Columna semanal de Marcelo Puella, presidente del Frente Nacional de Agrupaciones (FRENAP) para #NoNosQuedaOtra AM 740 Radio Rebelde. Cierre de campaña a nivel nacional y provincial; números en ascenso para Axel Kicillof de cara a la recta final; el avance de la derecha en Latinoamérica y el estallido de los pueblos; las promesas repetidas de Mauricio Macri y el blindaje mediático que lo trajo hasta acá.

Escuchá la columna completa:

El impacto de la represión chilena en nuestro país

“En este momento el pueblo argentino está con un ojo acá y con un ojo en Chile. Acá en diferentes medidas que tomó el gobierno hubo diferentes movilizaciones y también se reprimió de forma arbitraria, lo que sucede es que hubo un gran encubrimiento por parte de los medios afines al gobierno. Están deteniendo compañeros que están militando en redes sociales. ¿De qué libertad de expresión o de prensa habla el presidente? Lo que pasa es que, obviamente, él trata de mostrarse como un demócrata, pero se manejó como un autoritario desde hace cuatro años. Pareciera como que estos cuatro años no estuvieron. Promete, como un novato de la política, cosas que quiere hacer en los próximos cuatro años. Ya estuvo cuatro años y demostró gestionar con una ineptitud total”.

Cierres de campaña en Provincia de Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires y Mar del Plata

“En provincia de Buenos Aires se vive un escenario inmejorable. Los números dan mejor que a nivel nacional y creo que va a ser una paliza histórica. Axel tiene una gran energía y le pone el pecho de forma increíble a la campaña y seguro que lo hará en la gestión. Hacía falta en la provincia de Buenos Aires un gobernador cercano a la gente. En cuanto a la ciudad de Buenos Aires, creo que, hoy, Lammens se está metiendo en un escenario de ballotage, y en Mar del Plata tengo mucha fe y entusiasmo: veo mucha militancia con ganas de salir de este estancamiento en el que estuvo durante estos cuatro años. En el cierre de campaña todo el mundo quiere estar, es el último tramo de acá al domingo. De todas formas ya no modifica nada. Lo único que está ayudando enormemente es ver la injerencia de la derecha que baja desde el Río Colorado a toda Latinoamérica”.

“De ahora en adelante habrá que tomar medidas que favorezcan al pueblo. No nos olvidemos que tenemos 5 millones de pobres en Argentina; que cuatro de cada diez argentinos está debajo de la línea de pobreza. Hay que reaccionar rápidamente, ponerle un peso al trabajador en el bolsillo para que se reactive todo. Cuando el trabajador tiene un peso disfruta, lo gasta, y se vuelve a generar una rueda de trabajo. Es algo cíclico que se va a generar”.