corrupción y los árbitros no permiten que la gente disfrute del fútbol y del show. No tengo dudas de que Brasil será campeón. La Copa está armada para Brasil. Ojalá el VAR y los árbitros no tengan que ver en la final”. El juez afirmó que Messi es un jugador que se dedica a jugar, y que nunca tuvo problemas con él. “La verdad que me sorprendieron sus declaraciones, pero cada uno tiene su opinión”, sostuvo.

Por otro lado la Confederación Sudamericana de Fútbol realizó un comunicado tras los dichos del capitán de la selección, en donde se afirmaba que “es inaceptable que a raíz de incidentes propios de la competencia, donde participaron 12 selecciones, todas en igualdad de condiciones, se hayan lanzado acusaciones infundadas que faltan a la verdad y ponen en tela de juicio la integridad de la Copa América. Dichas acusaciones representan una falta de respeto a la competencia, a todos los futbolistas participantes y a los cientos de profesionales de la CONMEBOL, institución que desde 2016 viene trabajando incansablemente por transparentar, profesionalizar y desarrollar el fútbol sudamericano”.

De esta manera, dejó abierta también la posibilidad de inhabilitar a Messi por dos años, con lo que se perdería las eliminatorias para el mundial de Qatar en 2022 y la próxima Copa América que se podría disputar en Argentina y Colombia.