1 de septiembre de 2019

Escribe Julián Andreu

“Si vos querés Larreta también”, reza el nuevo cantito popular que se pudo escuchar en la avenida Corrientes el viernes por la noche. Algo que se repetirá el próximo viernes y así sucesivamente rebotará en todos los ámbitos donde haya un atisbo de reunión política. Como decía Jauretche, “que no nos saquen la alegría”. Podemos llevar a Matías Lammens al balotaje. Y de ahí a ganar la ciudad, solo hay un paso.

Tormenta casi huracán

Como una paradoja de la actualidad argentina, el sur del continente norteamericano está siendo sometido a un huracán muy poderoso y destructivo, el huracán Dorian, que tiene repercusiones en nuestra realidad. Aviones que traían billetes verdes importados desde el norte para cubrir la demanda en los bancos, se retrasaron por motivos climáticos. Parece joda, pero fue una excusa dada a los ahorristas. ¿Volverá el “chorro chorro chorro, devuelvan los ahorros”?

El gobierno de Mauricio Macri está siendo sometido a varias tormentas

El gobierno de Mauricio Macri está siendo sometido a varias tormentas. La económica, que es materia de análisis de expertos, y no es el caso de este escriba; y una política, desde afuera de su propia coalición y también, creo aun más grave desde adentro, diría que desde la mismísima mesa chica.

Aportantes truchos

Vamos a hacer un poco de historia reciente. Luego de la campaña del 2017, estalló el escándalo de los aportantes truchos, personas en general de escasos recursos aparecían como aportantes a la campaña de Cambiemos. Muchos, además, aparecían afiliados al partido gobernante, el PRO, sin ni siquiera saberlo.

Hay fuentes que dejaron trascender que el garganta que brindó la información vino desde las entrañas del oficialismo

Hay fuentes que dejaron trascender que el garganta que brindó la información vino desde las entrañas del oficialismo. Hasta se sabría que este legislador sufrió su exclusión de las listas de diputados nacionales para estas elecciones como devolución, le “pasaron factura”.

Este escándalo de los aportantes truchos abrió una grieta entre la Jefatura de Gabinete nacional y la provincial en cabeza de Federico Salvai, mano derecha de María Eugenia Vidal. La sangre no llegó al río en ese momento. Rodó la cabeza de María Fernanda Inza, la contadora que hacía de recaudadora, y las balas picaron cerca del jefe de gabinete bonaerense. La tensión llegó a su máximo nivel luego de las PASO, incluso se sabría que en una pelea entre Macri y Vidal se escuchó de boca del mismísimo presidente el nombre de Salvai, no para dejarle saludos gratos, está claro.

María Eugenia Vidal y Federico Salvai.

No son pocos los que ya hablan del post macrismo. Hoy los bandos están muy claros. Un ala política encabezada por María Eugenia Vidal y Rodriguez Larreta, que se juega su futuro político en la elección del 27 de octubre y en un eventual balotaje donde la cancha está abierta y el partido solo lo gana 1 a 0. El segundo bando más duro, de pura cepa amarilla, encabezado por Marcos Peña, en la cual se encolumnan miembros del gabinete como Patricia Bullrich, Hernán Lombardi y el actual candidato a vice Miguel Angel Pichetto. Actores que no tienen problema en tirarse arriba de la granada. En su futuro solo hay dos opciones, como dice el gran Asis, “tierra o nicho”.

Dos estrategias opuestas, una realidad

La marcha convocada el 24 de agosto para apoyar al gobierno en general y a Macri en particular, donde se lo vio eufórico en el balcón de la Casa Rosada, solo logró envalentonar al sector duro. Surgió la idea de que se puede dar vuelta la elección PASO y descontar 17 puntos de diferencia con respecto al Frente de Todos.

Esta idea de dar vuelta la elección solo puede anidar en la cabeza de Marcos Peña y de una Elisa Carrió fuera de la realidad

En contraposición a esta idea, ya se conoce que los intendentes del oficialismo de distritos del Gran Buenos Aires, le hicieron saber a la propia gobernadora que harán campaña con boleta cortada, municipalizando la contienda; algo que ya pasó en la PASO. El ejemplo más evidente fue del de Jaime Méndez, intendente de San Miguel, quien llegó al poder cuando su jefe político, Joaquín de la Torre, le dejó el cargo para asumir como Ministro de Gobierno de Vidal. Méndez ganó la elección por 10 puntos, con la boleta de Juntos por el Cambio. Pero la Gobernadora perdió por 12 ante Kicillof. A esto se le llama utilizar el aparato del oficialismo municipal para fomentar (y tratar de asegurarse) el corte de boleta.

Estas estrategias que ya ningún candidato del oficialismo esconde, generarán una caída aun mayor en el caudal electoral de Macri y también de Vidal, con lo cual la diferencia que se espera para octubre será mayor a la del 11 de agosto.

Lammens o Larreta

Si hay un actor principal que por estos días está escondido es Horacio Rodriguez Larreta. No quiere que la guillotina electoral le corte su calva cabeza.

Sabe más que nadie que puede ser el único sobreviviente de su espacio y liderar a futuro una oposición desde la CABA. Pero también sabe que ese futuro existirá si la economía no termina de colapsar. Un vuelco total en materia económica se llevaría puesta toda su ambición y no escaparía a la debacle amarilla.

No es casualidad que toda la artillería electoral del Frente de Todos se concentrará en poder llevar a Matías Lammens a un balotaje. Que si se diera, sería posterior al arrollador triunfo de Alberto Fernández en Nación y de Axel Kicillof en provincia.

Lo cual se transformaría en un tsunami casi imparable para el también responsable de este latrocinio al que nos llevaron desde el 10 de diciembre de 2015 y así poder hacer realidad, si vos querés el #LarretaYaFue.

#SiVosQueres #MacriYaFue #VidalYaFue #LarretaYaFue