05/09/19

En su columna semanal de los miércoles de #SoberaníaSanitaria para #NoNosQuedaOtra por AM740 Radio Rebelde, el ex ministro de Salud, Dr. Daniel Gollan, nos habla sobre la difícil situación que está atravesando el sistema de salud púbico y privado a partir de las políticas del gobierno de Macri, y cómo esto afecta a la provisión de vacunas y medicamentos para HIV, oncológicos, y del programa Remediar.

Escucha la nota completa acá: 

Daniel Gollán en la presentación de Revista Hamartia #31.

El faltante y fraccionamiento en la provisión de medicamentos

“Reclamos que ya tienen meses de estar sucediendo. Hace dos o tres años que venimos con este problema, pero es un problema que abarca a todos los programas nacionales. Como lo que pasa con “Cunas”, hoy se ha presentado nuevamente un reclamo judicial por una asociación civil porque no se está cumpliendo con los fallos judiciales que ordenaban al gobierno nacional y provincial a cumplir con el cronograma de vacunas. Lo único que hace la gobernadora Vidal es emitir una resolución diciendo que se coloquen las vacunas, como para ella decir: “Yo di la orden, si no están el problema no es mío.” Y lo mismo hace Mauricio Macri.”

“No llegan las vacunas, los pacientes de HIV y oncológicos están en esta situación. La situación es dramática, porque además, en estos momentos, hace ya 10 días, 12 días, está cortada la cadena de pago y no hay entrega de insumos de los proveedores, si no es a contado rabioso, es decir, al día de contra entrega y entonces nadie puede prácticamente cumplir con esa premisa, por lo tanto los centros públicos y privados de salud están con severísimos problemas de insumos médicos vitales. Por el otro lado, el presidente Claudio Belocopitt de la empresa de medicina prepaga “Swiss Medical”, ha denunciado públicamente que le habían atrapado, como a tantos otros, los dineros que las empresas tenían a un mes o dos meses en Letes del tesoro para preservar el poder de compra ante el proceso inflacionario. Muchas de estas empresas fueron retardando el pago a los proveedores y con la plata que recibían de sus afiliados y asociados las hacían jugar en Letes a 15 días, 20 días, un mes, y eso representaba, a tasas efectivas del 85/90% anual, un muy buen resarcimiento, jugando a la timba.”

“Han llevado al empresariado argentino a tener que timbear para poder sostener rentabilidades”

“Lo cierto es que hoy no se les puede pagar a los proveedores. Estamos en una situación dramática. El lunes estuve en el Congreso de la Nación con el actual secretario de salud, el Dr. Rubinstein, en un panel que compartimos con la Dra. Zulma Ortiz, en un debate con concurrencia multitudinaria de más de 250 personas. Quedó totalmente chica la sala donde se hizo. Lo que a uno lo deja anonadado es que el ministro hablaba de la situación como de otro mundo, según el ministro nunca había habido tantos controles de embarazos en la Argentina como se hacen ahora. Cuando le pregunte: ¿Por qué entonces hay tanta sífilis congénita si se controlan todas las mujeres?, ¿cómo no le detectan con el VDRL que es una de las pruebas de laboratorio que se hacen? No hubo respuesta. “Nunca se entregaron tantos preservativos como ahora, nunca se entregaron tantas vacunas como ahora, nunca se entregaron tantos medicamentos como ahora”. Entonces uno escucha eso y dice: “La verdad es que es absolutamente mentira”, porque basta con ver y escuchar a todos los intendentes y gobernadores del país que dicen: “Todos los días tenemos que salir a comprar reactivos para HIV, medicamentos para HIV, vacunas que no se colocan, medicamentos oncológicos”. La verdad es esa. Es una fantasía absoluta, que además la vivimos, la palpamos diariamente en los servicios y centros de salud donde nosotros trabajamos. No están los elementos para trabajar, no están los programas nacionales. Están entregando un 30/40% de lo que era el programa Remediar.”

“1 millón 80 mil dosis menos de vacunas se dieron durante el 2018”

“Cientos de situaciones como estas estamos viviendo todos los días por todos lados. Es como una cuestión de negación absoluta a nivel de gobierno. Y cuando aparece algún problema que no pueden justificar, es culpa de la gestión anterior. Estamos muy complicados y quedan todavía 3 meses hasta el 10 de diciembre, y si las autoridades actuales no empiezan a abastecer de insumos a los hospitales y no permiten que se restablezca la cadena de pago para que se pueda vender y comprar estamos muy complicados.”

“Las clínicas y los sanatorios están fundidos”

“Las empresas normalmente cuando vendían, vendían a crédito, es decir, te mandan una nota de crédito y te entregan. Y uno pagaba generalmente a 15 días, 1 mes, según las normas de administración del estado. ¿Quién quiere vender hoy en la Argentina algo que va a cobrar dentro de 1, 2 o 3 meses? Nadie quiere hacerlo porque encima ésta es la tercera mega devaluación, en donde muchas empresas vendieron a $10 el dólar en el 2015, después de golpe estaba $19, después se fue a $35, y después se fue a $60. Entonces es imposible, nadie quiere vender. Eso va llevando a que los stocks que hay en los hospitales, en las clínicas y en los sanatorios se vayan acabando, y cuando se acaban, algunos logran hacer entregas muy pequeñas contra pago de contado pero no se logra comprar en cantidad porque siempre se trabaja a crédito. Las clínicas y los sanatorios están fundidos, todos, no tienen cash, y además se ha cortado la cadena de pago producto de que muchas de estas empresas, el dinero lo tenían en créditos a corto plazo de 7 días, para sacarle un 7% de interés mensual y jugar con esto. Algunos especulando, pero otros porque sino la plata se va depreciando y se los ha acorralado, no les dejan sacar más del 15% con lo cual están imposibilitados de mover el dinero que tienen para pagar a sus proveedores y prestadores.”

“El sector está literalmente quebrado”

Las medidas a tomar para cambiar la actual situación

“Salida hay, pero obviamente tiene que cambiar el gobierno y comenzar a construir una propuesta nueva. Lamentablemente en el 2015 nosotros planteamos: “Ahora hay que entrar a corregir deficiencias históricas, estructurales, pero sobre una base más o menos solida de contención de todo lo que es la demanda en salud”. Ahora tenemos que ir a apagar incendios, para que los medicamentos de HIV estén, los de Remediar, oncológicos, vacunas, para que los chicos puedan comer, 5 millones de chicos se están subalimentando. Tenemos que volver a una primera etapa que va a ser necesariamente de dar estas respuestas de la emergencia, urgencia, restablecer la cadena de pago en el sistema de salud público y privado. Y luego empezar a trabajar sobre aquello que ya estábamos listos para empezar en el 2015.”

“Hemos retrocedido muchísimo, hay que empezar de -20”