Leonel Tesler, presidente de la Fundación Soberanía Sanitaria, médico sanitarista, y director del Departamento de Ciencias de la Salud y del Deporte de la Universidad Nacional de José C. Paz en la columna de Salud para #NoNoQuedaOtra AM 740 Radio Rebelde. Las vacunas que dejaron de darse en la gestión de Cambiemos; la investigación por las 12 millones de dosis retenidas en la Aduana; el trabajo que comienza la nueva gestión por recuperar la calidad de los hospitales públicos; y la reincorporación de trabajadores de la salud.

Escuchá la entrevista completa:

                                     

Dr. Leonel Tesler, presidente de la Fundación Soberanía Sanitaria.

Vacunas y desidia

“Es una locura el precio que tienen las vacunas en este momento y es una obligación que tiene el Estado que estén disponibles para toda la población. No puede ser que se vacunen chicos cuyos padres pueden pagar las vacunas y los que no pueden pagar no se vacunen. Y tampoco puede ser que dependa de cada municipio donde viva cada chico y cada adulto -porque también hubo problemas con la vacunación de adultos- que no lleguen las vacunas o que no haya ningún tipo de regulación central del Estado Nacional o del Estado provincial”.

12 millones de dosis varadas en la Aduana.

“Es un nivel de desidia grande. Por más que tenga un costo alto de arancel que te están cobrando que, la verdad, aún es bastante extraño que el Estado nacional tenga que pagarle al Estado nacional. En este momento se pudo saltear ese paso por la emergencia sanitaria. Pero lo que está sucediendo es que el Estado nacional como comprador venía funcionando como si fuese un particular que está comprando, entonces estaban pagando aranceles de importación como si te estuvieras comprando o trayendo de afuera una PlayStation”.

“Encontraron 162 mil dosis vencidas y están investigando qué es lo que sucedió, por qué se vencieron y cuál era la función de esas vacunas”

“Formalmente el gobierno de Macri y la Secretaria de Salud no modificaron el calendario. No es que sacaron vacunas del calendario porque iba a ser un bochorno internacional, lo que hicieron fue no darlas, dejar de dar determinadas dosis de determinadas vacunas: entonces, por ejemplo, de repente no había vacuna de meningitis, la segunda dosis que hay que darse a los once años. No decían nada, simplemente no la distribuían. Entonces cuando empezó a armarse lío y firmaron una nota la mayoría de los ministros de todas las provincias y organizaciones relacionadas con la salud, recién ahí salieron a reconocer que no estaban en condiciones de distribuir la dosis de los once años, que no se daba más. Y así pasó con muchas otras, que en realidad no dejaron de estar en el calendario que tenemos, nada más que, aún más grave, por desidia decidieron dejar de cumplir con ese calendario”.

Dr. Ginés Gonzalez García, ministrode Salud de la Nación, liberando las dosis de vacunas abandonadas en la Aduana por Cambiemos.

“Lo que pasó también es que, aún las vacunas que seguían estando, empezaron a distribuirlas de una manera tan mala que llegaba de forma despareja y de una manera ajena a cuáles son las necesidades de vacunación de cada lugar, y terminaron dependiendo de las autoridades sanitarias de cada municipio a quién se vacunaba, cuándo, y a qué en cada lugar. Se armó un desorden terrible que desembocó por ejemplo en el propio sarampión”.

Hospital Posadas

“El hospital Posadas es uno de los poquitos hospitales nacionales que nos quedan. Cuando nosotros hablamos del Ministerio de salud de la Nación estamos hablando casi exclusivamente del edificio que está ahí en la 9 de Julio y nada más. Desde la época de Menem se fue desarmando el sistema de salud nacional. Nosotros teníamos una red de hospitales nacionales que dependían directamente del Ministerio de Salud de la Nación, entonces vos tenías un hospital nacional en Misiones, uno en Salta… Esos hospitales fueron pasando de la Nación a las provincias y en muchas provincias pasaron a los municipios, eso generó una gran fragmentación del sistema de salud”.

“No hay hospitales que dependan del Ministerio de Salud, salvo el Hospital Posadas y cuatro hospitales más. Se armó otro hospital en Santa Cruz en el gobierno de Cristina. El Posadas es el único hospital nacional que quedó como centro de referencia de un montón de enfermedades y sigue haciendo investigación; es un hospital escuela que, por un lado, sirve para formar a gente que está estudiando carreras de la salud, y a la vez forma en especialidades a personas que ya están recibidas”.

Protesta de residentes del Hospital Posadas en rechazo a los despidos. Año: 2019.

Sobre la reincorporación de trabajadores es una cosa que debe ser prioridad de este gobierno, venimos trabajando con los trabajadores del Posadas desde que comenzaron los despidos y la verdad es que tuvieron el tacto de no salir con los tacones de punta al nuevo gobierno que ascendió, sino que entendieron cómo está todo y están teniendo paciencia: de todas maneras es indispensable buscarles una solución lo más rápido posible porque además de haber perdido su fuente laboral hacían un trabajo importantísimo para cuidar a un montón de gente que se atiende en el Posadas. El Posadas perdió, por ejemplo, su sistema de cuidados paliativos pediátricos, el lugar donde se atienden chicos con cáncer para mejorar su calidad de vida.