Telma Luzzani, periodista y analista internacional, en comunicación con el equipo de #NoNosQuedaOtra AM 740 Radio Rebelde. Una lectura detallada del golpe de Estado en Bolivia; la situación en Chile y Ecuador; los negociados de Brasil, y la posición de Argentina frente a la coyuntura latinoamericana y la posibilidad de un efecto contagio. Sudamérica, “territorio vigilado”, del país del norte.

Escuchá la nota completa: 

                                       

 

Telma Luzzani.

Coyuntura Latinoamericana y los medios de comunicación

“La diferencia con el ’90 o incluso con el periodo de la guerra fría era que las operaciones aparecían mucho más simuladas y siempre estaba la sensación de que Estados Unidos no iba a estar involucrándose con una injerencia directa; que un presidente no se iba a autoproclamar; que una legislatura no iba a hacer descaradamente tendenciosa: todo eso estaba disimulado, no era tan claro”.

“Chile presenta el modelo neoliberal como el mejor sistema de todos, y esconde esas protestas contra ese modelo, lo disfraza de un grupo de alienígenas o unos loquitos que protestan y hacen desmanes”

“Se están cayendo las  máscaras. Chile que presenta el modelo neoliberal como el mejor sistema de todos, y esconde esas protestas con un modelo que es casi genocida, porque mata mucha a gente de hambre y lo disfraza de un grupo de indígenas o unos loquitos que protestan y hacen desmanes. Y en Bolivia, cuando había un gobierno de democracia participativa, que incluyó a una parte muy discriminada de la sociedad como eran los pueblos aborígenes, cuando ellos hacen un golpe contra ese gobierno, resulta que no es un golpe. El rol de los medios se trata de eso, de tratar de ganar las mentes de la gente que no está muy informada o que no tiene conciencia política o no tiene mucha idea sobre el tema. Me parece que esa es al función de los medios de comunicación hoy, y sobre todo los nuestros, de alguna manera lo que tratamos, por lo menos yo, es de dar otra versión de la realidad, de lo que está pasando para que esas personas tengan por lo menos dos puntos de vista”.

El libro “Territorios vigilados”

“En ese libro yo hablo de Estados Unidos porque era un momento -cuando nace la idea de hacer ese libro en el año 2008, lo publiqué en 2012- donde la cuarta flota empezó a activarse; cuando se descubrió que había nuevas bases militares en Colombia; había toda una militarización por parte del Pentágono en un momento en donde nuestra región estaba tranquila, y estaba muy estabilizada, no era hoy. Era un momento donde no había ningún argumento racional o visible para este avance militar de Estados Unidos y entonces en ese momento empiezo a investigar y surge esto: las diversas maneras en que Estados Unidos nos vigila y para qué”.

Libro: “Territorios vigilados”.

“Hoy está muy claro, estamos en un momento de importante puja geoestratégica, pero no solamente en la región nuestra, sino que Estados Unidos en el mundo se está declinando como potencia hegemónica y se está encontrando con rivales de fuste. En ese escenario Estados Unidos siempre necesitó tener dominado, controlado al continente porque es la única manera que tienen de ser hegemónicos en el mundo. Esto ya lo piensan desde el siglo XVIII y XIX: ven a todo el continente americano como una gran isla: como tienen el océano Atlántico y Pacífico de un lado y del otro, si ellos dominan el continente, es muy difícil que otra potencia pueda invadirlos o dominarlos. En este momento con China y Rusia -no necesariamente está queriendo influir políticamente en nuestra región- hay muchos negocios e injerencias de otro tipo, y esto para Estados Unidos es el talón de Aquiles, es como sacarle el oxígeno”.

“que no dejemos entrar su ejército libremente en nuestro territorio o que no seamos totalmente sumisos y disciplinados a sus Estados es el punto más vulnerable para Estados Unidos y más en un momento como este en donde peligra eso”.

La postura de Brasil

“Yo creo que Brasil en este momento está en una situación de muchas intrigas y pujas internas, yo creo que casi seguro sean las Fuerzas Armadas. Cuando Bolsonaro dijo que iba a ir contra Venezuela, las Fuerzas Armadas dijeron que no. Estamos viendo eso. Creo que las Fuerzas Armadas y un sector del empresariado, el del Consejo Nacional Industrial, están con intereses con China, a los que no les interesa renunciar y por lo tanto le ponen el pie en el freno a Bolsonaro. Pero creo que con ese discurso que tiene incomoda a la élite brasileña que siempre ha tenido una visión bastante de controlar.”

Nuestra región dentro de los “Territorios vigilados”

“En mi libro defiendo una tesis que tiene que ver con la hipotesis de que no es verdad que Estados Unidos tiene la vista puesta en Oriente medio, sino que siempre el lugar más importante para ellos somos nosotros, lo que pasa es que no lo dice. Primero porque en su organigrama, nuestra región es parte de su política interna; por eso también tenemos una OEA para nuestros problemas y no a la ONU. Yo no creo que nuestra región haya estado fuera del foco de Estados Unidos nunca. A veces más y a veces menos. Por ahí Obama tenía evidentemente otra perspectiva, tuvieron otra estrategia los demócratas, pero hubo momentos diferentes con diferentes estrategias. Su objetivo es que nosotros seamos un todo, que respondamos a sus necesidades de seguridad como ellos lo suelen llamar y en este momento como hay mucho peligro se pusieron más bravos”.

Evo Morales

El golpe en Bolivia con Evo Morales lejos

“Estamos en plena batalla. Los sectores del golpe han demostrado que están dispuestos a cualquier cosa: a secuestrar opositores, periodistas, a matar gente, eso está claro. El enemigo es muy poderoso e inescrupuloso y sabemos que tiene el apoyo de medios internacionales, de Estados Unidos y etc. Ahora bien, también tenes del otro lado, 13 años de un gobierno bastante horizontal, sobre todo en movimientos sociales, con un pueblo muy aguerrido que tiene movimientos muy importantes. ¿Qué puede pasar? No sé. Pienso que sin Evo es todo mucho más difícil. Evo en México, a tantos kilómetros de distancia… Hay un rumor de que pueda venir a Argentina, y sería un elemento interesante. Ayer corrió una versión de que Rusia reconocía a la presidenta autoproclamada, y eso sería perjudicial; hay muchos elementos en juego en procesos que tienen que definirse. No se cuánto puede durar”.

La posición de Argentina y Alberto Fernández

“Alberto Fernández me sorprendió para bien. Los puntos más importantes que debería encarar en una política exterior, en primer lugar, es la integración, más allá de las ideologías. No digo que sea fácil porque no es la tradición latinoamericana, pero creo que nuestro primer objetivo para salvaguardarnos en el mundo que se viene es la integración en todos los sentidos: cultural, social, política, e incluso hasta militar, para mostrarnos como bloque. Después defender como lo hace Alberto las cuestiones básicas de las cartas de las Naciones Unidas: la no injerencia en la política de otros países, el respeto a la democracia, a cómo se eligen los presidentes, a como se suplantan, no como en Bolivia. Ese me parece el segundo punto fundamental; y el tercero, si se pudiera, tener una política de relaciones muy armónicas con todos, tanto con Estados Unidos, como con China y con Rusia”.