Escribe: Talita De Lazari

En las redes sociales la municipalidad publicó un aviso habilitando a trabajar durante la
cuarentena a parqueros, plomeros, electricistas y albañiles. La medida tomada por el
intendente Javier Iguacel, hecha pública por intermedio de la Dirección de Comercio
ayer por la mañana, devino en una fila de una cuadra, sin metro de distancia.

Javier iguacel, cuando estaba de moda destruir la salud pública

El ex Ministro y Secretario de Energía de la Nación y ex titular de la Dirección de Vialidad Nacional -durante el gobierno del pro- devenido en intendente del municipio bonaerense de Capitán Sarmiento, a contra mano de lo que indica el decreto nacional 297/20 que establece cuales son las actividades esenciales, informó por redes sociales que determinados oficios masculinizados son indispensables; por ende, pueden circular con permiso para trabajar, en el espacio público, varones, que estén realizando sus oficios solos, sin peones. El gobierno provincial habilitó un permiso de circulación a quienes realizan actividades esenciales de para personas que deban asistir a otras con discapacidad personas que deban atender una situación de fuerza mayor y dispensó un certificado para quienes lo necesiten en el marco de emergencia pública en materia sanitaria. Iguacel, a contra mano.

Pero el problema en sí mismo es que pone en riesgo a más gente de la que “ayuda” el
trabajo. El aislamiento es preventivo y obligatorio en todo el país. No puede haber orden feudal que no se entere.

El presidente Alberto Fernandez pidió que Argentina este unida, visibilizó el cuidado y
la responsabilidad que implica gobernar para todes, dijo “una economía que cae
siempre se levanta pero una vida que termina, no la levantamos más”. El mensaje es
claro, #quedatenecasa.
Mientras tanto, las tareas de cuidado -limpiar, cocinar, sacar piojos, cuidar adultos mayores, niñas niños- están a cargo mayormente de feminidades y en cuarentena, no se toman vacaciones, ni son un trabajo mejor pago. Las mujeres y feminidades de este pueblo, “no quedan en una mejor posición” ¿O sí? ¿Estamos limpiando más y ganando más? ¿Qué ganamos teniendo a los varones en las casas? ¿Qué ganamos saliendo? ¿Qué pasa si una se anota para salir a cortar el pasto para realizar tareas de albañilería, plomería, electricidad? Las tareas en sí mismas no tienen género, aquí como se enuncian, sí.
No es la primera vez que el Intendente Javier Iguacel define medidas contra las indicaciones recomendadas por el gobierno provincial o nacional. Anteriormente en Capitán Sarmiento había pedido voluntarixs para realizar tareas ante la pandemia ¿En quiénes hay que pensar a la hora de tomar medidas para la mayoría? ¿Cuál es la estrategia para tomar medidas que piensen que podemos vivir una cuarentena con derechos, todxs? Necesitamos cuidarnos y alinear decisiones porque acá el que innova no gana.