Escribe Mariana Gras*

“Nunca subestimes el poder de la negación”,
Ricky Fitts,“American Beauty”

 

Una amiga psicóloga siempre me dijo “No dudes del poder de la negación”. Cuando miramos el accionar del MACRISMO en estos últimos tiempos esta frase toma cuerpo. La plaza del sábado es una manifestación legitima del núcleo duro del Macrismo que está encerrada en un loop tiempo espacial, que no les permite salir de consignas embriagadas de odio. Fue la manifestación de la negación, no se manifestaron en contra o a favor de medidas se expresaron solamente en contra de un voto popular que no les gusta. Ese voto popular que no está en ese loop que prioriza la posibilidad que de la mano de la política podamos volver a vivir con previsibilidad y alegría, que volvamos a tener con el control de nuestras vidas. Hemos leído análisis de la nueva composición social con respecto a los ingresos, esta nos permite[1]tener una mirada de uno de las variables a analizar sobre el resultado de las PASO.

Comic Sans

Si no estuvieran parados en la negación y en el loop, podrían darse cuenta que los intentos de retrotraer la agenda al desprecio por el otro es algo que les permitió construir el escenario donde ungidos por el voto popular Macri fuera Presidente de la Nación. Hoy el escenario es otro, gracias a las políticas económicas y sociales que llevaron adelante. No pueden hablar más con infinitivos no pueden lanzar frases hechas que buscan constituirse como sentido común. Buscan instalar una discusión de clase política, buscan instalar una discusión que nada tiene que ver con la agenda social y económica del Pueblo. Necesitan ese otro que les discuta sus temas para reflejar el mal. Y si algo ha logrado el Peronismo en estos últimos meses es volver a tener en claro que su sentido de ser no es otro que el de lograr concretar las expectativas de felicidad que tiene nuestro Pueblo. Volvemos por grandes sueños que no dejan de ser simples, retomar el control de nuestra vida, saber que la política de mínima no es contra ellos ni a pesar de ellos, que la política del Frente de Todos tiene un solo objetivo. Y no es demagógica, es construir la realidad efectiva que permita que reine en el pueblo el amor y la igualdad. No podemos darnos discusiones de claustro cuando el pueblo tiene hambre y tristeza, eso no es Peronismo. Cuando vemos a Alberto asistir a las distintas entrevistas sea quien sea el que quiera preguntar, sin condicionamiento, podemos ver un candidato al que se lo trata como Presidente y a algunos periodistas preocupados por cómo sigue SU realidad, también enfrascados en ese bucle temporal. Las preguntas son la retórica que embriaga las consignas del odio, en un estado de enojo que no suma a nadie mas que a los profetas del odio. Algunos se ufanan en buscar titulares que reaviven ese 2015 de ellos o nosotros, de civilización o barbarie, esto no es nuevo. Lo que si puede ser novedoso en nuestra historia es que estas transiciones políticas se dan en el marco de la democracia sin generaciones diezmadas lo cual nos permite construir con la política a favor y no en contra.

Estamos cerca, no caigamos en la agenda de la negación, pasaron 4 años, somos conscientes que pasa cuando nos peleamos perdiendo el eje de cuál es nuestro sentido de ser, sufre el pueblo y pierde la política. Alberto viene de la mano de Cristina a caminar nuestra patria mirando a la cara, sufriendo a la par porque un militante tiene un solo motor que es la indignación de vivir en una sociedad injusta, y ese motor nos lleva por un solo camino el de construir soluciones que permitan que los derechos se ejerzan. Alberto y Cristina lo saben, nuestra obligación es que todos los días un argentino más se ponga de pie.

No dudo del poder de la negación pero mucho menos dudo del Poder Popular.

*Profesora Universitaria, Ex Presidenta del Consejo Nacional de las Mujeres, militante.

[1]https://www.pagina12.com.ar/214169-casi-tres-millones-menos-en-la-clase- media?fbclid=IwAR1YaxYmrf2ma83dvfx_qaAsBqz9GFnKI5P708W9tOoVJFQ2AzidITV7MAY)