Leonel Tesler, médico sanitarista, presidente de la Fundación Soberanía Sanitaria, y director del Departamento de Ciencias de la Salud y del Deporte de la Universidad Nacional de José C. Paz, en comunicación con #NoNosQuedaOtra por AM 740 Radio Rebelde, en su Columna de Salud de Soberanía Sanitaria para hablar sobre el sistema de salud en la Argentina, y las medidas que se están tomando para lograr contener al conoravirus (Covid-19).

Escucha la nota completa acá: 

                                     

Leonel Tesler, médico sanitarista, presidente de la Fundación Soberanía Sanitaria, y director del Departamento de Ciencias de la Salud y del Deporte de la Universidad Nacional de José C. Paz

Esto no es una guerra contra el conoravirus

“Abordar esta situación con las metáforas que se usan permanentemente como son las del “enemigo invisible”; “esto es una situación de guerra” no es lo correcto porque la verdad es que no lo es. Es interesante compararlo con una guerra porque acá es mentira que tenemos un enemigo porque al virus le importa tres pepinos lo que nosotros hagamos o dejemos de hacer, no hay algo ni nadie que nos quiera invadir, sino que el problema que tenemos que abordar es cómo nosotros como sociedades nacionales y como mundo nos cuidamos. Fíjate como cambia muchísimo cuando hay gobiernos de algunos países que sí lo quieren plantear como una guerra, y es muy difícil el planteo de que estás peleando contra un virus. Por ejemplo en EEUU cayó el coronavirus dentro de los problemas que está teniendo Trump con los demócratas, con China, etc. En Brasil cayó también en las volteadas de las guerras que está teniendo Bolsonaro contra el pueblo, contra la izquierda, etc. Y en Chile también le vino muy bien a Piñera para disolver todo el movimiento que venía habiendo de manifestaciones masivas desde el segundo semestre del año pasado.”

“Lo que acá está puesto a prueba es la capacidad, no tanto de defensa del mundo o de los países, sino de la capacidad que tienen los países de cuidar a su gente”

El sistema de salud italiano y el argentino

“Nosotros tenemos muchas más camas por cantidad de habitantes que Italia. Sin embargo, consideramos que el sistema de salud italiano es uno de los mejores del mundo en comparación con el nuestro. Justo cayó este problema del coronavirus en Italia en un momento en el que venía sufriendo un desguace en su sistema de salud. Entonces, más allá de la actitud que pudo haber tenido de cierta petulancia tal vez, desde la clase gobernante que no le dieron bolilla al coronavirus cuando llegó, encontró también mucho más vulnerable al sistema de salud porque lo venían desarmando. Lo mismo pasa en España, vienen de una historia de desguace del sistema de salud, al igual que a nosotros.”

“Más allá de lo inmediatamente previo y de lo destrozado que nos encuentra, la forma que tenemos en este momento de encarar la pandemia nos permite abordarla de una manera que aparentemente por ahora resultó ser mucho más exitosa que en Chile y Brasil que lo están abordando de una manera completamente diferente.”

“Lo que nosotros necesitamos es tener la mayor cantidad de camas disponibles en los hospitales”

“Lo que nosotros necesitamos, pensando en que ya sabemos que vamos a tener muchos más casos de coronavirus de los que tenemos en este momento, es tener la mayor cantidad de camas disponibles en los hospitales. Para abordar este problema tenemos la obligación de ser más eficaces en la prevención del dengue, en la vacunación contra la gripe. Necesitamos que se interne mucha menos gente por esas cosas, que ya sabemos como se previenen, para tener más camas disponibles para los que se van a tener que internar por el coronavirus. No tenemos la capacidad ni presupuestaria ni de infraestructura para construir en 10 días un hospital como pasó en China. Entonces tenemos la obligación de tomar todas las medidas de precaución y cuidado de otras cosas que pueden llevar a una persona a necesitar una cama de terapia intensiva para que cuando llegue el pico máximo de internaciones por el coronavirus no sea tan grave.”

Al 28 de marzo Italia registra: 66.414 casos positivos, 8.165 muertos y 10.950 curados.

Otras cuestiones de salud que no paran

Nada se detiene del todo pero en este momento estamos obligados a establecer prioridades. Todo el sistema de salud, estatal, privado, obras sociales, en este momento está preparándose para abordar el coronavirus y además está trabajando para prevenir su expansión y disminuirla lo máximo posible en pos de favorecer el aislamiento obligatorio. Todo lo que no sea imprescindible de hacer se dejo de hacer: las cirugías programadas, los turnos de control para diferentes cosas, etc. Por ejemplo, una mujer necesita hacer una interrupción legal del embarazo, en este momento, no hace falta internarse, se hace en su casa y ni siquiera hace falta acercarse al hospital muchas veces, porque en los mismos centros de salud está disponible la medicación. Eso no está afectado para nada. Otro ejemplo es la consulta odontológica, si estas con un dolor de muela que te morís, podes hacer todo en la guardia, pero si tenes que hacerte algún control eso dejo de ser imprescindible y puede esperar a que la situación vuelva a cierta normalidad.”

Si no es una guerra, ¿Qué es esto?

“Es una experiencia de un desafío que estamos teniendo para reformular y preguntarnos cómo nos cuidamos. Más que una guerra es como un gran operativo de amor. Lo que nosotros estamos haciendo en este momento es cuidar a los demás. No solamente las personas que trabajan en el sistema de salud, las personas que recolectan la basura, quienes están en las fuerzas de seguridad que están todo el tiempo en la calle. Cada uno de nosotros quedándonos en nuestras casas estamos cuidando a los demás.

“Más que una guerra es como un gran operativo de amor”

“Es una gran lucha colectiva para frenar una pandemia y para cuidarnos a nosotros. Y más allá de todo contenido espiritual está que nosotros por un lado sabemos que por el coronavirus la mayor parte de la gente que se muere está por encima de los 65 años. Pero además, si a nosotros se nos llega a saturar el sistema de salud, no es que se van a morir solo las personas mayores de coronavirus, se va a empezar a morir gente de todas las edades por muchas causas diferentes porque no va a haber donde internarlos.”

“si a nosotros se nos llega a saturar el sistema de salud se va a empezar a morir gente de todas las edades por muchas causas diferentes porque no va a haber donde internarlos”

La AFA prepara un hospital de campaña en su microestadio de futsal para enfrentar el conoravirus
La AFA prepara un hospital de campaña en su microestadio de futsal para enfrentar el conoravirus

“Operativo de amor”

“Se están haciendo muchas cosas al mismo tiempo para frenar esto. Además del aislamiento que es una medida muy eficaz, es muy importante también la capacidad de hacer el diagnostico. Por ejemplo, Japón es un país que tiene una densidad de población gigante, y nunca declaró el aislamiento con el nivel drástico como estamos teniendo nosotros acá, porque tienen una enorme capacidad para hacer el test diagnostico a gran escala y aislar a las personas diagnosticadas. También se suspendieron las clases y se pararon todas las actividades no esenciales, pero nunca dejaron de estar las calles con gente. Nosotros sabíamos desde el principio que no tenemos esa capacidad para detectar cada caso y aislarlo de la manera tan eficiente como para que no se propague de ninguna forma, pero estamos incrementando lo más posible la capacidad de hacer el test diagnostico.”

“estamos incrementando lo más posible la capacidad de hacer el test diagnostico”

“También lo que se está haciendo de una manera heroica, es la ampliación de la capacidad de respuesta del sistema de salud. En la provincia de Buenos Aires se están inaugurando hospitales que no se habían inaugurado hasta ahora, se están pensando en cosas que no eran hospitales hasta ahora para ver cómo se pueden refuncionalizar para que lo sean. Se está viendo de ampliar la planta de salud. Y otra cosa que es fundamental, que está estrechamente relacionada con el aislamiento es cómo hacemos nosotros para sostener el aislamiento. El impacto económico que tiene las medidas de aislamiento es terrible y hace que sea un límite para que se puedan sostener estas medidas. Y en un país como el nuestro que viene tan destrozado económicamente, tenemos que pensar como un problema serio para poder sostener estas medidas de aislamiento en la gente más pobre que está fuera del sistema que son a los primeros que se auxilió.”

“El impacto económico que tiene las medidas de aislamiento es terrible y hace que sea un límite para que se puedan sostener estas medidas”

“En este momento, nosotros prolongando el aislamiento estamos comprometiendo al pequeño comercio, a todos los locales gastronómicos del país, que son muchas veces pequeñas empresas que tienen miles y miles de empleados. Entonces tenemos que pensar también en cómo asegurarle la subsistencia a esas personas para poder seguir con este operativo de cuidado. Es algo que se está teniendo en cuenta cada vez que se toma este tipo de medidas. Además de dar la orden tenemos que asegurarnos de que la mayor parte de la población pueda cumplir esa orden que se le está dando, porque hay una cantidad de gente muy grande que vive de una manera muy precaria, que no tiene acceso a los servicios básicos, por lo que es muy difícil mantenerse aislados y quedarse en sus casas, porque la casa no es un buen lugar para quedarse.”

Foto Portada: REUTERS/Matias Baglietto