Columna internacional de Jorge Alberto Kreynessperiodista, secretario de RR. Internacionales del Partido Comunista de Argentina, y director del portal de noticias “PULSO de los pueblos” en pulsointernacional.net. Las causas y consecuencias del estallido en Chile; el contexto político en Ecuador, la expectativa de Latinoamérica respecto de las elecciones en Argentina, y el fin de un ciclo corto neoliberal que asoló nuestra región.

Escuchá la columna completa:

                                   

Jorge Alberto Kreyness.

El neoliberalismo cerca de su fin

“Todo tiene que ver con la situación general de América Latina. Lo que pasa en Chile pasa en Haití, y pasó hace unos días atrás en Ecuador. Hay una crisis política en el Perú, y es probable que pierda las elecciones el candidato neoliberal Macri en Argentina. Ayer hubo un triunfo fuerte de Evo Morales en Bolivia. Estamos asistiendo al fin de un ciclo neoliberal muy corto. El neoliberalismo concentra tanto la riqueza y el poder en poquísimas manos que excluye a más del 90 % de la población; esto es incompatible con los pueblos de la región y la estabilidad de cualquier gobierno”.

“Esta es la fase del neoliberalismo donde quieren concentrar más la riqueza y el poder y me parece que a esto los pueblos no lo bancan más”

“Estamos en una América Latina donde los pueblos actúan como protagonistas principales en las calles y no solo en América Latina, lo que sucede en Cataluña también es significativo de esta realidad. El neoliberalismo no tiene condiciones de estabilizar las políticas de los países y los gobiernos neoliberales tambalean”.

La situación en Chile y los pueblos vecinos

“Lo del aumento del metro en Santiago de Chile es el pétalo que rebalsó el vaso. El pueblo chileno viene acumulando bronca y hay un grado de organización popular importante; una izquierda bastante fuerte y organizada, una izquierda que acompañó desde la política y las calles la rebelión que está en curso, que se opone a cualquier tipo de diálogo mientras Piñeira mantenga esta guerra contra el pueblo. Estos gobiernos luego son los que reclaman democracia y derechos humanos en Venezuela. Se derrumba todo un armado que habían construido las derechas bajo la batuta norteamericana en América Latina. Lo de Chile es tremendo y tira por tierra cualquier ética y moral que puedan tener estos gobiernos para hablar de democracia y derechos humanos”.

Protestas y represión en Chile.

“Hay que señalar el silencio absoluto de la señora Bachelet. Ni ella como representante de Naciones Unidas para los derechos humanos, ni el señor Almagro, secretario general, saliente ya de la OEA, tienen nada de moral para analizar lo que está pasando”.

“En Argentina el sector de capas medias es mayor que en otros países, eso determina algunas características de la realidad argentina. Pero es la misma lucha. En ecuador hubo un peso importante del movimiento indígena, tanto de la sierra, como de la costa, como de la selva amazónica ecuatoriana: las tres regiones que tiene ese país. Hay que aclarar quién es Jaime Vargas y quiénes son los dirigentes actuales de la Confederación de Nacionalidades Indígeneas (CONAIE). Esta gente siempre se opuso al movimiento de Rafael Correa; habían apoyado el movimiento del general Lucio Gutiérrez, y reciben subsidios de la USAID, que es la agencia de Estados Unidos para el desarrollo, entre comillas. Es gente muy complicada que se aupó en la lucha indígena y que después ordenó una desmovilización sin haber obtenido cuestiones sustanciales del presidente Moreno, que es un traidor. Fue electo en las listas de Rafael Correa y se dio vuelta. Allí también hubo represión. La situación queda en un impasse profundo. Ahora viene un pedido de cierta calma, pero en un lugar en donde todo está por explotar. Allí el aumento del combustible fue el pétalo que colmó el vaso en un país petrolero como es Ecuador. Aumentó el precio de la carestía de la vida, no coincide con los ingresos de los ecuatorianos”.

Los ojos puestos en Argentina

“Todo está muy conectado con América Latina. Recordemos la visita de Alberto Fernández a Bolivia en donde se reunió con Evo Morales; la visita del candidato presidencial del Frente Amplio, Daniel Martínez, que se reunió con Alberto Fernández; y las decisiones que se están tomando en los equipos técnicos del Frente de todos, de los cuales participo, de retirarse del grupo de Lima. No tiene que salir ningún soldado argentino a una invasión a Venezuela. Las elecciones del domingo en Argentina despiertan una expectativa enorme en el resto del continente porque indicaría un cambio de correlación de fuerzas y que el ciclo neoliberal ha sido muy corto. Un triunfo del Frente de Todos es muy esperado en toda América Latina”.