El equipo de #NoNosQuedaOtra AM 740 Radio Rebelde, estuvo en comunicación con Stella Calloni, periodista, escritora y analista internacional, quien se refirió al golpe de Estado en Bolivia; lo que se sabe de Evo Morales, el motivo de su renuncia, y la resistencia que ya se organizan para dar lucha. Por otro lado se refirió a la posición tomada por Argentina respecto al conflicto y a las palabras del canciller argentino Jorge Faurie.

Escuchá la entrevista completa:

                                     

Stella Calloni, periodista y analista internacional.

Golpe de Estado en Bolivia: la lucha del pueblo

“México ha ofrecido asilo. Yo creo que estuvo muy claro Evo cuando dijo ‘nosotros vamos a seguir la lucha’; porque en esas circunstancias: con la policía amotinada y las fuerzas armadas no haciendo nada por nadie, lo único que trató de impedir fue la brutalidad de estos grupos contra el pueblo de Bolivia, sobre todo contra los indígenas que son siempre perseguidos por estos grupos de una manera feroz. En este momento lo que se sabe, y nadie que sepa mucho más lo va a decir por cuidado, es que hay un movimiento militar de resistencia al golpe también. Que no está todo el ejército a favor, que hay regionales policiales que tampoco se han amotinado, y que hay preparativos en el Alto para resistir y si es necesario formarán milicias populares”.

“Es un golpe de Estado real y da vergüenza ajena que nuestro gobierno hable de crisis y no quiera de hablar de golpe de Estado. Es una dictadura. ¿Qué dice el señor Macri de esto?”

“Esto ha desenmascarado a la Organización de los Estados Americanos (OEA): porque a la OEA estando adentro no se le ha ocurrido citar a nadie para decir que van a aplicar la carta democrática y decir que hay un golpe de Estado en este país. Estamos hablando de Bolivia y de un presidente muy especial como Evo Morales, quien sabía que el golpe venía preparándose desde hace tiempo. Este golpe ya lo había anunciado Estados Unidos cuando dijo que no iban a reconocer las elecciones hace un mes. Entonces, Evo Morales, sabiendo que no le iban a reconocer las elecciones de ninguna manera, invitó a observadores internacionales y a la OEA: eso fue una estrategia de él. El comunicado de la OEA dice que encontraron algunas manipulaciones, no se atrevieron a decir fraude y sin embargo eso ha sido utilizado rápidamente para lanzar las cacerías”.

 

Evo Morales presentó su renuncia.

“Él sabía que iban a argumentar fraude sí o sí, con la OEA o sin la OEA, entonces dijo bueno: para decir que nosotros estamos seguros de que no hay fraude invitamos a auditar a la Organización de Estados Americanos, cuyo enviado tuvo que renunciar por falsificar elementos. Lo que estaba demostrando Evo es el espejo invertido, lo que puede conseguir un país que actúa soberana e independientemente, que maneja sus propios recursos. Chile y Argentina, ambos gobiernos, han destruido al Estado y han privatizado todo. Esto demostraba Evo, por eso lo quieren sacar del camino, porque hay un proyecto de recolonización del continente que incluye la destrucción de todos los gobiernos que no se subordinen a Estados Unidos”.

“No hay ninguna causa implícita por la cual dar el golpe: si cada vez que uno denuncia un fraude debiera darse un golpe, estaríamos con golpes de Estado cada cinco minutos”

“Estas cosas están demostrando la realidad de contra quién estamos luchando, no contra estos presidentes lacayos, sino contra Washington: de quienes nosotros todos, menos Cuba, somos dependientes todavía. Ellos no pueden permitir la independencia definitiva porque Estados Unidos está en una crisis severa y este patio trasero, como nos llamaron, es lo que está más a su mano; hay reservas y recursos naturales extraordinarios y no quieren dejar escapar ningún territorio. Nuestros políticos tienen que saber cuál es el enemigo principal de la democracia: que son aquellos que quieren recolonizar nuestro territorio y nuestros países para poder seguir subsistiendo del saqueo como han vivido durante todo el siglo XX”.