Paula Canelo, socióloga y docente en la UNSAM, Vicedirectora del CITRA-UMET-CONICET e Investigadora del CONICET, habló sobre su libro  “¿Cambiamos? La batalla cultural por el sentido común de los argentinos” (editorial Siglo XXI) en #NoNosQuedaOtra en AM740 Radio Rebelde. Reflexiones sobre los elementos que le permiten a Cambiemos seguir siendo competitivo electoralmente, y propuestas para la reconstrucción de los lazos sociales que deberá lograr quien lidere el nuevo gobierno en 2020.

Escuchá la nota completa:

                                    

Cambiemos competitivo tras la debacle económica

“Los sociólogos tratamos de no hacer contrafácticos. Me parece que hay muchos elementos para pensar. Cambiemos se muestra actualmente de forma muy competitiva, llama la atención. Si una de las reglas de la política argentina era que con una desastrosa gestión económica vos no podías aspirar a ser reelecto, esa regla se está rompiendo. Realmente nos han deteriorado en términos de endeudamiento externo, de distribución de ingreso, de deterioro de lazo social… Sin embargo, a pesar de todas estas cuestiones, a pesar de tener una campaña orientada casi exclusivamente en demonizar al kirchnerismo; del desastre económico; a pesar de que han cuestionado gran parte de los relatos que nosotros habíamos construido desde la transición a la democracia, siguen siendo competitivos electoralmente”.

“Esto de todas formas lo vamos a saber después de las PASO. Estamos trabajando con encuestas que son siempre aproximaciones imperfectas a la realidad y lo vemos claramente por las diferencias que hay en las mediciones. Pero todas ellas indican que la competitividad electoral de Cambiemos sigue en pie a pesar de todo. Si a pesar de todo esto los argentinos seguimos interesados en votar a Cambiemos, en realidad, no hemos comprendido todavía en qué consisten esas adhesiones”.

¿Qué es lo que hay detrás de esa competitividad de cambiemos que permanece en pie a pesar del desastre económico? ¿qué es lo que explica que en todas las clases sociales por igual haya alguna intención de votar a Cambiemos?”

“Cambiemos hizo un trabajo extraordinario sobre el sentido común de los argentinos, apeló a distintos elementos que estaban presentes en nuestro sentido común. Tomó la cuestión del aprecio por la individualidad, lo que yo llamo la hiperindividualización; retomó elementos del imaginario de nuestros abuelos inmigrantes de fines del siglo XIX, por ejemplo, el mérito. Tomó el componente de las aspiraciones de las clases medias y medias bajas argentinas, en un país que siempre se ha caracterizado por ese derrotero de esas franjas tan heterogéneas de nuestra sociedad; y tomó también la idea del sacrificio, bastante arraigada en las distintas religiosidades de los argentinos“.

Paula Canelo

“Cambiemos es una derecha que tiene un discurso para todos los sectores sociales. No solamente para los sectores que podemos calificar como tradicionalmente de derecha, como podrían ser las franjas más altas de nuestra sociedad. En esto estuvo la potencia de Cambiemos. Habrá que encontrar la explicación por la cual quienes eran el imperio de los CEOs, de la transparencia, y del saber hacer en economía, haya chocado la calesita de esta forma”.

Una élite económica

Cambiemos es una élite económica que se transformó en élite política. Siempre hubo representantes del poder económico argentino en todos los gabinetes y en todos los gobiernos de la historia de nuestro país, pero nunca han estado tan presente dentro de las estructuras del Estado y del gobierno. En este libro hay un capítulo que trabaja con los equipos de Macri, Vidal, y Rodríguez Larreta: muestra cómo se distribuyen los CEOs; cómo se distribuyen otros grupos profesionales; la cuestión del género; y del nivel educativo, demostrando que es una élite que tiene algunas características similares a las élites de gobiernos tradicionales y otras novedosas. Lo importante es que no todos fueron CEOs. Si todos hubieran sido CEOs, todos estarían abandonado el barco y no estarían peleando ferozmente para lograr perpetuarse en la presidencia de la Nación y la provincia de Buenos Aires”.

“Cambiemos quiere restaurar , con algún maquillaje, la sociedad argentina previa a la irrupción del peronismo, y por eso tiene este componente tan fuertemente antipopulista”

“Hay muchos funcionarios, por ejemplo, el Toto Caputo, que cuando vieron abortada la posibilidad de hacer negocios de forma impune, sobre todo por conflictos internos en la alianza de gobierno, se fueron; fue el caso de Quintana también. Pero hay otra parte de esta coalición de gobierno que son funcionarios, que quieren hacer carrera política. Yo creo que Macri quiere hacer carrera política. María Eugenia Vidal quiere hacer carrera política, Rodríguez Larreta también, y también Marcos Peña. Esta coalición es compleja. Para mí no se trata solamente de hacer negocios. En el libro está bastante claro, hay un trabajo profundo de articulación de una refundación de la sociedad argentina. Lo que quiere Cambiemos es retrotraernos a un orden social con jerarquías sociales bien delimitadas”.

Cómo construir un nuevo sentido común

“Creo que una de las tareas más privativas que tuvo Cambiemos sobre nuestra sociedad fue la de profundizar su individualidad. Cambiemos hizo un gran esfuerzo por profundizar la individualidad. Y una forma de contrarrestar eso es reforzar desde el punto de vista simbólico y político, no necesariamente desde el punto de vista material, que los últimos años del kirchnerismo demuestran que esto no ha alcanzado. Me parece que hay que hacer un gran trabajo político y simbólico para reconstituir el lazo, aquellas creencias, valores, y prácticas que nos mantienen unidos como parte de la misma comunidad“.

“No es posible reconstruir un lazo social solo con la parte que nos gusta. es necesario tender puentes y tratar de incluir no solo a los que son solidarios con nosotros sino también con los otros”

“Me parece que para hacer eso es necesario que quien gane las elecciones, que espero que no sea Cambiemos, va a tener que tener en cuenta que hay gran parte de nuestra sociedad que tiene demandas, intereses, y sentidos comunes diferentes a lo que creíamos. Nuestra sociedad se ha transformado y tiene nuevas demandas que Cambiemos representó muy legítimamente. Me parece que la cuestión es la inclusión del otro nuevamente en un lazo social distinto que nos permita vivir en comunidad de forma menos conflictiva. Esas son cuestione importantes para el futuro inmediato y para gobernar la Argentina a partir del 2020″.

“El libro es para un público amplio y yo me salgo bastante de mi experiencia como académica de los últimos años. Trate de presenta un libro que fuera relativamente fácil de leer, que tuviera un conjunto de ideas novedosas e interesantes para los lectores, y trabajar mucho con imágenes. La imagen de Balcarce sentado en el sillón presidencial la eligieron por ser una de las más potentes. Era la mascota del PRO y durante los primeros meses de gobierno tuvo un rol muy importante. Era toda una novedad en materia de comunicación política”.