Ricardo Aronskind, economista; magíster en Relaciones Internacionales, e investigador docente en la Universidad Nacional de General Sarmiento, en diálogo con el equipo de #NoNosQuedaOtra AM 740 Radio Rebelde. Política neoliberal y financiera del macrismo; la dolarización de la economía, y el fantasma que el aparato de marketing Pro logró construir alrededor del “cepo”. La necesidad de una política antimonopólica para evitar la suba desmedida de precios, y el desafío que tendrá Alberto Fernández para evitar que, otra vez, sea el pueblo quien pague las ineficiencias de un gobierno antipopular.

Escuchá la entrevista completa: 

                                     

Ricardo Aronskind.

Crítica situación financiera y cepo para resolverla

“El cálculo que teníamos el viernes es que las reservas si seguían vendiendo como vendían alcanzaban para dos semanas. Dos semanas. Han hecho un desastre. Han puesto a la economía argentina en una situación calamitosa. Toman las medidas muy tarde como para graduar el desastre y que se produzca sobre el final de su gestión o al comienzo de la del Frente de Todos. El gobierno tiene escasa capacidad de control del dólar y no logra que los exportadores vendan: finalmente pasa esto. Hasta las PASO pudieron comprar dólares como locos, a partir de las PASO empezaron a restringir, ¿y a quién? a los pobres de clases medias bajas que compran algunos dólares. Esto es de manual de operatoria de un gobierno de derecha. Lo que hicieron fue ir graduando para vender todo lo posible en reservas, plata que viene del Fondo Monetario Internacional, y ahora estamos en una situación tremendamente crítica con escasez de reservas, producto de la gestión monetaria del gobierno. Es una situación muy crítica”.

“La situación desde el punto de vista financiero es desastrosa. Las reservas son ínfimas”

“El cepo es una medida económica en tanto uno no nade en dólares, uno no necesita no tener cepo sino una política de administración cambiaria: es decir, en base a la cantidad de dólares que tenés, determinar un conjunto de prioridades. Por ejemplo, importar medicamentos fundamentales para la salud, importar insumos para que la industria no se pare… Prioridades. Ahora, cuando tenés muchos dólares, los vendés a quien quieras, a todos los que quieran tener en la casa: el problema es cuando no tenés muchos dólares. Es increíble que nuestro espacio político no haya sabido explicarlo masivamente a la población y que haya sido la derecha la que haya inventado una especie de cuco sobre lo que era el cepo. Ahora lo ponen porque evidentemente es una situación dramática. Cualquier dirigencia sensata toma medidas para que el país no esté a la deriva en materia financiera de forma permanente. En el caso argentino parece que la sensatez no existe y que la falta de ella tiene un prestigio que convence a parte de la opinión pública”.

La carrera por conseguir dólares

“En el corto plazo no se consiguen los dólares. Lo que se debe tener es una política en el mediano plazo de expansión de la producción, y expansión de las exportaciones. Son medidas de mediano plazo. En el corto plazo lo que hace un país normal (no Argentina, ya que lo que ha hecho el macrismo es agotar todas las fuentes de financiamiento y las reservas), es evitar que el gobierno que viene haga sufrir a la población con un ajuste: entonces la salida que tenes es conseguir financiamiento internacional. Si occidente está dispuesto o sino otra fuente de financiamiento. La cuestión es evitar el ajuste contra la población mientras vas poniendo en marcha la maquinaria productiva y exportadora”. 

“Lo que tenés que evitar es que en las condiciones que te dejaron te obliguen a ser un gobierno antipopular”

“Con el sistema impositivo que tenemos ahora, una parte de los impuestos recae en los consumidores por el IVA. Hay un set de impuestos que se pueden poner más o menos que afectan a otros sectores. Estos años tuvimos sectores ultraparasitarios que ganaron mucha plata, empezando por los bancos. Es vergonzoso. Eso hay que cambiarlo drásticamente. No puede ser que sea ese el sector más premiado de la economía argentina”.

“Hay muchas fuentes de financiamiento en el mundo porque sobran muchos dólares en el mundo. El mundo va hacia una recesión, lo que tampoco facilita que nos pongamos a exportar mucho, pero lo que hay en abundancia son fuentes de financiamiento. Uno tiene que sacarse la anteojera ideológica de este gobierno de que el único lugar que existe es Estados Unidos o la Unión Europea. Existe el mundo árabe, el sudeste Asiático, China, y otros fondos estatales muy grandes con muchos fondos disponibles. Hay muchas fuentes de financiamiento que de forma tal en el corto plazo podrían evitar un ajuste cruel a la población: mientras ponés en marcha estrategias tanto exportadoras como de sustitución de exportaciones”.

“El gobierno que viene va a tratar de dar algunos aumentos salariales: lo que tenemos que evitar es que vengan los monopolios y te roben en la góndola el aumento salarial que va a recibir parte de la población”

“Yo creo que tiene que haber una fuerte política antimonopólica. Un gobierno nacional y popular se va a tener que hacer cargo de una de las principales cuestiones liberales que es que exista competencia. Necesitamos garantizar que no estén subiendo los precios porque se les canta. Ahí el gobierno deberá ser muy determinante. No puede ser que vengan éstos delincuentes a robar todos los aumentos que recibe la población. Hay que pasar a un sistema mucho más sofisticado que el de Moreno. No puede depender de un tipo por más voluntarioso que sea. Debe haber un sistema nacional: hay muchos sistemas que te permiten detectar los abusos y actuar sobre esas distorsiones que hay en el sistema. Luego, hay que desdolarizar. No se puede aceptar más el criterio de que como sube el dólar subo el precio de lo que se me ocurra. Y en medicamentos habrá que hacer otro trato. Las ganancias que hay en los medicamentos son delirantes: tiene que haber decisión publica de actuar para defender el bolsillo, sino no reactivamos más”.