Martes 4 de febrero

Alberto Gandulfo, secretario de la Comisión Nacional de Microcréditos del Ministerio de Desarrollo Social (CoNaMi), en el estudio de AM 740 Radio Rebelde con #NoNosQuedaOtra. La deuda externa como condicionante para las políticas públicas y como la gestión de Mauricio Macri ‘no cometió ningún error’. La necesidad de actuar rápido para ayudar a las familias endeudadas; microcréditos para acompañar el proceso productivo y la tarjeta alimentaria para aliviar el problema del hambre en la Argentina. Entrevista de Julián Saud y Carlos Mackevicius.

Escuchá la entrevista completa:

 

Alberto Gandulfo en #NoNosQuedaOtra
Alberto Gandulfo en #NoNosQuedaOtra.

Hora de resolver

“Evidentemente la negociación con los acreedores externos, el fondo y los bonistas entre ellos, es un condicionante dentro del plan de gobierno. De todas maneras nosotros de algún modo tenemos que actuar, y por eso en forma dinámica hoy nuestro ministro se la pasa en todos lados, en este caso, entregando las tarjetas alimentarias; que es nuestra primera acción como Gobierno. Sin duda, los condicionantes no nos van a paralizar ni impedir todas las políticas que estamos desarrollando. Todas las medidas que se han ido tomando, más que nada en torno a lo económico, van a empezar a tomar su efecto y eso va a comenzar a generar una dinámica en el mercado interno que va a facilitar mejores condiciones de trabajo. No va a ser mágico, pero va a ser contundente en términos del proceso de reorganización, de poder establecer nuevas pautas productivas de consumo”.

“Claramente en esa rueda que empieza a girar, aparece la política como elemento de transformación, y una vez más la Argentina saldrá del pozo con trabajo, producción, organización y fundamentalmente con decisiones que tengan que ver con mejorar la calidad de vida de nuestra gente. Esto es lo que está tomando en cuenta el presidente, lo que estamos haciendo en forma diaria, cotidiana. Todos los días, como nos enseñó Néstor Kirchner. Lo hicimos en el 2003, lo vamos a hacer ahora, y siempre es una  pelea de los gobiernos populares resolver los problemas que genera la economía concentrada y las políticas neoliberales”.

Alberto Gandulfo en el piso de #NNQO
Alberto Gandulfo en el piso de #NNQO.

No hubo errores

“Acá no hubo errores, sino un plan sistemático de poder desarrollar esta política (se refiere al gobierno de Cambiemos 2015-2019). Hubo actores fundamentales que han operado y han traído este endeudamiento y situación crítica a la Argentina. Me acuerdo de una nota de Alfredo Zaiat, cuando Macri asumió, que hablaba de los CEOs que había en el gobierno; ‘La CEOcracia’. Si el resultado de gran parte de eso fue la fuga de capitales, acá no hubo errores; hubo endeudamiento para fugar. Este es un modelo económico en el cual ni los propios capitalistas, es decir los que apuestan al liberalismo, pueden producir/trabajar en la Argentina. Por lo tanto, volver a reconstruir hoy y poner de pie al país como nos pide el presidente, requiere entre otras cosas, resolver este tema de la deuda. Históricamente la forma de sometimiento de los gobiernos populares y las democracias latinoamericanas siempre ha sido el endeudamiento externo. Situación política que en la década pasada, en nuestro gobierno de década ganada, hemos resuelto en gran medida, y que hoy vuelve a aparecer como la gran dificultad para crecer de la Argentina”. 

“el endeudamiento fue algo ex profeso; nos endeudaron los mismos CEOs que hoy son los que vienen a cobrar con los bonistas”

“Sin ninguna duda, aquella vieja consigna de que los muertos no pagan es la que tenemos que llevar adelante, porque el endeudamiento fue algo ex profeso; nos endeudaron los mismos CEOs que hoy son los que vienen a cobrar con los bonistas, los buitres, con los mismos responsables de la deuda. Me parece que nosotros ahora estamos ante una situación en la cual entramos en un proceso de negociación, que sin duda en algún lugar ellos tienen que estar más preocupados que nosotros. Pero ahí es donde juega la política, porque evidentemente la construcción política que está llevando adelante Alberto Fernández tiene que ver con poner una Argentina de pie; recuperar el Estado, recuperar el trabajo, recuperar la producción. Si bien esto va a costar, porque el nivel de endeudamiento condiciona, digamos que en la Argentina estamos acostumbrados (desde el peronismo fundamentalmente) a dar este tipo de respuesta; y se sale con trabajo diario, todos los días apostando nuevas cosas y fundamentalmente priorizando el trabajo de los argentinos y las argentinas. A mí me parece que en ese sentido no hay que alarmarse, no hay que ir detrás de los títulos de los diarios, hay que dejar que las negociaciones transcurran sabiendo que los que están negociando de parte nuestra son lo mejor que tenemos para llevarla a cabo. En función del resultado que obtengamos, tendremos más o mejores oportunidades o dificultades que resolver; pero acá hay una política trazada y es la que venimos a llevar adelante, somos Gobierno y lo vamos a hacer como lo hicimos siempre”.

Alberto Gandulfo
Alberto Gandulfo junto a Julián Saud y Carlos Mackevicius.

Prioridades claras

“Lo expresó muy claramente el presidente en su discurso ante la Asamblea Legislativa el día de la asunción. Fijate que lo puntualizó como su primer temática prioritaria, a lo que es el tema del hambre y la necesidad de llegar a los argentinos que más lo requieren en la forma más rápida y mediata posible. Por eso mismo instrumentó fuerte y rápidamente esta cuestión de la tarjeta alimentaria que se está entregando en varios municipios y va abarcando cada vez más llegada en todo el país. La urgencia del hambre y la situación dramática que se está atravesando (entre ellos el estado crítico de lugares como Tartagal, Salta), denotan cuál es el escenario explosivo que se está viviendo. Acá no hay que dramatizar, hay que resolver. Por otro lado, el presidente fue muy explícito en cuanto a la necesidad de recuperar todo lo que es el trabajo en la Argentina. Cuando habló de este, habló de la economía popular con mucha fuerza en cómo buscar la manera de que toda esa resistencia popular que hubo hacia el macrismo durante sus cuatro años -que fue la que se hizo cargo de sostener comedores, de bancar solidariamente todas las situaciones críticas que se vivían en los barrios-, hoy tenga la posibilidad de organizarse y generar trabajo desde esa misma economía popular. Como una forma rápida e inmediata de dar respuesta a la falta de trabajo en Argentina”. 

“desde Tarjeta Naranja o el ‘efectivo ya’ y los créditos usurarios barriales tienen comprometidas a todas las familias; en el conurbano se vive muy fuertemente esta cosa de la usura diaria, préstamos que se van casi al 200% de interés”

“El famoso tema de la empleabilidad y el desarrollo de proyectos productivos requieren hoy de un nuevo entendimiento del sujeto popular y de las nuevas condiciones de trabajo, desde las nuevas tecnologías (los aplicativos informáticos) hasta las condiciones de consumo han cambiado de tal manera que necesitamos dinamizar el concepto de trabajo. Pero fundamentalmente, como buen Gobierno peronista, lo primero que tenemos que hacer es crear trabajo; y la pregunta que de alguna manera nos estamos respondiendo desde el ministerio con la Secretaría de Economía Popular junto con los movimientos sociales es qué entendemos hoy por generar trabajo en estos tiempo de gran concentración económica”.

Familias endeudadas

“Se resuelve con trabajo, con un Estado que regule y tenga mayor presencia administrar estas cosas. Acá vuelvo, no hubo errores, estos muchachos dejaron todo abierto como para que estos lugares proliferan. Digamos, esto mismo que vos describis -la existencia de muchos lugares de ‘efectivo fácil’ solo con DNI y familias que se endeudan ahí o con la Tarjeta Naranja o bancos en general- se vive en la ciudad de Posadas, en la de San Juan, o en Rawson; donde de repente desde Tarjeta Naranja o el ‘efectivo ya’ y los créditos usurarios barriales tienen comprometidas a todas las familias. En el conurbano se vive muy fuertemente esta cosa de la usura diaria, préstamos que se van casi al 200% de interés. Es una locura, pero insisto, no hubo errores ni excesos, son todos saqueadores estos tipos y esto fue lo que motivaron. Entre otras cosas, es uno de los elementos que yo creo que por lo menos descomprimió parte de la conflictividad social en endeudamiento; fue sistemático. Es decir, no les estalló la situación en las manos, entre otros elementos, porque la estiraron en el tiempo con todo lo que significó la deuda de las familias”.

La deuda como plan

“Es todo un proceso que arranca con la falta de trabajo, que se puede visibilizar incluso en los últimos tiempos nuestros (acordate que nosotros nos vamos con una devaluación en el 2015). Ya ahí había empezado a haber problemas serios, y lo que hicieron estos tipos fue además, con las medidas que tomaron de desfinanciar al Estado por un lado y por el otro favorecer las importaciones y estas políticas crediticias, dejar a la gente sin trabajo. Entonces, ante las obligaciones y las necesidades, empezó esta rueda de endeudamiento que hoy tiene resultados totalmente desfavorables para las familias. Porque son endeudados no para el consumo tecnológico o para inversiones, acá el endeudamiento fue por el hambre, por los remedios, para pagar la luz. Las altas tarifas llevaron a que las pymes estén cambiando cheques, los jubilados endeudados incluso a través de la Anses. No hubo errores, estos señores hicieron todo muy adrede, es su mentalidad. Esta es la diferencia entre cuando vos ponés el sujeto de la producción y el trabajo o ponés el sujeto de la valorización del capital financiero”.

Alberto Gandulfo
Alberto Gandulfo y el equipo de #NNQO estrenando la nueva casa de AM740 Rebelde.

Microcréditos desde el Ministerio

“El microcrédito tiene que ver con un crédito masivo no bancario y que llegue fundamentalmente a esos sectores que más lo requieren. Un crédito no bancario se trata de que el mismo no está regulado por las lógicas bancarias, sino que proviene desde el Estado, específicamente desde el Ministerio de Desarrollo Social y que va a ser subsidiado por el mismo. Se va a administrar vía un banco pero no hay que tramitarlo ahí, sino que va a llegar de la manera hoy más rápida; que tiene que ver con un aplicativo a nivel celular que todavía estamos confeccionando. Ese aplicativo de alguna manera va a ser una preselección de crédito y de información necesaria, que va a estar en manos de un tutor del ministerio. En todo el país va a haber varios tutores, una red de tutores, acompañando estos procesos; porque no se trata solo de financiar sino de acompañar al trabajador, trabajadora, al pequeño productor/a, al emprendedor, a poder materializar su mejor manera para desarrollar su proyecto”.

“El crédito, a través de los aplicativos, va a tener un ida y vuelta en el cual lo que hará es acompañar esos procesos productivos. Con pequeños montos y en forma gradual, escalonada. En la medida que vos vas devolviendo ese crédito podés acceder a uno segundo y así sucesivamente. Ese proceso, que hoy por hoy lo hacen incluso las organizaciones sociales a través de la Ley de Microcréditos con la CoNaMi (además de municipios, gobiernos provinciales, mutuales y cooperativas), el Ministerio de Desarrollo Social lo sale a masificar desde el propio ministerio. En cierto modo se complementan como dos velocidades. La velocidad más de territorio, descentralizada en organizaciones sociales y locales, y una propuesta masiva; que estamos desarrollando los aplicativos para ya poner en marcha este nuevo instrumento de la política pública basada en la Ley de Microcréditos pero que va a masificar la propuesta. Va a generar en el territorio nuevas formas de acompañar a esta gente que está endeudada, fundamentalmente priorizando la compra de herramientas y de maquinarias”.