La deuda en la que sumió al país la gestión de Cambiemos (PRO, UCR y aliados) con la complicidad del FMI e intermediarios, es el gran factor determinante en el esquema económico del nuevo gobierno de Alberto Fernández. Más por imposición, por supuesto, pero también por responsabilidad política a la hora de buscar soluciones para la verdadera pesada herencia, esta vez no mediática ni atizada por factores ideológicos reaccionarios: la deuda existe, bloquea la producción y la creación de empleo, y restringe la disputa de poder en nuestro país.

Un completo informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad de Avellaneda (UNDAV) permite comprender rápidamente la gravedad de la situación, y la importancia que tienen a futuro las leyes que se están discutiendo en el parlamento en estos meses. A continuación, texto e infografías del Observatorio de la UNDAV:

  • A menos de dos meses de la asunción del nuevo Gobierno, se aprobó la media sanción de la Ley de Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda Pública.
  • Se trata de una iniciativa fundamental para encarar la renegociación de la deuda, declarando de interés público su sustentabilidad, de modo tal de que nuestro país no vuelva a caer en un ciclo de deuda que deriva en crisis externas.

  • Además, el día de ayer, el Ministerio de Hacienda publicó el calendario oficial con el cronograma formal de la renegociación. Con diferentes instancias intermedias de diálogo con los ahorristas, culmina con la presentación de propuestas y concluye a fines de marzo.
  • La definición de este proceso, no solo tiene consecuencias en términos de sustentabilidad de largo plazo. También es relevante para el desarrollo de las variables macroeconómicas de este 2020. Desde el Presupuesto Nacional (y el de varias jurisdicciones) hasta el programa financiera, todo está supeditado al resultado de la renegociación.

  • Para este año, la herencia del endeudamiento presionará, a diferencia de lo que ocurría en 2015, sobre el presupuesto público y sobre las reservas del Central dificultando tanto la posibilidad de hacer políticas fiscales expansivas como de alimentar la liquides en el mercado de cambios para contener a los tipos de cambio (oficial, etc.), evitando una devaluación mayor y una aceleración del proceso inflacionario.
  • Entre enero y junio del 2020 el Tesoro Nacional deberá cancelar vencimientos por USD 45 mil millones. De estos, USD 26 mil millones están nominados en moneda nacional (57%) y USD 19 mil millones en moneda extranjera (42%). Excluyendo la deuda intra Estado, los vencimientos ascienden a USD 24 mil millones, con la mitad nominada en moneda dura.

  • En una mirada de más largo plazo, los vencimientos de la deuda alcanzan los USD 200 mil millones entre 2020 y 2023. Durante los primeros dos años se observan vencimientos en monedaextranjera por USD 30 mil millones por año y en los últimos dos por más de USD 40 mil millones por año.
  • A su vez, no sólo el stock de deuda sobre PBI creció sustancialmente sino que empeoró su composición. La deuda en moneda extranjera se incrementó en USD 87 mil millones (+54%) mientras que la nominada en pesos cayó en USD 13 mil millones (-18%) entre 2015 y el 2019.
  • De la misma forma, la deuda protegida por tribunales extranjeros creció en USD 76 mil millones (+116%) desde 2015. En cambio, la deuda en tribunales locales se mantuvo constante. A su vez, se privilegió la deuda con privados (+95%), a la deuda intra Estado. La deuda con privados en 2015 rondaba los USD 74 mil millones y en el segundo trimestre del 2019 ya sumaba unos USD 144 mil millones. La deuda con organismos financieros internacionales se disparó en un 135% desde 2015.

  • La deuda con no residentes (deuda externa) creció 163% en estos últimos 4 años, esto es un incremento por USD 104 mil millones. Además, la relación deuda pública sobre exportaciones creció 112 puntos porcentuales en los últimos 4 años.
  • Por otro lado, mientras el gasto primario cayó un 30% desde 2015 el peso de los intereses de la deuda pasó del 5,5% sobre dicho gasto a representar el 20% en 2019.

FUENTE: Economía UNDAV

INFORME COMPLETO