Columna semanal de Marcelo Puella, presidente del Frente Nacional de Agrupaciones Peronistas (FRENAP) y Secretario General de la Agrupación Juan Pueblo, para #NoNosQuedaOtra en AM740 Rebelde. Reflexiones sobre los gritos del presidente Mauricio Macri en Ferro; dudas sobre el sistema “Smartmatic” contratado para el escrutinio; escenarios de posibilidad de fraude, y las tendencias en las encuestas que favorecen al Frente de Todos.

Escuchá la columna completa:

                                     

Los nervios en la presidencia

“No sé si era Macri o Gaudio. Está nervioso por lo mal que la está pasando. Hasta hoy al mediodía tiene plazo de la justicia por el tema del sistema electoral “Smartmatic”. Es la única chance que tiene esta gente de poder quedarse con una porción importante de votos, con fraude. Pero la sociedad ya le dio un cachetazo, probó que esto es un fracaso, y no quiere volver a vivir esto nunca más.”

“¿Por qué está tan nervioso? La sensación es que no le están dando los resultados”

“Yo estoy tranquilo porque desde el Partido Justicialista se hizo todo lo posible como para que nuestros fiscales estén dotados para informar cualquier anomalía; seguir la planilla de cada mesa, y que llegue eso rápidamente al comando nuestro.”

Mauricio Macri en Ferro, a los gritos.

Se puede dar un fraude en un 2% o 3% con este sistema, pero en un porcentaje como el que hoy están dando todas las encuestas que nosotros tenemos no pueden revertirlo. Por eso están a los gritos, nerviosos; por eso se cortan la cabeza en las “selfies”. Están dando manotazos de ahogados.”

“Si nosotros seguimos el paso del movimiento bancario y cambiario de estas últimas semanas, se está viendo que los mercados están preocupados. Creo que el resultado de las post PASO lo puede empeorar. Lo que más me preocupa es la estabilidad emocional de un presidente como el que habló ayer. Si ayer reaccionó así, ¿cómo puede reaccionar el lunes? Se puede enojar mucho más.”

Lammens para Capital Federal

“Todos los candidatos que fueron elegidos por Alberto y Cristina son buenos. La Ciudad de Buenos Aires necesitaba candidatos que le llegaran a un electorado difícil como es el de la ciudad, y hay que ir probando. Hay que abrirse a las modificaciones que se van dando en la gente. Hay que intentarlo. Mientras que en provincia, Verónica Magario cada vez pisa más fuerte, como así también lo viene haciendo Axel. La fórmula de la provincia cada vez tiene más aceptación, creo que se formó una combinación perfecta para los bonaerenses. ”