Jueves 5 de marzo del 2020

Se reúne en Congreso del Partido Justicialista, con el regreso de los congresales de Córdoba y Salta a la reunión que se realiza en el Club Ferro, en Caballito. Varios nombres trascienden como candidatos a presidente del PJ, incluyendo al presidente de la Nación, Alberto Fernández. La novedad: la posibilidad de que se llegue a un triunvirato con representación femenina, para la conducción del partido más grande del país.

Análisis de Carlos Caramello, periodista, escritor y ex director de Radio Provincia, en comunicación con Julián Saud, para Revista Hamartia y #NoNosQuedaOtra, por AM740 Radio Rebelde.

Escuchá la nota completa:

 

Carlos Caramello

Unidad

“Señales de unidad después de tantísimos años. Una unidad que se está produciendo en este momento en Ferro, que empezaron hoy a las nueve de la mañana. Después de la unidad que se produjo a partir del congreso que unificó el partido en el 80, después del triunfo de Cafiero, no me parece que haya habido en el justicialismo una unidad tan importante como la que proponen ahora los compañeros. Han vuelto al redil, encabezados por el propio Schiaretti, los peronistas cordobeses. Y el Partido Justicialista de Salta, con Urtubey en España. Vuelven también esos compañeros. Estamos ante la posibilidad de una unidad muy importante hacia dentro del justicialismo”

El congreso se realiza hoy en el club Ferro.

 “No tenemos que volver, tenemos que quedarnos”

“Pareciera que cada vez que el peronismo recibe un cimbronazo, en términos de derrotas, nos pasó en el 89 y en 2015, algunos sectores que parecen ser díscolos reaccionan. Hoy lo escuchaba a Dady Brieva decir que el está en una campaña para desterrar el “Vamos a Volver”, del peronismo, porque dice “no tenemos que volver, tenemos que quedarnos”. Porque siempre el hecho de pensar que siempre vamos a volver, es que estamos dispuestos a irnos , a que nos ganen. El peronismo vuelve a reaccionar como reaccionó después de los durísimos 70, y de la derrota del 83. Vuelve a entender que solo la unidad del peronismo puede traer la consolidación de un verdadero gobierno nacional y popular. Esto más allá de los dirigentes, esto es un imperio de las bases”.

Dirigentes justicialistas, hoy enel congreso.

Los candidatos

“Hay hasta cuatro candidatos. Y un candidato que es Alberto Fernández. Veamos: está la de Alberto Rodríguez Saa, que la verdad se merece un rol muy importante. Nunca perdamos de vista que el tipo que dijo que “Hay 2019” y nos sacó del oscuro pozo de ladepresión y de la derrota fue Alberto R. Saa. Lo dijo en el Chaco, y está en este momento el gobernador del Chaco, el Coqui Capitanich, pujando. Es el hombre que mejor representaría la renovación hacia adentro del partido. Hay una intención de los intendentes de la provincia de Buenos Aires, que como siempre tiene una intención de colar uno de ellos en cualquier lugar. Cada vez que pasa algo en el peronismo, los intendentes dicen “bueno, tiene que ser uno de los nuestros, porque tenemos el 40 y pico por ciento de la población”. Es Leo Nardini, que la verdad es un chico maravilloso, un intendente de primera línea y un compañero fenomenal, me parece que tiene merecimientos suficientes. Pero es muy joven, digo, y podría integrarse a una conducción para ser el presidente más adelante, sin duda. Y está la figura emblemática de Gioja, que de verda ha hecho mucho en este período. Es el actual presidente, es el que resistió la intervención, que no es poco. En la puerta, rodeado de compañeras”.

Peronistas resistiendo la intervención del partido.

Un triunvirato con representación femenina

“Otro dato central hoy, es que la configuración de congreso tiene que tener una compañera y un compañero. Por primera vez 50/50. Finalmente. Eso impondría, y yo creo que debería ser así, que una compañera estuviera también en la conducción. Con lo que no sé, habría que verlo, si no vamos a terminar en una suerte de conducción tripatrita. En principio habría una conducción bifronte, que alternaría la presidencia y la vicepresidencia entre Gioja y Coqui Capitanich. Es una fortaleza y un signo evidente de lo que debe ser la unidad, la posibilidad de unificar criterios. Hace tiempo nos enteramos que el héroe es colectivo, y a veces requiere conducciones colectivas. Una parte de aggiornamiento del peronismo es dejar de pensar en términos centralistas, y pasar a términos más constitutivos de una entidad casi gestáltica”.

“Alberto no quiere ser un justicialista”

“Lo lógico del modelo justicialista antiguo, el presidente si se parecía a algo que era justicialismo, entonces tenía que hacer cargo del justicialismo. No. Más allá de las entidades y los reconocimientos o no que haga el propio Alberto Fernández o no de ser justicialista o peronista,  hay una cosa que es clara en la construcción discursiva del propia Alberto: él no quiere ser un justicialista. No es Néstor que decía: “Me dicen kirchnerista para bajarme el precio”. Él está convocando a una unidad que excede al justicialismo. Y nosotros como peronistas tenemos que hacer un esfuerzo muy grande de decir que todo se ordena en torno al peronismo. Porque hay muchos que están convocados a esto. cuando vos te encontrás un gobierno donde el embajador de España es Raúl Alfonsín (Hijo) (sic)… O te encontrás que están integrados dirigentes que han renunciado largamente a ser justicialistas, y que sin embargo se han integrado la gobierno. Donde tenés un presidente de la Cámara de Diputados que ha armado un partido para competir con el justicialismo, y hoy es uno de los pilares fundamentales de esta unidad”.

“Lo descarto Alberto porque no tiene el deseo de ser el presidente del peronismo”

“Ni siquiera creo que él se considere, y esto es una opinión persónal, no creo que se considere un peronista puro, para entenderlo. Sí creo que piense que es la representación del peronismo moderno, pero no un peronista puro”

El presidente Alberto Fernández (centro), junto a Gioja e Insfrán.

“Lo importante es que el partido se reúne y se solidifica para dar apoyo al gobierno de Alberto Fernández, en función de que sabemos que esta es la alternativa para superar los cuatro años de destrucción que ha tenido la Argentina. Y a tener más años de gobierno, ha estar más presentes. Vuelvo a la idea de Dady a que no vamos a volver, vamos a quedarno a reconstruir el país, porque va a demandar mucho tiempo y mucha unidad. No solamente de la dirigencia sino también de las bases”.

“Pensemos en alguna mujer integrándose. La única revolución real del siglo XXI es el feminismo. La mujer lleva adelante hoy la única bandera revolucionaria. Y el justicialismo, además de poner una paridad de género absoluta, de 50/50, debería dar una prueba de que se está aggiornando en ese sentido”.

“Gioja tiene todos lo merecimientos, pero yo creo que el Coqui Capitanich debería asumir algún rol central en el PJ porque necesitamos tipos jóvenes, muy formados, para que convoquen desde la propia conducción. Nosotros tenemos cantidad de cuadros jóvenes. Vos sabés que siempre lo nombro a Martín Doñate, tengo una relación de admiración profunda. Un tipo que tiene cuarenta y pico de años, formado, serio, capaz, honesto. Como Martín hay cantidad, Rodolfo Tailhade, Leo Nardini, propuesto por los intendentes. Muchísimos tipos y compañeras. Mayra Mendoza, Anabel Fernández Sagasti… Hay muchos jóvenes”.

“Mi análisis dice que va a terminar saliendo por lo menos una conducción bifronte con una mujer jugando un rol central en la estructura”