Edgardo Mocca, Politólogo y director de la revista Horizontes del Sur, en comunicación con el equipo de #NoNosQuedaOtra en AM740 Radio Rebelde. Sobre las firmas que acompañan la solicitada de intelectuales en apoyo al gobierno de Mauricio Macri, y un análisis político, social e histórico de la situación actual del país y las corrientes ideológicas que juegan un rol estratégico.

Escuchá la nota completa:

La solicitada y la estrategia

“Es un texto que parece redactado por la Jefatura de Gabinete. Hasta cuando pretenden no parecer fanáticos lo único que atinan a decir es que hay errores, y nos sacan el privilegio de saber cuáles son los errores. No mencionan ninguno.”

Es lamentable el apoyo de gente que ha militado en los Derechos Humanos y ha hecho cosas por la libertad de las personas y el esclarecimiento de crímenes. Hay gente que hizo esa experiencia y es muy doloroso que hoy, frente a la versión civil de la destrucción argentina, tenga una actitud tan complaciente y alegre.”

De izquierda a derecha: Oscar Martínez, Juan José Campanella, y Luis Brandoni; algunas de las personalidades que manifestaron su apoyo a las políticas deMauricio Macri.

“Te define quién te apoya y el apoyo define a los definidores. No hay nada que defina más a una persona que viva en la Argentina como declararse conforme con el régimen este que se ha ido gestando. Cualquier punto que tomes de este país desde diciembre de 2015, cualquier material que uno examine en el paso del tiempo, ha virado muy bruscamente y de forma violenta. No tenemos la suficiente percepción. Las cosas suceden todos los días. Cuando uno levanta la cabeza y mira cómo funcionaba la industria en diciembre de 2015; cómo funcionaba el aparato científico tecnológico; cuál era el poder de compra del salario; las condiciones de soberanía de Argentina… Y podría seguir todo el día.”

“Esos mundos construidos a veces existen para quienes quieren que existan. Me pongo en la cabeza de los que idearon esto. El macrismo está mirado como una fuerza empresarial ajena a las cuestiones culturales; degradadora de las cuestiones culturales. Creo que el intento es mostrar a gente de la cultura, gente que piensa y que produce libros… Libros muy interesantes como Sebrelli, que fue un escritor sociólogo que marcó una época. Creo que tienen la intención de decir: miren que nosotros tenemos gente que alguna vez fue de izquierda, que se dice de izquierda; gente que escribe libros y que tiene títulos universitarios.”

El progresismo peronista

“El mundo progresista, ese conocido invento que hay en Argentina desde hace unos años, es difícil de definir. Las fuerzas análogas del progresismo mundial en Argentina hay que buscarlas en el campo nacional o popular. Te puede gustar más o menos ese campo. Yo creo que en la solicitada que comentamos hay un fantasma, una sombra siniestra del peronismo. El progresismo siempre se ha identificado con misiones de orden iluminista-racionalista con mucho mérito. En Argentina esa corriente ideológica jugó un papel muy importante. Le debemos la educación pública. Pero con la entrada de Argentina al mundo moderno industrial, con la inclusión de grandes masas de trabajadores, y con la función histórica que asumió el peronismo, esas masas de izquierda y progresistas pasaron a ocupar un lugar ambiguo. Quizás no tan ambiguo sino directamente desestabilizador y en última instancia impugnador de los nuevos actores sociales; de la clase obrera, que desde la década del ’30 y sobre todo desde el ’45 con el peronismo pasó a tener un lugar central en la vida política del país. Eso no lo admitieron nunca las clases medias ilustradas, las clases cultas de la argentina.”

“La historia del radicalismo está partida por el golpe del ’30. Desde allí nunca va a ser una fuerza unida porque aparecen los sectores más acomodados de las clases medias y se van orientando a una política conservadora. El progresismo tiene una historia larga pero también tiene una mirada cercana. el progresismo es ese sector de la sociedad que terminó de desengañarse de las ideas revolucionarias del ’70 y pasó a congeniar una visión muy favorable a las libertades públicas, muy instalada en el mundo de la cultura, siempre con un límite que es el peronismo.”

Peronismo

“La relación entre el kirchnerismo y las fuerzas de centro izquierda eran relaciones fluidas. El peronismo original tiene una veta transformadora y revolucionaria. También jugó la contraparte. Pero a mí me parece que es totalmente natural que ese mundo que se ilusionó con la primavera alfonsinista, siempre pensando en una argentina democrática, con relaciones sociales avanzadas, es un mundo electoralmente favorable a lo que hoy es el Frente de Todos. Cristina Kirchner es una persona de ese mundo y Alberto Fernández también forma parte de ese mundo.”

“El discurso político de Cristina Kirchner tenía muchos elementos del liberalismo. La idea de pueblo en Cristina no es exactamente la misma de la idea original del peronismo. Yo creo que hay personas que intentan pensar al peronismo como una cosa inmutable que surgió y que hay que explicar todo por las doctrinas del ’45 y ’46. Me parece que eso no resiste ningún análisis serio. La gente que se coloca en ese lugar termina en posiciones dogmáticas y en algunos casos lindantes con lo autoritario.”

Foto: Nicolás Aboaf. Cristina Fernández de Kirchner y Alberto Fernández.

“Hay gente que tiene esa especie de visión romántica del peronismo, de algo impermeable a las experiencias históricas. Por algo el peronismo tiene la vigencia que tiene hoy, setenta años después de su nacimiento o más. El peronismo supo absorber las nuevas energías. El peronismo tiene todo el derecho histórico del mundo a concebirse como un momento del feminismo por ejemplo, de la ecología. En el Perón que vuelve al país en la década del ’70 hay un adelanto de muchos de los temas que empezaban a recorrer el mundo. Todo lo que es la experiencia de una generación de la cual formo parte, que después de muchos errores estratégicos aprendió a revalorizar algo que Néstor le decía mucho al mundo juvenil, que es aprender a trabajar en las instituciones. Hay que venderse a las instituciones de los partidos, de los movimientos… Si no se intenta construir una especie de vanguardia absolutamente divorciada del mundo social y real, una experiencia que ya se hizo.”

“Hay gente que tiene esa especie de visión romántica del peronismo, de algo impermeable a las experiencias históricas”

“La fórmula Alberto-Cristina no es un mero juego táctico, es un reconocimiento de que hay que perforar una roca dura en Argentina. La mejor de las elecciones tiene que reconocer que hay una roca dura del capitalismo argentino y de la clase media argentina que no logramos del todo traspasar. El movimiento de Cristina está en dirección a ablandar esa roca, sino no vamos a tener una Argentina civilizada y pacífica. El macrismo es una expresión viva de una tendencia hacia la violencia.”

FOTO DE PORTADA: Damián Cots