Escribe: Tomás Matamoros

A pesar de las buenas actuaciones de los argentinos, los locales se hicieron fuertes de la mano del número uno del mundo Rafael Nadal, quién en singles puso el 1 a 1 parcial, y en el dobles sacó la diferencia para poner a España en la semifinal de esta Copa, y fulminó la ilusión del equipo argentino y de los cientos de hinchas que estuvieron en la Caja Mágica de Madrid.

Argentina se despide.

En el primer partido que abrió la serie a las 13.30 hs Guido Pella superó a Pablo Carreño Busta por 6-7; 7-6 y 6-1. Luego de haber caído en el primer set, Guido se despertó y revirtió la situación para poner a Argentina 1 a 0 en el parcial. Quince minutos pasaron del final de este partido para que sea turno de Schwartzman contra Nadal. Con el entusiasmo de estar 1 a 0 arriba, empezó el juego y el español rápidamente puso el partido a su favor. Al número uno del mundo le alcanzó con solo una hora para empatar la serie en uno y superó al “peque” por 6-1; 6-1.

Con este resultado los conducidos por Gastón Gaudio debieron esperar al partido de dobles entre Leo Mayer y Machi González contra Rafa Nadal y Marcel granollers. Ante la posibilidad de jugar con el cansancio de Nadal, quién solo tuvo tiempo de secarse la cara, los argentinos buscaron la hazaña, pero nada de eso ocurrió. A pesar de dar pelea, Argentina perdió el primer set por 6-4, ganó el segundo también por la misma diferencia, y perdió el último y definitivo set por 6-3.