Escribe: Tomás Matamoros

Los juegos Panamericanos de Lima finalizaron y la delegación nacional cosechó su mejor marca en territorio internacional. Obtuvo 101 medallas y quedó ubicada sexta en el medallero.

Selección Argentina de Voley Femenino, haciendo la señal de Bolsonaro (inexplicable).

Esta competencia quedó por detrás de los Panamericanos disputados en la Ciudad de Buenos Aires en 1951 y en Mar del Plata 1995, en las que los atletas conquistaron 154 preseas en Buenos Aires y 159 en la ciudad balnearia. En cuanto a las competiciones internacionales, la mejor marca fue en los juegos de México en el 55 con un total de 80 medallas

La delegación pudo conseguir medalla en atletismo, donde Belén Casetta fue la encargada de subirse al podio. Fue la única medalla en la disciplina y evidenció el bajo rendimiento argentino en la misma. En básquet, los hombres consiguieron romper los pronósticos y se consagraron campeones. Las chicas comenzaron con el pie izquierdo y finalizaron quintas en la competencia. En básquet 3×3 también estuvimos en el podio.

En hockey se consagraron los pibes y las pibas, y también se aseguraron su lugar en Tokio 2020. El fútbol masculino quedó primero y el femenino consiguió un segundo lugar histórico al perder la final por penales. En volley masculino se defendió el oro y en femenino el bronce. En handball los gladiadores cosecharon medalla de oro y consiguieron el pase a los juegos olímpicos, mientras “La garra”, de muy buen nivel, quedaron segundas.

Natación, Delfina Pignatiello, toda alegría.

En natación, Delfina Pignatiello, sumó nueve medallas siendo una de las mejores del deporte argentino en estos Panamericanos. En canotaje también dejaron muy buena imagen nuestros representantes y sumaron diez medallas, mientras que en remo obtuvieron nueve. En vela se cosecharon siete preseas, en surf y aguas abiertas solo dos medallas, pero se vio muy buen nivel.

En pelota vasca, argentina sumo tres de oro, tres de bronce y dos de plata. las chicas del ráquetbol se fueron de Lima con cuatro medallas y el softbol, que llegaba como campeón del mundo, lo ratificó con una actuación sobresaliente.

En tiro deportivo, tiro con arco mixto y ciclismo también nos fue muy bien y sumamos ocho medallas. Casi en el cierre de estos juegos se consiguieron las últimas victorias y vinieron de la mano de los chicos de BMX freestyle. Agustina Roth sumó la medalla numero cien para la delegación nacional, mientras que José Torres hizo lo suyo para cerrar estos juegos Panamericanos de Lima de la mejor manera para la delegación: 101 medallas en su poder.

La selecciòn argentina de Softbol sigue construyendo su leyenda.