Sergio Chouza, economista/investigador, y docente de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y la Universidad Nacional De Avellaneda (UNDAV), en comunicación con el equipo de #NoNosQuedaOtra AM 740 Radio Rebelde. El legado de deuda millonaria que dejó Cambiemos en la provincia de Buenos Aires; las opciones del gobernador Kicillof, y las posibilidades de financiamiento como posible salida.

Escuchá la entrevista completa:

                                     

Sergio Chouza, UBA/UNDAV.

La provincia de Buenos Aires endeudada

“Si hubiera seguido Macri lo más probable es que hubiera profundizado la dinámica de ajustes en el corte plazo, buscando la descompresión de los vencimientos mas cortos con mas reperfilamiento o mecanismos similares; y después, cuando pasara un poco el vendaval y recuperaran la posibilidad de acceso a los mercados, hubiera vuelto el festival de deuda y quizás a reflotar el acuerdo con el Fondo Monetario en la modalidad de facilidad extendida, que es esa modalidad que pide condicionalidades y reforma estructural, y que seguramente el gobierno actual no está dispuesto a hacer”.

Una deuda duplicada en cuatro años

“Esto se duplicó en cuatro años: en el 2015 estaba en el orden del 40%. Se duplicó porque la deuda es mayor, y porque la recaudación es más acotada. La provincia de Buenos Aires perdió mucha capacidad de financiamiento propio. En 2019, solamente la caída de los ingresos de la provincia contra la inflación, fueron del 13%. La provincia recaudó un 13% menos en términos reales solamente en un año, con lo cual estamos hablando de un desfinanciamiento mayúsculo.  Si bien es cierto que fue la única provincia de todo el país en que se vieron mejoradas su transferencias en arsenales por su participación y parte de lo que fue la restitución del Fondo del Conurbano, igualmente no alcanza para sustentar semejante tamaño de deuda. Y después toda la característica de la deuda de la provincia que ya conocemos”.

“Es el año más complicado porque tenés la exigencia de la deuda, y la inercia recesiva del poder económico anterior. Reconstituir las fabricas públicas, las capacidades productivas, y el poder adquisitivo más estable de la población no es de un día para el otro”

“La deuda está altamente nominada a moneda extranjera -el 82% es en dólares- en euros, y otras monedas, monedas que no están atadas a la recaudación de la provincia de Buenos Aires. Factores que implican una situación muy aguda en el cortísimo plazo. Son casi 3 mil millones de dólares este año. Es un monto muy importante”.

Cómo financiar la deuda

“El hecho de ganar en autonomía de financiamiento lo que te permite es recuperar confianza, y eso en un contexto con tantos vencimientos puede ser un puente para facilitar algún tipo de refinanciamiento con el mercado o con algunos fondos de inversión específicos. Hay que, tal vez, surfear algún vencimiento renovándolo. La función de reacción que viene teniendo el Estado nacional respecto de su deuda, la deuda en pesos, sí ha logrado refinanciamiento porque todavía no estamos tan rotos, todavía por medio de bancos, de fondos de inversión se puede conseguir financiamiento a tasas de mercado similares a la tasa de referencia en pesos. Después con los vencimientos de intereses, los cupones de intereses se vienen pagando normalmente y lo único que se ha reperfilado nuevamente, en particular al primero de agosto, son los vencimientos de capital: el pago del monto total adeudado para las letras en dólares, que son montos muy pesados, significativos y esto no ha pagado la jurisdicción nacional, ha decidido volver a reperfilarlo en forma compulsiva hasta agosto con lo cual sí hay un paralelismo en la actitud que ha trazado la provincia con lo que viene haciendo la Nación”.

“En 2017 el Estado nacional había convidado a las jurisdicciones a que salgan a los mercados y tomen deuda en dólares. Casi que los empujaba”

“La mirada más sistémica me parece que implica pensar cuál tiene que ser la actitud del Estado nacional respecto de una situación muy aguda y comprometida de sus Estados federales. Ocurre lo siguiente: en primer lugar, esto viene como producto de que en 2017 el Estado nacional había convidado a las jurisdicciones a que salgan a los mercados y tomen deuda en dólares. Casi que los empujaba. ‘No importa si es en dólares porque se cambia en el mercado y después tenemos libre cambio, no hay controles y el día de mañana cuando tienen que devolver vuelven a cambiar sus puntos en el mercado y listo‘. Esto alimentó la fuga de capitales. Todo lo demás es historia conocida”.

 “Pasamos de un estado nacional que convidaba a las provincias a que se endeuden en dólares, a un Estado Nacional que tiene la disyuntiva de salir a hacer salvatajes masivos”

“No sé si alguien puede decir en la provincia que hubo una transformación realmente estructural en cuatro años, que hubo una explosión de obra pública e infraestructura básica. El aumento de la deuda en la provincia es de mil millones de dólares netos, lo cual implica un 23% de aumento de la deuda en cuatro años en moneda dura. Ese incremento de los mil millones de dólares implicó que en pesos la deuda se quintuplicó. Una vez que rescatás a una provincia en un vencimiento que no lo puede pagar, después te caen las demás: es un hecho que hay muchas provincias altamente endeudadas como Córdoba, Neuquén, Mendoza, o Jujuy” “.