Escribe: Tomás Matamoros

Luego de conseguir la profesionalización del fútbol femenino, comenzó el torneo nacional con unos condimentos extra: la televisación de algunos encuentros y el superclásico que ganó Boca en la primera fecha.

El torneo cuenta con 17 equipos anotados y se dividió en tres instancias. Primero se va a jugar una etapa clasificatoria de 16 fechas en donde los equipos se enfrentarán en un formato de todos contra todos. Dependiendo de las posiciones, se disputarán otras dos etapas con los primeros ocho equipos de la tabla y volverán a jugar todos contra todos para ver cuál es el campeón y quién ocupará la única plaza que tiene el fútbol femenino argentino para disputar la Copa Libertadores 2020. Los nueve equipos restantes jugarán por la permanencia. Sera el mismo formato, todos contra todos, y los últimos tres equipos perderán la categoría.

Ya pasó la primer fecha de este torneo, que tuvo una atracción especial: el superclásico, en el que las chicas de Boca golearon a River por 5 a 0 en la Bombonera, y se convirtieron en unas de las candidatas a obtener el campeonato por su buen juego. Las otras candidatas son las chicas del bicampeón nacional UAI Urquiza, San Lorenzo y River.

Presentación del torneo en la AFA:

Otra de las cosas importantes de esta liga argentina es que será televisada. Por fecha por el momento se garantizó la televisación de cuatro partidos por TNT Sports (pack fútbol) y vía streaming por el canal “AFA desarrollo” en youtube. En esta primera fecha, se pudo ver la goleada por 5 a 1 de Rosario Central a Villa San Carlos de Berisso, el triunfo de Gimnasia Esgrima de La Plata (ascendió este año luego de doce años) sobre Huracán de Tres Arroyos por 2 a 0, el superclásico y la victoria de Racing contra Platense por 4 a 1.
De esta manera el fútbol femenino continúa avanzasdo y ahora también será televisado. Luego de obtener el profesionalismo, y donde la Asociación del Fútbol Argentino le asegurará la financiación de ocho jugadoras a cada equipo, también se consiguió que el fútbol sea visibilizado a través de la pantalla chica, aunque aún los clubes no pueden cobrar por los derechos de televisación, tal como lo hacen con los equipos de fútbol masculino.