Claudia Cesaroni, abogada, magister en criminología, y co-fundadora del Centro de Estudios en Política Criminal y Derechos Humanos (CEPOC) en comunicación con el equipo de #NoNosQuedaOtra AM 740 Radio Rebelde. Análisis de la disposición que habilita a la Policía Federal a pedir el Documento Nacional de Identidad a pasajeros en las estaciones de tren; el carácter inconstitucional, discriminatorio, y ¿electoral? de la resolución; los indicadores claves en un análisis informado sobre seguridad e inseguridad en nuestro país.

Escuchá la entrevista completa:

                                     

DNI para viajar en tren

Es una política que se ha extendido en los últimos años sobre todo en los barrios. En Provincia de Buenos Aires no solo actúa la Policía Bonaerense sino también las fuerzas de seguridad militarizadas y originalmente policías de frontera como Prefectura. Por ejemplo, a Quilmes, le toca la Prefectura. En vez de estar protegiendo las fronteras están en los barrios, sobre todo en los más humildes, hostigando a los pibes. La práctica es esa: pedirle documentos, revisar las mochilas, y palpar sus cuerpos. Sucede también en Capital Federal con mucha más frecuencia desde diciembre de 2015 y lamentablemente habilitado por un fallo del Superior Tribunal de Justicia, que se conoce como el fallo Vera”.

La Policía Federal, ayer, en estación de tren controlando la identidad de los pasajeros.

“Nosotros, el colectivo del CEPOC y un montón de otras organizaciones de derechos humanos, hemos dicho que estamos en contra de esta habilitación fundamentalmente por dos cuestiones: una porque suele basarse en criterios discriminatorios que tienen que ver con el aspecto físico; con la ropa, el corte de pelo, y la edad. En segundo lugar, habilita reacciones abusivas por parte de la fuerza de seguridad”.

“No solo es el acto de exigir que una persona circule con el DNI, y que ninguna ley te obliga a hacerlo, sino que además si no lo tenes habilita a situaciones de abuso policial”

“La cuestión de fondo es por qué yo tengo que andar por la calle con mi Documento Nacional de Identidad. A un adolescente yo le digo que lo lleve para evitar problemas. Hay una lógica persecutoria. Yo me puedo dar el “lujo” de negarme a dar mi documento, aunque termine en una comisaría, pero no le puedo recomendar eso a la mayoría de las personas porque es una pérdida de tiempo y podés someterte a situaciones abusivas. Nosotros denunciamos estas acciones como inconstitucionales. Hemos hecho tanto hincapié en que estas prácticas son discriminatorias que estoy segura que, hoy, la circular del Ministerio de Seguridad fue que pidan documentos también a algún rubio o alguna rubia y que si pueden lo muestren por televisión. Como fue una de las críticas más duras, van a intentar revertirlo por ese lado”.

“Es inconstitucional no solo porque viola el principio de no discriminación, el principio de libertad, y garantías básicas de circular libremente por el territorio, sino porque también viola sentencias de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos”

“Lamentablemente ese fallo se refiere a la Policía Federal. Es una resolución, una norma de baja jerarquía. Cuando hablamos de decisiones ya sean judiciales o administrativas de un órgano del Poder Ejecutivo Nacional, también hay que tener en cuenta las sentencias de la Corte Interamericana. Nosotros tenemos casos muy graves de abuso policial, por ejemplo, el de Iván Torres. Ahí hay sentencia de la Corte Interamericana que nuestros propios jueces ni siquiera citan y son de cumplimiento obligatorio para nuestro país. Ahí también hay una serie indicadores de cuándo es legal la detención. Detención no es solamente que te lleven preso, también es ir caminando y que te pare una fuerza de seguridad para revisarte y pedirte documento. Todo esto es una detención. Cualquier medida que coarte tu libertad de andar libremente por la calle o por donde estés es una detención”.

Una medida de carácter electoral

“Los tres momentos en los que Bullrich apareció más fuerte este año fue para presentar el proyecto de baja de edad de punibilidad; para presentar el servicio cívico, y ahora con esto. Son todas medidas que contactan el sentido más punitivista y el reclamo de castigo. No tienen otra cosa para mostrar”.

“Yo no creo que piensen que es una manera de cuidarnos. Creo que el objetivo es ir sobre su núcleo duro de votantes”

“Habitualmente solo se piensa en poner mas policía en la calle y en inundar la calle de fuerzas de seguridad. Nosotros al comienzo de esta gestión registramos violencia estatal e hicimos dos informes. Una de las cosas que mostramos recogiendo datos de los medios de comunicación fue que hubo, en seis meses, cuatro muertes por persecuciones policiales. Ojo, la policía no puede perseguir a un ladrón a 100 kms por hora en un barrio porque puede matar a una señora y un niño haciendo compras en la verdulería, que fue uno de los casos. Entonces, llenar la calle de policías no garantiza seguridad. Para mí el concepto básico debe ser cómo hacer para evitar más violencia y más daño en el ámbito público. Lo garantizas por supuesto garantizándole a la gente, por ejemplo a los jóvenes, que esté en lugares donde queremos que estén: en la escuela; en proyectos personales; haciendo deportes, y no jugándose la vida robando un celular que le dará 3 mil pesos para comprar para comer. ¿Es verdad que hay un problema gravísimo de inseguridad en la ciudad de Buenos Aires? En el conurbano lo más grande son los niveles abismales de marginación social y miseria que avanza, y uno piensa: ¿cómo no hay más situaciones de violencia”.